Centro Médico ABC > Padecimientos > Ablación cardíaca

Ablación cardíaca

10:08 - 9 abril , 2021

Padecimiento

Es un procedimiento que se efectúa en presencia de padecimientos que alteran el ritmo cardíaco con la intención de modular la sintomatología cuando otro tipo de tratamientos, incluyendo el farmacológico, no han sido exitosos. El tipo de ablación cardíaca más habitual, se lleva a cabo por medio de la inserción de un catéter a muy baja o alta temperatura para cicatrizar el tejido dañado y corregir la afección al restaurar la normalidad del ritmo cardíaco.

Algunos de los padecimientos más comunes por los que es requerida la ablación cardíaca son las arritmias como la fibrilación auricular y la taquicardia ventricular.

Preparación preoperatoria:

Tu médico del ABC revisará tu historial médico, te hará una exploración física y solicitará estudios complementarios con el fin de evaluar tu trastorno cardíaco, explicándote los riesgos del procedimiento. Por favor, recuerda lo siguiente:

  • Avísale de cualquier tipo de alergias o reacciones que tengas o hayas tenido previamente.
  • En caso de tener un marcapasos o desfibrilador implantado, coméntale si debes tener alguna consideración.
  • Si estás bajo tratamiento farmacológico, pregúntale si puedes continuar con el tratamiento previo al procedimiento.

Recuperación posoperatoria:

La intervención requerirá que estés sedado o bajo anestesia general, y a menudo tendrá una duración de 3 a 6 horas. 

Al finalizar el procedimiento, podrías experimentar ligeras molestias en el pecho, dolor de cabeza, y cansancio, por lo que necesitarás recuperarte por unas cuantas horas en otra sala bajo supervisión médica para atender cualquier malestar o complicación. 

 En algunos casos podrías abandonar el hospital ese mismo día, aunque el período de recuperación habitualmente será de dos a tres días antes de que puedas retornar a tus actividades cotidianas. 

Complicaciones potenciales:

Aunque la ablación cardíaca por medio de catéter es segura normalmente, como ocurre en cualquier intervención, pueden llegar a existir complicaciones como: 

  • Infarto al corazón.
  • Formación de coágulos o sangrado.
  • Daños en arterias, nervios o válvulas.

El principal objetivo de este procedimiento es restaurar la normalidad del ritmo cardíaco y mejorar tu calidad de vida, aunque podrían recomendarte estudios de seguimiento o mantener un tratamiento farmacológico. 

Para mantener sano tu corazón, el médico del ABC te indicará los pasos a seguir.

En el Centro Cardiovascular te ofrecemos una amplia gama de servicios de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento para cuidarte mediante un modelo de atención integral y multidisciplinario. Acércate a nosotros, queremos escuchar tu corazón.

Centros y departamentos relacionados

Fuentes: 

  • fundación española del corazón
  • msdmanuals.com
  • clinicamayo.org
  • medigraphic.org
  • Earley MJ, Showkathali R, Alzetani M, Kistler PM, Gupta D, Abrams DJ et al. Radiofrequency ablation of arrhythmias guided by non-fluoroscopic catheter location: a prospective randomized trial. Eur Heart J. 2006; 27 (10): 1223-1229.
  • García OMS, Tarelo SJM, Díaz QG. Fibrilación auricular: manejo quirúrgico con ablación por radiofrecuencia. Experiencia en el Servicio de Cirugía Cardiovascular del CMN 20 de Noviembre del ISSSTE. Rev Esp Med Quir. 2011;16(4):235-239.
  • Pappone C, Santinelli V. Atrial fibrillation ablation: State of the art. Am J Cardiol 2005;96(Supl):59L-64L.
  • Robledo & Nolasco R, Leal &;Díaz JR. Ablación con catéter de radiofrecuencia de taquiarritmias usando sólo sistemas de mapeo tridimensional. Cardiovasc Metab Sci . 2020;31(1):4-8. doi:10.35366/93256.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.