Hernia inguinal

21:54 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Hernia inguinal?

Es un padecimiento que consiste en un abultamiento en la zona inguinal ocasionado por la salida de tejidos del abdomen debido a la fragilidad de la pared muscular en la que se encuentra. Puede ser imperceptible o causar mucho dolor, sobre todo en ataques de tos, posiciones corporales demandantes, al realizar ejercicio o al mover o cargar cosas pesadas. Generalmente la aparición de una hernia inguinal es más frecuente en el sexo masculino y puede gestarse antes del nacimiento o aparecer por las siguientes razones:
  • Actividad física intensa.
  • Presión abdominal alta.
  • Debilidad en la pared abdominal.
  • Embarazo.
  • Excesivo esfuerzo al defecar y orinar.
  • Ataques intensos de tos o estornudos.

Síntomas

Los más comunes son:
  • Tejido abultado en la ingle.
  • Debilidad o presión en la ingle.
  • Dolor o molestia inguinal.
  • En ocasiones, dolor e inflamación alrededor de los testículos.
  • Pesadez en la ingle.
  • Irritación o molestia en la zona abultada.
Una hernia inguinal puede provocar complicaciones que pueden poner en riesgo la vida de una persona, sobre todo si el intestino queda atrapado y se interrumpe la circulación sanguínea, provocando síntomas como:
  • Hernia abultada que se oscurece, se torna rojiza o color vino.
  • Dolor de intensidad progresiva.
  • Temperatura elevada.
  • Náusea y vómito.
  • Heces y gases atorados que no pueden salir.
Si presentas alguno de estos síntomas, no lo dudes y acude de inmediato al área de Urgencias, pues cuando el intestino queda atrapado es fundamental restablecer el flujo de sangre a través de una cirugía para evitar riesgos mayores.
  • Riesgos potenciales:
  • Herencia genética.
  • Tercera edad.
  • Embarazo.
  • Padecer estreñimiento.
  • Haber sido prematuros y tener bajo peso al nacer.
  • Sexo masculino.
  • Presencia de una hernia inguinal previa.
  • Episodios de tos intensa.

Diagnóstico y tratamiento

Después de analizar tu sintomatología, historial clínico y realizarte un examen físico, tu médico, si lo considera necesario, te solicitará una serie de estudios de imagen como ecografía abdominal, tomografía computarizada o resonancia magnética, para corroborar el diagnóstico y definir los pasos a seguir. En caso de que la hernia sea pequeña y no te cause malestar, es probable que tu médico solo recomiende controlarla y supervisarla constantemente. Pero si está agrandada y te produce dolor, es probable que seas sometido a una cirugía abierta o laparoscópica para reparar la hernia. A continuación te presentamos una serie de recomendaciones para evitar la aparición de una hernia inguinal:
  • Mantén tu peso óptimo.
  • Consume alimentos ricos en fibra.
  • Evita hacer esfuerzos desmedidos y levantar objetos pesados.
  • Abandona el tabaquismo.
En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Fuentes:

  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • msdmanuals.com
  • wnyurology.com
  • medigraphic.com
  • Alfonso VJM, Correa ML, Domínguez RDL, et al. Advantages of Nyhus versus Lichtenstein technique for surgical treatment of bilateral inguinal hernia. Rev Ciencias Médicas. 2019;23(5):664-670.
  • Carrera LN, Camacho LMR. Tipo de hernia inguinal encontrado en la población general, según la clasificación de Nyhus. Cir Gen. 2018;40(4):250-254.
  • Díaz MJ, Ramírez CG. Hernioplastia inguinal endoscópica total extraperitoneal (TEP). Experiencia de nuestros primeros 100 casos en un hospital de segundo nivel. Rev Mex Cir Endoscop. 2017;18(2):73-77.
  • Perera RLL. Tratamiento de la hernia inguinal ambulatorio versus hospitalizado. Mediciego. 2012;18(Suppl: 2):.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.