Parálisis de Bell

21:55 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Parálisis de Bell?

Es un padecimiento que se manifiesta con debilidad muscular facial abrupta, haciendo que la mitad de la cara se vea desnivelada hacia abajo, al intentar sonreír solo se logre hacerlo en uno de los lados y el ojo de la parte afectada no puede cerrarse del todo. En unas semanas, la debilidad suele mejorar y en raras ocasiones puede afectar los nervios de ambos lados de la cara. La parálisis de Bell o parálisis facial puede presentarse en personas de todas las edades y aunque se desconoce el origen, las investigaciones señalan que puede deberse a la inflamación del nervio encargado de manejar los músculos del rostro o a un efecto secundario de un proceso infeccioso provocado por un virus, tales como:
  • Influenza.
  • Herpes simple.
  • Citomegalovirus.
  • Mononucleosis infecciosa.
  • Padecimientos respiratorios.
  • Herpes zóster.
  • Paperas.
  • Rubéola.
Como todo padecimiento, existen una serie de factores que pueden influir en la aparición de la parálisis de Bell, entre ellos:
  • Diabetes.
  • Embarazo.
  • Infección de las vías respiratorias superiores.

Síntomas

La sintomatología aparece repentinamente y consiste en:
  • Salivación y lagrimeo excesivos con escurrimientos.
  • Problemas para gesticular.
  • Descendimiento de nivel de un lado del rostro.
  • Debilidad leve a parálisis total de un lado de la cara.
  • Jaqueca.
  • Mandíbula adolorida.
  • Dolor en el oído del lado dañado.
  • Mayor sensibilidad al sonido en el lado afectado.
  • Sentido del gusto deteriorado.
Generalmente, los síntomas mejoran en algunas semanas y la recuperación total suele darse en un plazo de seis meses. En raras ocasiones, se continúan teniendo los síntomas de la parálisis de Bell de por vida.

Riesgos potenciales:

  • Pérdida total o parcial de la vista al verse afectada la córnea.
  • Sinquinesis, en donde falta control muscular y al realizar un movimiento, se hace otro involuntario.
  • Nervio facial dañado.

Diagnóstico y tratamiento

Una vez que tu médico analice tu sintomatología e historial clínico, te realizará una revisión física del rostro y te pedirá hacer diversos movimientos. Además, te solicitará estudios como electromiografía, tomografía computarizada y resonancia magnética, para determinar que se trata de una parálisis de Bell. El tratamiento consiste en la ingesta de:
  • Corticosteroides.
  • Medicamentos antivirales.
  • Fisioterapia
En ciertos casos, puede requerirse cirugía de descompresión para liberar el nervio facial o en otros, cirugía plástica para solucionar efectos nocivos en la cara. En el Centro Neurológico, un grupo de médicos altamente capacitados y certificados en las diversas especialidades neurológicas están preparados para atenderte con la calidad y calidez que nos caracteriza.

Especialistas

  • Neurología
  • Neurocirugía
  • Cirugía de columna
  • Neurocirugía pediátrica
  • Neurofisiología
  • Neuro-rehabilitación
  • Neuro-patología
  • Neuro-radiología intervencionista
  • Neuropsicología
  • Neuro-oncología
  • Neuro-otología
  • Epilepsia
  • Neuro-oftalmología
  • Neuroimagen

Fuentes:

  • aao.org
  • cun.es
  • mayocilinic.org
  • medlineplus.gov
  • msdmanuals.com
  • topdoctors.es
  • medigraphic.com
  • Montoya AP, Morales FM, Murillo AK. Parálisis de Bell. Revista Médica Sinergia. 2021;6(06):1-10.
  • Martín PB, Pérez RE, Yumar CAC, et al. Efectividad de la rehabilitación en la parálisis de Bell. Rev Cub de Med Fis y Rehab. 2017;9(1):1-14.
  • Aceves-Rodríguez R, Sosa-Luna CA, Duvignau-Dondé E. Estimulación magnética transcraneal del nervio facial en individuos con parálisis de Bell. Rev Neurol Neurocir Psiquiat. 2009;42(1-4):13-20.
  • Ferrera MT, Hernández ZMS, Castro ALR, et al. Evaluación clínica y funcional de pacientes con parálisis de Bell tratados con láser. MediSan. 2015;19(12):5056-5062.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.