Bursitis de la rodilla

21:53 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Bursitis de la rodilla?

Se trata del proceso inflamatorio de una de las bursas o bolsas de líquido sinovial que se encuentran cercanas a la articulación de la rodilla y que sirven para lubricarla, aminorar el roce con los huesos y fungir como amortiguador en el movimiento. Cuando aparece la bursitis, el movimiento de la rodilla queda restringido, provocando dolor, rigidez y dificultad para caminar. Existen cinco bursas que circundan la rodilla:
  • Prerrotuliana: se ubica al frente de la rótula.
  • Infrarrotuliana superficial: al frente del tendón rotuliano.
  • Infrarrotuliana profunda: detrás del tendón rotuliano.
  • Pata de ganso: en el interior de la rodilla.
  • Semimembranosa: por arriba de la pata de ganso.
Si bien, cualquier bursa es susceptible a inflamarse, la prerrotuliana es la que lo hace con mayor frecuencia, siendo el tratamiento convencional el establecimiento de actividades de cuidado personal, fisioterapia y medicamentos para controlar la sintomatología. El origen de la bursitis de rodilla obedece, entre otras causas, a:
  • Procesos infecciosos.
  • Diabetes.
  • Artritis.
  • Gota.
  • Artrosis.
  • Movimientos repetitivos constantes.
  • Fricción o sobrecarga excesiva de actividad.
  • Traumatismos en la rodilla.
  • Sobrepeso y obesidad.

Síntomas

La sintomatología característica suele depender de la bursa inflamada y el origen del proceso inflamatorio, pero, los síntomas más comunes son:
  • Calor en la rodilla.
  • Hipersensiblidad en el área afectada.
  • Dolor en movimiento y en reposo.
  • Dificultades para caminar.
  • Limitación parcial o total del movimiento articular.

Diagnóstico y tratamiento

Una vez que tu ortopedista analice tu sintomatología e historial clínico, te realizará una revisión física en la que podrá comparar el tamaño de ambas rodillas, tocar diferentes puntos para percatarse de las áreas sensibles, buscar signos de infección y medir la capacidad de movimiento de la articulación. Con el fin de corroborar el diagnóstico y descartar otras afecciones, te tomarán radiografía, ecografía y resonancia magnética de la rodilla. En caso de haber evidencias de infección, te aspirarán una muestra del líquido contenido en la bursa para analizarla en el laboratorio. Con frecuencia, la bursitis mejora si sigues las recomendaciones de reposo, evitar movimientos y sobrecargas por un tiempo, ingerir analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos (solo si existe infección). Adicionalmente, pueden recomedarte el uso de vendas de compresión o soportes ortopédicos para acelerar la curación. Si lo considera necesario, el ortopedista podrá combinar el tratamiento farmacológico con sesiones de terapia física que te ayuden a restablecer el movimiento y adquirir mayor fuerza muscular. Cuando los tratamientos conservadores no dan resultado, las opciones son la utilización de corticosteroides inyectados directamente en la bursa, extracción del líquido a través de una aguja de aspiración, o en casos extremos, la extirpación quirúrgica de la bursa. En el Centro de Ortopedia y Traumatología buscamos mejorar la vida de los pacientes restringidos o inmovilizados por trastornos o lesiones musculoesqueléticas. Nos especializamos en el cuidado del aparato locomotor mediante la integración de los últimos avances médicos, biológicos y tecnológicos, en estricto apego a los más elevados estándares internacionales de atención al paciente.

Fuentes:

  • middlesexhealth.org
  • orthoinfo.aaos.org
  • medlineplus.gov
  • cigna.com
  • mayoclinic.org
  • topdoctors.es
  • medigraphic.com
  • Carrillo-Esper R, Zepeda-Mendoza AD, Pérez-Calatayud A, et al. Bursitis anserina. Med Sur. 2014;21(2):77-80.
  • Gutiérrez GJ, Fernández FM, Sandoval HS. Tendinitis y bursitis de la pata de ganso. Ortho-tips. 2014;10(3):163-178.
  • Lara-de la Fuente R. Infiltraciones con esteroides en ortopedia. Acta Ortop Mex. 2011 Ene-Feb;25(1):12-16.
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.