Cordoma

21:54 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Cordoma?

Es un padecimiento oncológico que ataca los huesos de la base del cráneo y la columna vertebral, formándose a partir de las células de un tejido llamado notocorda, que es una estructura embrionaria importante que posteriormente se transformará en los discos de la columna vertebral.

La mayoría de los cordomas se desarrollan en la parte inferior de la columna vertebral, en el hueso sacro, y en menor proporción, en la base del cráneo y en las cervicales. En casos raros, se presentan en costillas, piernas y pies.

Se desconoce la razón por la que las células de la notocorda se pueden volver cancerosas, ya que hasta el momento no existe relación con factores alimentarios o ambientales. Los estudios científicos señalan que la mayoría de los cordomas se forman aleatoriamente y no como resultado genético hereditario.

A pesar de que el cordoma puede surgir a cualquier edad, se presenta con mayor frecuencia entre los 45 y 65 años de edad, siendo los varones más propensos a padecerlo.

El cordoma tiende a desarrollarse con lentitud y no genera sintomatología cuando empieza, pero, en algunos casos, avanza con gran rapidez y alto riesgo de metástasis (diseminación a otras áreas del cuerpo) en pulmones, hígado, huesos o ganglios linfáticos.

Existen cuatro tipos de cordomas:

  • Clásico: es el más común.
  • Escasamente diferenciado: de crecimiento rápido y por lo regular se presenta con mayor frecuencia en niños y jóvenes.
  • Desdiferenciado: su crecimiento es acelerado y puede terminar en metástasis.
  • Condroide: denominación que ayuda a diferenciar el cordoma convencional del condrosarcoma.

Signos y síntomas Cordoma

A medida que el tumor crece, va ejerciendo presión sobre el cerebro o la médula espinal, ocasionando:

  • Abultamiento significativo en la zona ósea afectada.
  • Episodios dolorosos.
  • Debilidad.
  • Entumecimiento en espalda, brazos o piernas.
  • Visión doble.
  • Problemas en vejiga e intestino.

Diagnóstico y tratamiento Cordoma

Una vez que el oncólogo analice tu sintomatología e historial clínico, te realizará una revisión física en busca de signos que le indiquen la presencia de un cordoma. Adicionalmente, te solicitará estudios de imagen como radiografías, resonancia magnética, tomografía computarizada, y extraerá una biopsia de tejido para analizar en el laboratorio.

Al establecer el diagnóstico, el tratamiento a seguir dependerá del grado de avance del tumor, ubicación y tamaño, así como si ha invadido nervios u otros tejidos. Sin embargo, la terapéutica indicada consiste en:

  • Cirugía para remover los tumores.
  • Quimioterapia.
  • Radioterapia.
  • Terapia dirigida.

El cordoma es difícil de tratar porque se envuelven estructuras importantes como el tronco encefálico, la médula espinal, arterias y nervios. Además de que puede volver a formarse o regresar después del tratamiento.

Nuestro Centro de Cáncer, desde su inauguración en 2009, te ofrece tratamientos de quimioterapia y radioterapia a la altura de los mejores centros médicos del mundo a través de un modelo de atención integral para el paciente oncológico.

Fuentes:

  • cancer.org
  • cancer.net
  • cancer.gov
  • chordomafoundation.org
  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • medigraphic.com
  • García SJM, López-Villa EE, López BS. Osteotomía tipo Le Fort I para resección de cordoma de clivus. Rev Mex Cir Bucal Maxilofac. 2018;14(3):146-156.
  • Figueredo AH, Rivero TJR, Rivero TCE. Reto neuroquirúrgico actual del cordoma cervical. Rev Cub Med Mil . 2018;47(1):88-947.
  • Rosales TP, Pila PR, Pila PR. Cordoma sacrococcígeo. Mediciego. 2017;23(3):24-29.
  • Venegas GLN, García ÁEE Morán MAJ, Tavares MG, et al. Cordoma: Reporte de caso y revisión de la literatura. Rev Med MD. 2014;5.6(3):164-167.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.