Complicaciones después de un trasplante renal

El trasplante de riñón es la implantación de un riñón en un paciente con insuficiencia renal terminal (IRT).

Dependiendo de la fuente del órgano donador, el trasplante es típicamente clasificado como de donante fallecido o de donador vivo. Los trasplantes de donador vivo se caracterizan como trasplante emparentado o no emparentado, dependiendo de si hay o no un parentesco consanguíneo, civil (adopción) o afinidad (matrimonio).

Aunque es un tratamiento exitoso para los pacientes con enfermedad renal en etapa terminal, pueden presentarse complicaciones, por lo que es importante conocer los síntomas más comunes, reportárselos a tu médico y obtener el tratamiento necesario

Algunas complicaciones después de un trasplante renal pueden ser:

  • Sangrado: puede ocurrir posterior a cualquier cirugía porque se cortan tejidos y vasos sanguíneos. Se detecta dentro de las primeras 12 a 24 horas.
  • Trombosis vascular: se pueden llegar a formar coágulos en los vasos sanguíneos del riñón, causando un bloqueo de corriente sanguínea.
  • Estenosis de la arteria renal: el vaso sanguíneo principal que entra al riñón puede llegar a estrecharse mientras se cura, por lo que el flujo sanguíneo (y por ende, del oxígeno que transporta la sangre en la arteria renal) disminuye.
  • Estenosis ureteral y goteo de orina: el uréter es un tubo que drena la orina del riñón a la vejiga y algunas veces este podría no sanar adecuadamente, lo que puede causar su estrechamiento y obstrucción del flujo de la orina, o en caso contrario, desprenderse y causar que la orina gotee al abdomen

Es importante notificar al médico tratante en caso de presentar alguna de las complicaciones anteriores.

En Centro Médico ABC contamos con un Centro de Trasplantes en el que tenemos una Clínica de Nefrotrasplantes. Para mayor información, comunícate al: 5230-8081

*Consulta a tu médico