Linfoma: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Autor: Yvette Neme Yunes.

Especialidad: Especialista en hematología, trasplante de médula ósea y medicina interna.

Linfoma: síntomas, diagnóstico y tratamiento

El linfoma es un cáncer que se origina en las células llamadas linfocitos, las cuales forman parte del sistema de defensa del organismo. Puede presentarse en cualquier sitio en donde haya tejido linfoide, como ganglios linfáticos, bazo, timo, médula ósea o amígdalas.

De forma general, los linfomas se dividen en Hodgkin y No Hodgkin. Los No Hodgkin son los más frecuentes, sin embargo, existen muchos subtipos de ambos linfomas y, dependiendo cuál es el que tiene el paciente, el comportamiento y la respuesta al tratamiento varían.

Las personas mayores de 60 años son quienes tienen más riesgo de padecer linfoma No Hodgkin, mientras y quienes tienen entre 15 y 40 años o mayores de 55 son más propicias a desarrollar linfoma Hodgkin.

También las personas inmunosuprimidas (trasplantadas, infectadas por VIH, con inmunodeficiencia congénita), quienes tienen alguna enfermedad inmunológica como lupus eritematoso sistémico o enfermedad celiaca, así como personas que recibieron radiación para tratar algún cáncer y las que han estado expuestas a bencenos o pesticidas son propensas a desarrollar linfoma No Hodgkin.

Síntomas

  • Crecimiento de ganglios, los cuales no suelen ser dolorosos y aparecen en cuello, axilas e ingles, con mayor frecuencia.
  • Fiebre no explicada por algún proceso infeccioso.
  • Pérdida de peso de forma involuntaria (mayor al 10% del peso en menos de seis meses).
  • Sudoraciones nocturnas en exceso.
  • Cansancio importante.
  • Algunas veces puede haber comezón.
  • Falta de aire o tos.

Diagnóstico

Para tener un diagnóstico definitivo, siempre es necesario realizar una biopsia de ganglio para que sea analizado por el laboratorio de patología, lo cual ayudará al médico a clasificar correctamente el tipo de linfoma que se padece y a decidir el mejor tratamiento.

Si el diagnóstico es confirmado, deben realizarse estudios de imagen (tomografía o PET-CT) para documentar qué tan extendido se encuentra el cáncer en el cuerpo y, en algunos casos, es necesario también realizar una biopsia de médula ósea (habitualmente de cresta iliaca posterior) para determinar si existe infiltración por linfoma en ese sitio.

Por lo general, se realizan también análisis de sangre, los cuales ayudan a determinar si debe hacerse alguna modificación al tratamiento y a observar algunas características del linfoma.

Tratamiento

La mayoría de los linfomas pueden ser tratados con éxito. El tratamiento por lo general es con quimioterapia intravenosa acompañada de inmunoterapia (anticuerpos dirigidos contra el linfocito maligno).

En algunos casos, puede recurrirse a la radioterapia (por ejemplo, cuando son linfomas no agresivos y están localizados en una sola región) o la combinación de ambas (quimioterapia y radioterapia).

En los últimos años se han desarrollado moléculas que son efectivas para el tratamiento del linfoma y que se administran por vía oral. Con algunos tipos y casos de linfoma se llega a utilizar el trasplante de médula ósea como parte del tratamiento. La cirugía no es un tratamiento efectivo para la mayoría de los linfomas y se utiliza únicamente en algunos casos.

 

Si tienes sospecha de que puedas tener linfoma, acude con tu médico quien debe realizar una historia clínica, así como una exploración física completa, ya que hay otras enfermedades con las que puede confundirse.

El Centro de Cáncer ABC cuenta con especialistas en linfomas, cirujanos oncólogos, radio-oncólogos y un patólogo especializado en este tipo de enfermedades derivadas de las células de la sangre y un laboratorio de biología molecular que permite clasificar de mejor manera a los linfomas.

De igual forma, se cuenta con tecnología de vanguardia para la realización de estudios de radiología y medicina nuclear, lo que ayuda a estatificar estas enfermedades de forma adecuada.

Para el tratamiento, el Centro de Cáncer tiene acceso a los medicamentos más novedosos para el manejo de linfomas y, cuenta con un área de quimioterapia ambulatoria y una unidad de radioterapia en Campus Observatorio, así como un Centro de Infusión en Campus Santa Fe

 

Centro de Cáncer
(55) 5230 3722 ext. 3528 y 3529

 


Sitios de interés o fuentes de información

https://medlineplus.gov › spanish › lymphoma

https://lymphoma-action.org.uk › media › documents

https://www.cancer.org › PDF › Public › 8649.00.pdf

https://www.cancer.org › cancer-control › cancer-types