Enfrentar lo desconocido siempre ha sido un temor arraigado en la mente y el alma humana. La pandemia causada por el nuevo virus SARS-CoV-2 llegó a nosotros de improviso y, aunque ya contábamos con un “Plan de preparación y respuesta ante virus respiratorios”, no sabíamos cómo se contagiaba este nuevo virus que se extendía por el mundo.

Esta es la cronología de un año que recordaremos por siempre:

Alerta preventiva sobre los casos infecciosos detectados en China, con base en la información de la Organización Mundial de la Salud.

La Unidad de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria activó y lidereó el Comité de “Plan y Preparación de Respuestas ante Pandemia por Virus Respiratorios” conformado por los directores y jefes de área, para definir actividades, rutas y áreas de atención, recursos materiales, vías de comunicación y conformó un equipo de colaboradores enfocados en la enseñanza y capacitación.

A nivel mundial la OMS declaró la emergencia epidemiológica.

Declaración a nivel nacional la Fase 1 de contingencia epidemiológica: Importación de casos.

Integración de un equipo con el área de biología molecular y los jefes de laboratorio de ambos campus para definir el procedimiento para la toma de muestras a casos sospechosos. Gestión y validación de pruebas PCR de SARS-CoV-2 ante el InDRE.

Desarrollo del “Plan de Preparación y Respuesta ante Pandemias por Virus Respiratorios”.

CONFIRMACIÓN DEL PRIMER CASO POSITIVO A SARS-CoV-2 en México

Activación del código EPI-2 “Plan de preparación y respuesta ante epidemia o pandemia por virus respiratorios SARS-CoV-2”: Definición del Triage Respiratorio y rutas de atención.

Notificación de los primeros casos sospechosos y envío de muestras a la Secretaría de Salud Federal para validación de PCR y detección de SARS-CoV-2 por el InDRE.

Se implementó a nivel nacional la Fase 2 de contingencia epidemiológica: Transmisión comunitaria.

A través de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria se realizan las notificaciones y seguimiento del 100% de los casos confirmados de SARS-CoV-2 en la plataforma federal denominada “Unidades Monitoras de Enfermedades Respiratorias” (USMER).

Implementación del esquema de trabajo Home Office para más de 300 colaboradores administrativos y de servicios.

Donación a empleados de 3,384 productos perecederos de la tienda de regalos por parte del grupo de Damas Voluntarias.

Se decide atender los casos de COVID-19 únicamente en el Campus Observatorio coordinando esfuerzos para dar una respuesta oportuna y haciendo cambios en infraestructura y tecnología para la reconfiguración de las instalaciones entre los que destacan:

  • Blindaje del Centro de Cáncer y definición de protocolos de prevención y control de infecciones.
  • Segunda reconversión hospitalaria de las torres Annie Cass y Jordan Black para aumentar la capacidad instalada de hospitalización COVID-19, asignando 46 camas de terapia intensiva, 95 camas de hospitalización y área para vestidores y baños de colaboradores.
  • Rehabilitación de equipo médico para la implementación de circuitos cerrados de televisión para monitoreo de pacientes con sospecha o confirmación de diagnóstico reduciendo la exposición de los profesionales de la salud a las áreas de mayor riesgo de transmisión.
  • Conformación de plantillas de personal de las nuevas unidades con el apoyo de enfermeras, auxiliares de enfermería, camilleros, supervisores, auxiliares administrativos y médicos residentes.
  • Contratación de 322 vacantes en diversas áreas de ambos campus.
  • Intervención a pacientes y soporte de comunicación a familiares por medio de la Clínica de Apoyo Emocional.


Actividades de Farmacia Intrahospitalaria:

  • Adquisición de fármacos esenciales de acuerdo con la evolución de requerimientos
  • Creación de un nuevo circuito de dispensación de medicamentos dentro del área
  • Implementación de nuevo proceso de solicitud, abasto y devolución de fármacos
  • Definición de protocolos y actualización de tratamientos
  • Elaboración de herramientas visuales con información oportuna de fuentes oficiales sobre los tratamientos

Al Campus Santa Fe se le asignó la atención médica de padecimientos distintos a COVID-19 por lo que se realizaron las siguientes adecuaciones:

  • Reubicación del sistema robótico Da Vinci del Campus Observatorio para continuar con procedimientos quirúrgicos.
  • Definición del Protocolo de atención a pacientes no COVID-19 para cirugías programadas.
  • Seguimiento a pacientes ambulatorios y donación de 500 oxímetros por parte de las Damas Voluntarias.
  • Instauración de la plataforma de telemedicina para dar continuidad a más de 2,000 pacientes COVID-19 no hospitalizados.
  • Coordinación de sesiones clínicas y juntas de trabajo de manera virtual.
  • Incorporación de recursos de inteligencia artificial para mejorar los diagnósticos clínicos en el área de Radiología e Imagen Molecular.
  • Adaptación de procesos electrónicos para la atención de temas administrativos.
  • Desarrollo del Programa de “Atención e investigación epidemiológica para colaboradores”.
  • Implementación del “Programa de Salud Mental” para atender a colaboradores en diversos temas como manejo de ansiedad, trastornos del sueño y alimentarios, depresión y manejo del duelo, entre otros.

