Gota

21:54 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

Es una afección en la que se presentan súbitamente en las articulaciones crisis agudas de dolor, inflamación, enrojecimiento y calor, normalmente en los dedos de los pies, aunque puede afectar otras zonas y articulaciones diversas.

Cualquier persona puede padecerla, aunque es más común en los varones, ya que sus niveles de ácido úrico son mayores a los de las mujeres, siendo la acumulación de los cristales de urato lo que provoca el dolor e inflamación articular característicos de la gota.

Tener niveles elevados de ácido úrico en la sangre genera la formación de cristales de urato, los cuales, al acumularse en las articulaciones producen el dolor e inflamación gotosos.

El ácido úrico es creado por tu organismo como una reacción a la descomposición de las purinas, sustancias naturales del cuerpo que también se encuentran en algunos alimentos como carnes, pescado, vino, y cerveza, entre otros; provocando un exceso de estas sustancias que los riñones no son capaces de procesar, dando lugar a la formación de cristales cortantes que al acumularse en las articulaciones causan un ataque de gota.

Se trata de una enfermedad crónica que, sin embargo, puede controlarse a través de reducir la sintomatología y previniendo los ataques.

Síntomas:

La sintomatología aparece sin previo aviso, de forma súbita, incluso puede darse mientras duermes:

  • Dolor agudo.
  • Inflamación.
  • Enrojecimiento.
  • Movimiento articular limitado.
  • Calor extremo en la zona afectada.
  • Hipersensibilidad.

Cuando presentas fiebre o la inflamación y el dolor son excesivos, acude con tu médico para evitar complicaciones posteriores o daños articulares.

Riesgos potenciales:

  • Herencia genética.
  • Ser varón y tener más de 25 años
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Enfermedades: algunos padecimientos incrementan tus posibilidades de paceder gota, tales como diabetes, hipertensión, insuficiencia renal y cardiaca.
  • Dieta: si consumes demasiada carne, bebidas alcohólicas, pescados y mariscos el ácido úrico se incrementará.
  • Algunos fármacos: diuréticos, betabloqueadores y aspirina son algunos de los medicamentos que elevan el nivel de ácido úrico.

La gota no tratada puede llegar a desencadenar complicaciones como el daño o destrucción articular, la formación de tofos o nódulos, que son depósitos de cristales que originan malformaciones; o la aparición de cálculos renales.

Diagnóstico y tratamiento:

Una vez que tu médico analice tu sintomatología e historial clínico, te practicará una revisión física que incluye una observación minuciosa de la zona afectada, y probablemente te solicitará estudios adicionales que ayuden a confirmar el diagnóstico, tales como análisis de sangre o de líquido sinovial para medir los niveles de ácido úrico, radiografías, ecografías o tomografía computarizada de las articulaciones dañadas.

El tratamiento tiene dos vertientes: la primera se enfoca a aliviar los síntomas de una crisis gotosa, mientras que la segunda se dirige a la prevención de la misma al atenuar la cantidad de ácido úrico sanguíneo.

Fármacos utilizados para aliviar sintomatología:

  • Antiinflamatorios.
  • Corticosteroides.
  • Colchicina.

Fármacos para prevenir ataques de gota:

  • Bloqueadores de ácido úrico.
  • Facilitadores de eliminación de ácido úrico.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Centros y departamentos relacionados:

Medicina Interna
Radiología e Imagen Molecular
Laboratorio Clínico

Fuentes:

  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • cun.es
  • topdoctors.es
  • cigna.com
  • medigraphic.com
  • Ludeña SMC, Marín FRE, Anchundia CEF, et al. Diagnóstico, tratamiento y prevención de la gota. Correo Científico Médico. 2020;24(1):.
  • Vizcaíno LY, Bermúdez MWM, Bermúdez MWA, et al. Artritis Gotosa. 10 años de Seguimiento. Rev Cub de Reu. 2019;21(3):1-14.
  • Moreno MLG. Gota tofácea. Acta Med. 2020;18(1):102-103. doi:10.35366/92015.
  • Vargas AG. Ácido úrico y Síndrome metabólico: “causa o efecto”. Arch Med Fam. 2017;19(4):155-169.

Centro de Pediatría

Brindamos cuidado especializado para pacientes pediátricos desde el momento del nacimiento hasta que se convierten en adultos

Medicina interna

En Medicina Interna, ofrecemos un servicio de atención médica de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológica, dermatológicas.

La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.