Centro Médico ABC > Padecimientos > Codo de golfista

Codo de golfista

21:53 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Codo de golfista?

Es un padecimiento que produce dolor en el área interna del antebrazo debido a desgarros en los tendones que unen el tejido muscular con la articulación del codo y el hueso por efecto de movimientos repetitivos, ya sea por deporte o por trabajo.

El codo de golfista o epicondilitis medial se origina por lesiones musculares y tendinosas provocadas por agarres prolongados con la mano y exceso de presión en la muñeca y los dedos, situaciones que suelen darse, además de en el golf, en el tenis, beisbol, tiro con arco, levantamiento de pesas, carpintería y albañilería, entre otras actividades.

Riesgos potenciales:

  • Haber sobrepasado los 40 años de edad.
  • Realizar movimientos repetitivos cotidianamente, ya sea por deporte o trabajo.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Tabaquismo.

Signos y síntomas Codo de golfista

  • Dolor que comienza en la zona interna del codo e irradia hacia el antebrazo.
  • El dolor se incrementa al cerrar el puño, saludar de mano o flexionar la muñeca.
  • Hipersensibilidad en el antebrazo afectado.
  • Entumecimiento.
  • Falta de fuerza en el brazo y la mano.
  • Hormigueo y adormecimiento en el antebrazo y los dedos.

Es importante que si experimentas estos síntomas y además presentas temperatura elevada, inflamación e incapacidad de flexión en el codo, acudas de inmediato con un ortopedista para recibir un diagnóstico y tratamiento oportunos.

¿Cómo prevenir el codo de golfista?

  • Realiza ejercicios que te ayuden a fortalecer la musculatura del antebrazo.
  • Calienta tus músculos antes de comenzar cualquier actividad física que involucre movimientos repetitivos.
  • Aprende la técnica y postura adecuadas para practicar el deporte o actividad que vas a realizar.
  • Utiliza muñequeras que le den soporte a esa área y reduzcan la tensión ejercida en el codo.
  • Suspende la actividad y guarda reposo cuando sientas algún indicio de molestia en el codo.

Diagnóstico y tratamiento Codo de golfista

Una vez que el ortopedista analice tu sintomatología e historial clínico, te realizará una revisión física en la que presionará diversos puntos del área afectada y te pedirá que hagas movimientos para observar el nivel de dolor y entumecimiento que presentas.

Si sospecha de alguna otra lesión o de cierta enfermedad, te tomará radiografías y resonancia magnética.

El tratamiento a seguir dependerá de la gravedad de la lesión y la intensidad de la sintomatología, pero, por lo general, te recetarán analgésicos y antiinflamatorios, así como una serie de recomendaciones para acelerar tu recuperación y evitar complicaciones:

  • Guarda reposo, no retomes la actividad hasta que estés completamente curado y cuando lo hagas, lleva una secuencia progresiva.
  • Aplica hielo en el codo.
  • Colócate un artefacto de inmovilización.
  • Realiza ejercicios de fuerza y flexibilidad.

Cuando el tratamiento conservador no tiene buenos resultados y se torna un padecimiento crónico que llega a limitar el movimiento de manera importante, puede contemplarse la opción quirúrgica.

En el Centro de Ortopedia y Traumatología buscamos mejorar la vida de los pacientes restringidos o inmovilizados por trastornos o lesiones musculoesqueléticas. Nos especializamos en el cuidado del aparato locomotor mediante la integración de los últimos avances médicos, biológicos y tecnológicos, en estricto apego a los más elevados estándares internacionales de atención al paciente.

Fuentes:

  • cun.es
  • sanitas.es
  • mayoclinic.org.
  • stanfordchildrens.org
  • medilineplus.gov
  • topdoctors.es
  • msdmanuals.com
  • medigraphic.com

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.