Hipotensión (Presión baja)

21:56 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

Es una enfermedad en la que se produce una disminución persistente de los niveles de presión arterial, lo que puede poner el riesgo la vida de la persona, ya que el corazón, al bombear la sangre a un ritmo más lento de lo habitual, impide que órganos vitales, como el cerebro, reciban el flujo sanguíneo necesario para la correcta ejecución de sus funciones.

La presión arterial baja o hipotensión se clasifica en:

  • Ortostática: ocasionada a raíz de un cambio repentino en la postura corporal, provocando una baja de presión que por lo regular dura unos segundos.
  • Ortostática posprandial: se presenta después de comer sobre todo en personas de la tercera edad.
  • Mediada neuralmente: producida por una descoordinación entre el bombeo del corazón y el cerebro al permanecer largos periodos de pie, lo que causa bajadas bruscas de la presión sanguínea, normalmente en niños y jóvenes.
  • Grave: originada por la pérdida repentina de sangre, una infección o reacción alérgica grave, infarto al miocardio, arritmias o ingesta de algunos fármacos, entre otras causas.

A pesar de que personas de cualquier edad y género pueden manifestar hipotensión, existen riesgos potenciales que pueden contribuir a su aparición, como:

  • Deshidratación.
  • Edad.
  • Embarazo.
  • Consumo de algunos medicamentos, sobre todo aquellos contra la hipertensión.
  • Deficiencia de vitamina B-12 y hierro.
  • Septicemia.
  • Hemorragias severas.
  • Presencia de algunos padecimientos, como la diabetes o enfermedad de Parkinson.
  • Afecciones cardiacas o endócrinas.
  • Anafilaxia (reacción alérgica de extrema gravedad).

Síntomas:

La síntomatología común incluye:

  • Cansancio y debilidad.
  • Desconcentración y confusión.
  • Mareo y náusea.
  • Vista desenfocada.
  • Desvanecimientos.

En casos de gravedad se puede caer en estado de choque:

  • Falta de lucidez, especialmente en adultos mayores.
  • Palidez, frío y sudor en la piel.
  • Respiración agitada y superficial.
  • Debilidad y rapidez en el pulso.

Si presentas síntomas de una baja repentina de presión arterial, es recomendable que te acuestes de inmediato y eleves los pies por encima del corazón. Si los síntomas persisten, consulta a un médico para que te atienda lo antes posible, evitando posibles complicaciones.

En caso de presentar sintomatología grave, acude de inmediato al servicio de Urgencias del Centro Médico ABC.

Diagnóstico y tratamiento:

Para poder establecer un diagnóstico, es necesario encontrar la causa de tu baja de presión arterial. Por lo que tu médico, además de revisar tus síntomas e historial clínico, y hacerte un examen físico, te solicitará análisis de laboratorio y estudios como electrocardiograma, prueba de mesa inclinada y radiografías.

El tratamiento a seguir dependerá de la causa de tu baja de presión, pero puede consistir en aumentar, reducir o suspender la dosis de ciertos medicamentos. Sin embargo, tú puedes contribuir a normalizar tu presión arterial modificando tus hábitos para adoptar un estilo de vida saludable basado en:

  • Consumiendo mayor cantidad de agua.
  • Realizar actividad física.
  • Aumentar tu nivel de ingesta de sodio, siempre y cuando tu médico lo recomiende.
  • Utilizar medias de compresión para evitar que la sangre se acumule en las piernas.

En el Centro Cardiovascular te ofrecemos una amplia gama de servicios de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento para cuidarte mediante un modelo de atención integral y multidisciplinario. Acércate a nosotros, queremos escuchar tu corazón.

Centros y departamentos relacionados

Centro Cardiovascular
Radiología e Imagen Molecular
Laboratorio Clínico

Fuentes:

  • texashaert.com
  • secardiologia.es
  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • msdmanuals.com
  • fundacionmexicanadelcorazón.org
  • medigraphic.org
  • Aparicio MAI, Rizo FY, Pineda GAR. Hipotensión controlada en cirugía espinal. Revista Cubana de Ortopedia y Traumatología. 2020;34(1):1-22.
  • Murillo-Godínez G. Hipotensión arterial sistémica “esencial”. Med Int Mex. 2020;36(4):550-556.
  • Gaytán-Fernández B. Riesgos y complicaciones durante la sedación para endoscopía diagnóstica del tubo digestivo sin enfermedad concomitante. Rev Mex Anest. 2021;44(3):200-206. doi:10.35366/99667.
  • Molina CD, Campos QM, Núñez GA. Síncope: generalidades. Revista Médica Sinergia. 2020;5(05):478-478.

Centro Cardiovascular

En el Centro Cardiovascular te ofrecemos una amplia gama de servicios de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento para cuidar tu corazón y el de tus seres queridos

Medicina interna

En Medicina Interna, ofrecemos un servicio de atención médica de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológica, dermatológicas.

La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.