Inversión adicional para dar vigilancia, atención y seguimiento de colaboradores en el Triage Respiratorio, casos ambulatorios y de hospitalización

  • Más de 100 internamientos de colaboradores en la Unidad de Terapia Intensiva por más de un mes.
  • Monitoreo y seguimiento de casos de internamientos por medio de telemedicina.
  • Atención preventiva de 2,900 colaboradores para la detección temprana.

En aspectos de investigación, se publicaron los siguientes documentos:

  • 10 Tesis de residentes relacionados con investigaciones en pacientes con infección por SARS-CoV-2
  • 1 Tesis referente al desgaste del personal médico
  • 12 Protocolos de estudio
  • 2 Artículos médicos
  • 1 Tesis relacionada con pacientes cardiológicos
  • 1 Protocolo de investigación

Se realizaron estrategias de reactivación de servicios:

Los Centros de Alta Especialidad de Ortopedia y Neurología implementaron paquetes de estudios de Radiología e Imagen Molecular y Laboratorio, Banco de Sangre se preparó para dar inicio a la campaña de donación altruista, Medicina Preventiva modificó sus paquetes de check up orientados a garantizar las medidas de seguridad, Medicina Física y Rehabilitación generó medidas de prevención y control de infecciones para minimizar riesgos de contagio, Centro de Nutrición & Obesidad realizó ajustes en los horarios y cuestionarios de salud previos a la asistencia al Centro, Pediatría implementó el protocolo de detección oportuna de pacientes portadores de COVID-19, Transplante de Médula Ósea llevó a cabo sesiones virtuales informativas con los familiares previas al ingreso de los pacientes y se intensificó la comunicación con las aseguradoras en convenio por medio del esquema de “Mesa de ayuda” para mantener vigentes los acuerdos con el objetivo de conservar el flujo de pacientes asegurados y reducir el impacto por falta de atención en los Módulos de las Aseguradoras.

Medicina Interna trabajó en el protocolo de “Atención con plasma para COVID-19”.
La Vicepresidencia Médica editó un boletín especial con noticias y avances para mantener informada a la comunidad médica del ABC.

Primera edición del “Boletín epidemiológico institucional” para informar sobre la situación epidemiológica mundial.

Desarrollo de paquetes de atención post-COVID-19 para el tratamiento de secuelas por SARS-CoV-2.

  • Apoyo a instituciones gubernamentales y desarrollo de estrategia de vacunación de influenza para colaboradores.
  • Elaboración de protocolo para establecer los criterios y reglas de operación para la Institución, así como el funcionamiento y atención de la Unidad para Pacientes con COVID-19. También creó un grupo especializado de estrategia y acción (Think Tank), para diseñar los planes de blindaje y posicionamiento del ABC.
  • Creación del reconocimiento “Orgullo ABC”, que galardonó a más de 500 colaboradores en primera línea de atención de pacientes COVID-19.
  • Donación de más de 4,000 artículos de higiene personal, tenis y snacks, entre otros realizada por las Damas Voluntarias a través de ConTHacto para los colaboradores que atendían directamente a los pacientes.

En respuesta al descenso de pacientes COVID-19 que requerían atención hospitalaria, se crea la estrategia para reactivar Campus Observatorio con las siguientes acciones:

  • Traslado de la zona COVID-19 al tercer piso de la Torre Central equipada con 44 camas (22 para terapias intensivas y 22 de medicina interna) y con diferentes filtros de acceso y salida para evitar contaminación cruzada por flujos operativos.
  • Inicio de toma de muestras para detección de antígeno de COVID-19 y difusión en redes sociales y medios internos.
  • En preparación a la reapertura de la tienda de regalos, las Damas Voluntarias realizaron un análisis de su oferta de productos y trabajaron en un horario reducido.

El gobierno de la Ciudad de México anunció el cierre de establecimientos y la restricción de actividades esenciales debido a un rebrote.

Con una lista de espera de 558 pacientes para ingresar al Triage Respiratorio, ingresaron 31; 163 fueron atendidos en otras instituciones y 193 cancelaron su ingreso. 81 pacientes reingresaron nuevamente a lista de espera para ser atendidos.

La Unidad de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria en enlace con la Asociación Nacional de Hospitales Privados para la gestión de la distribución de la vacuna contra la COVID-19, llevó el seguimiento de probables eventos adversos atribuibles a la vacunación o inmunización (ESAVI) y, en conjunto con Talento Humano, realizó el proceso de gestión para la aplicación de la vacuna.

La Unidad de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria realizó un convenio con el INMEGEN para la secuenciación y detección de variantes de SARS-CoV-2 que pudieran estar circulando en nuestra población.

Las actividades aquí mencionadas son solo el resumen del enorme esfuerzo de días y noches de desvelo y de incontables retos y actividades que nuestro equipo de profesionales, con una gran vocación, tuvo que implementar para ofrecer a nuestros pacientes y sus familias una atención segura con la calidad y calidez que nos caracteriza.

Estamos orgullosos de nuestro equipo, de cómo enfrentó esta pandemia y de haber demostrado en cada momento que rendirnos, no es una opción.

Rendirnos nunca es una opción