Centro Médico ABC > Padecimientos > Vaginosis bacteriana

Vaginosis bacteriana

21:56 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Vaginosis bacteriana?

Se refiere a una infección vaginal bastante común, principalmente en mujeres sexualmente activas, ocasionada por una alteración del pH o nivel de acidez natural de la vagina que promueve un desequilibrio entre las bacterias benéficas, llamadas lactobacilos; y las bacterias dañinas, conocidas como anaerobios; provocando un exceso de estas últimas, lo que genera un proceso inflamatorio.

Existen algunos factores que contribuyen a su aparición:

  • Baja producción de lactobacilos.
  • Promiscuidad y relaciones lésbicas.
  • Exceso de duchas vaginales.

Síntomas

Muchas mujeres no presentan signos, pero la sintomatología característica incluye:

  • Irritación al orinar.
  • Prurito vaginal.
  • Ardor y dolor vaginal durante el coito.
  • Fetidez vaginal.
  • Fluidos vaginales de baja viscosidad y tonalidades blancas, grises o verdosas.

Si estás embarazada y presentas estos síntomas, es importante que acudas de inmediato con tu ginecólogo para valorarte y en caso de ser necesario, iniciar con el tratamiento para disminuir las probabilidades de un parto prematuro.

Posibles riesgos:

A pesar de que la vaginosis bacteriana no suele generar problemas, en ocasiones puede ocasionar:

  • Parto prematuro o bebé de bajo peso al nacer.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Contagio de enfermedades de transmisión sexual.
  • Mayor probabilidad de contraer una infección después de alguna cirugía ginecológica.

Diagnóstico y tratamiento

Una vez que tu médico analice tu sintomatología e historial clínico, te hará una revisión física de la pelvis, tomará muestras de tus secreciones vaginales para verificar si hay un crecimiento excesivo de bacterias anaeróbicas en la flora vaginal y examinará el pH de tu vagina.

El tratamiento indicado para la vaginosis bacteriana incluye principalmente antibióticos orales y tópicos.

Además, tu médico te recomendará evitar tener relaciones sexuales durante el tiempo que dure el tratamiento y esperar siete días posteriores a su finalización para retomarlas.

Es importante que sigas al pie de la letra las recomendaciones de tu médico, incluso si las molestias desaparecen, ya que de no hacerlo puedes volver a padecer la infección en repetidas ocasiones.

Cuando se trata de una relación heterosexual no es necesario tratar a la pareja sexual masculina de una mujer infectada. Sin embargo, en una relación lésbica es necesario que ambas mujeres sean valoradas clínicamente porque resulta común que la infección se propague entre ellas.

Prevención:

Tú puedes ayudar a reducir el riesgo de padecer vaginosis bacteriana si evitas las duchas vaginales, el uso de tampones y de toallas femeninas con aromas, utilizas preservativos y limitas el número de parejas sexuales.

En el Centro de la Mujer, la salud integral de la mujer es nuestra prioridad, por lo que te ofrecemos servicios enfocados a las mujeres en todas sus etapas cronológicas con los más elevados estándares de atención para mejorar su calidad de vida, a través de la más amplia gama de servicios de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento.

Cuenta con tres unidades especializadas:

  • Centro de Obstetricia.
  • Centro de Ginecología.
  • Ginecología en la adolescencia

Fuentes:

  • ginecanes.es
  • topdoctors.es
  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • msdmanuals.com
  • medigraphic.com
  • Trejos VR. Vaginosis bacteriana. Rev Med Cos Cen. 2012;69(602):183-187.
  • Spengler GL, Ayala RI, García RA. Infecciones cervicovaginales en exudados vaginales. Rev Cub Med Mil. 2020;49(3):.
  • López PM, Palma MS, García GD. Infecciones cervicovaginales en pacientes sintomáticas atendidas en la Consulta externa de Ginecología. Acta Med Cent. 2020;14(1):53-59.
  • Santos FRS, Casado MPR, Méndez JO, et al. Efectividad del sistema de puntuación de Nugent en el diagnóstico de vaginosis bacteriana. AMC. 2017;21(6):729-739.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.