Las enfermedades que atacan el estómago y los intestinos, generalmente son ocasionadas por bacterias, parásitos, virus y algunos alimentos como leche y grasas, aunque también existen algunos medicamentos que las provocan. Dentro de los síntomas de dichas enfermedades está la diarrea y por consiguiente la deshidratación.

¿Quiénes tienen mayor riesgo de enfermar?

  • Niños menores de 5 años
  • Adultos mayores
  • Mujeres embarazadas
  • Personas con enfermedades crónicas
  • Personas que comen en lugares con mala higiene

¿Qué es la diarrea?

La diarrea no es una enfermedad, sino un síntoma causado por una infección que inició por comer alimentos en mal estado, agua contaminada, por intoxicación, antibióticos e inclusive intolerancia a la leche y sus derivados, como son: queso, crema y nata, entre otros.

Se caracteriza por tener más de 3 evacuaciones en 24 horas, o con una frecuencia mayor que la que se considera normal para la persona.

Las evacuaciones pueden ser blandas, semilíquidas o líquidas.

Puede estar acompañada por la sensación de seguir evacuando, dolor abdominal o cólico, movimientos en los intestinos, náusea, vómito, poco apetito, fiebre, malestar general y debilidad.

Puede ser causada por bacterias (fiebre tifoidea, cólera), virus (hepatitis A, rotavirus), hongos o parásitos, la mayoría de los cuales se transmiten por agua o alimentos contaminados.

La amenaza más grave de la diarrea es la deshidratación.

Consejos

  • El agua para beber siempre debe estar hervida o embotellada.
  • Siempre lava las frutas y verduras.
  • Evita comer la carne cruda.
  • Lávate las manos para preparar cualquier alimento.
  • Mantén limpia tu cocina al preparar los alimentos.
  • Ofrece a tu familia una dieta balanceada para evitar una mala nutrición.
  • Revisa la fecha de caducidad de los enlatados y envasados.
  • Evita consumir alimentos en puestos ambulantes.
  • Enséñale a tus hijos a lavarse las manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño.
  • Alimenta a tu bebé con leche materna, pues ayuda a que el organismo de las niñas y niños desarrolle defensas y pueda resistir enfermedades.

 

Es importante seguir estas recomendaciones y cuidar siempre lo que consumimos. 

 

Con información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).