La importancia del control prenatal

Puntos clave:

  • El control prenatal es clave para tener un parto sin riesgos ni complicaciones.
  • Los bebés nacidos de madres sin control durante el embarazo corren riesgo de ser prematuros o nacer con peso bajo u otras complicaciones de salud.

Si estás pensando tener un bebé, seguramente te has preguntado, ¿debería tener un control prenatal?

La importancia de que lleves tu control prenatal en orden, incluso si es un embarazo saludable, reside en lograr que evolucione de tal manera que ambos tengan un excelente estado de salud, solo así podrás garantizar que la llegada de tu bebé se dé en las mejores condiciones posibles, además, de esta manera tanto tú, como tu ginecólogo, tendrán una gran fuente de información sobre el desarrollo de ambos, lo que a su vez, puede ayudarlos a prevenir un gran número de complicaciones.

Tener un control regular desde una etapa muy temprana permite identificar a las pacientes con mayor riesgo obstétrico y perinatal, además de contribuir a conductas saludables durante el embarazo.

Algunos estudios incluso sugieren que los hijos nacidos de madres sin control prenatal tienen tres veces más riesgo de nacer con peso bajo y otras afecciones. Además de los cuidados médicos, muchas veces el control prenatal puede incluir educación, soporte emocional y preparación para el parto.

Objetivos del cuidado prenatal:

  • Vigilar muy de cerca el crecimiento del feto durante todo el embarazo.
  • Identificar señales que puedan indicar un embarazo de alto riesgo.
  • Ajustar las necesidades nutricionales tanto de la madre como del feto, a lo largo del embarazo y después del parto.
  • Diseñar un plan de actividades acorde a cada etapa del embarazo que beneficie tanto a la madre como al bebé, para lograr un parto sin dolor.
  • Reducir el riesgo de complicaciones tales como el parto prematuro.

El primer trimestre es fundamental ya que es durante esta etapa en la que se comenzarán a tomar decisiones importantes al evaluar el estado de salud de la madre para lograr un desarrollo adecuado del bebé.

Llegado el segundo trimestre, los cuidados y estudios irán orientados en conocer posibles enfermedades congénitas, sexo y estado de salud en general del bebé para descartar o identificar posibles factores de riesgo.

Durante el tercer y último trimestre, lo fundamental será el estado de salud general de ambos, haciendo hincapié en los cuidados pediátricos del recién nacido

En nuestro centro de Gineco-obstetricia del Centro Médico ABC ofrecemos servicios de salud a las mujeres con los más altos estándares de atención para mejorar la calidad de vida de nuestras pacientes.

Para conocer más, entra al siguiente enlace: https://bit.ly/2Ay5gaf

También te puede interesar

Centro de Gineco-obstetricia

Centro de trasplantes

Centro Neurológico