¿Tengo suficiente leche materna? Dudas frecuentes de la lactancia

Dudas Lactancia

Puntos clave:

  • El porcentaje de mujeres que producen poca cantidad de leche es muy bajo.
  • No existe una técnica universal para alimentar al bebé, pero se debe buscar la comodidad en cada caso.
  • Existen algunas contraindicaciones médicas que impiden lactar al bebé por su seguridad.

Durante el periodo de lactancia, es frecuente que las mamás tengan dudas referentes a la correcta alimentación de su bebé.

La Dra. Susana Cabrera Mendoza, IBCLC (International Board Certified Lactation Consultant) y pediatra neonatóloga del Centro Médico ABC, señala que, dentro de las dudas más comunes se encuentra todo lo referente a la cantidad de leche que se puede producir.

El temor a no producir suficiente leche y poder alimentar correctamente al bebé es algo recurrente en ellas; la Dra. Cabrera señala que en la práctica es muy difícil medir la verdadera producción que se genera, debido a que la cantidad extraída con un tiraleche no equivale al consumo succionado por el bebé cuando empieza a comer del pecho.

El porcentaje de mujeres que verdaderamente producen un poco cantidad de leche es muy bajo, y en la mayoría de los casos, la mujer es capaz de producir la cantidad necesaria para amamantar y ayudar en el crecimiento de su bebé.

Al no ser fiable de cuantificar esta producción, lo recomendable es que las mamás revisen día a día los signos de bienestar del bebé, en donde hay que analizar si está alegre, irritable, si la textura de su piel es suave, una buena hidratación, la cantidad de pañales utilizados al día, así como el incremento de peso; siendo todos estos indicadores de la ingesta diaria de tu bebé y, por lo tanto, traductores de la producción de leche.

El proceso de lactar para la madre no debería ser doloroso, indica la Dra. Cabrera, pero podría suceder que, al no tener una técnica correcta, se generen molestias. Aunque no existe una técnica patentada para alimentar a tu bebé, deberás encontrar la posición que más les acomode. Aun así, existen tips que se recomiendan seguir:

  • La posición de la mamá debe ser cómoda, con apoyo en la espalda y en un lugar seguro.
  • Deberás posicionar a tu bebé tratando de formar una línea vertical imaginaria entre el lóbulo de la oreja, el hombro y la cadera. Ayudado de la mano o algún otro objeto, podrás dar apoyo a la espalda o cadera para que esta posición se mantenga durante toda la tetada.
  • Buscar un agarre correcto por parte del bebé, para esto se deberá estimular con el pezón la boca del bebé para que la abra, una vez que esté abierta la boca, la madre deberá llevarlo hacia ella y no al revés.
  • Una vez que el bebé haya agarrado la mama, deberás checar que sus mejillas se vean redondeadas, los labios evertidos, el mentón pegado y se deberá ver casi nada de areola; también podrás ver como succiona y escuchar como deglute.

Otro temor de las madres es en caso de tener pezón plano o invertido, si esto afectará la alimentación del bebé. La realidad es que el bebé no succiona del pezón, sino de la mama, así que mientras haya un agarre correcto, no debería de haber problemas durante la tetada.

Las contraindicaciones absolutas para amamantar a tu bebé son muy pocas, la primera y más importante es que la mamá no quiera hacerlo, y nadie puede ni debe obligarte a hacerlo.

En segundo lugar, vendrían las contraindicaciones médicas, siendo casos donde una enfermedad podría poner en riesgo la salud de tu bebé, como cuando las mamás son VIH positivo o tienen tuberculosis activa no tratada, también lesiones de herpes en el pezón o algún absceso mamario pondrían en riesgo al bebé; de igual forma en caso de que la madre consuma drogas se recomienda no lactar.

Este contenido tiene fines informativos y no sustituye ninguna consulta con el especialista. En el Centro de la Mujer del Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada ¡Contáctanos! https://bit.ly/392ATKh

Fuente
https://youtu.be/IV5OuwR3ghk