Lesión de la polea bicipital

0:45 - 17 julio , 2022

Padecimiento

¿Qué es Lesión de la polea bicipital?

La polea bicipital está compuesta por el ligamento coracohumeral y el ligamento glenohumeral superior, por lo que, cuando ocurre alguna lesión en esa área, hablamos de un daño a los ligamentos que circundan al tendón del bíceps, donde no se afecta en primera instancia al manguito rotador, aunque de manera posterior acaba comprometiendo la funcionalidad del mismo. La polea del bíceps se desgarra por diversas causas como:
  • Traumatismos.
  • Movimientos repetitivos.
  • Lesiones diversas.
Al ser elementos importantes para estabilizar la articulación del hombro, el tendón del bíceps en su parte longitudinal y el intervalo rotador pueden presentar lesiones de orden congénito o adquirido, siendo que si el primero reporta inestabilidad, el segundo puede también manifestar disfunciones y episodios dolorosos. Clasificación de los tipos de lesión de la polea bicipital:
  • Tipo I: El daño se presenta únicamente en los ligamentos sin provocar afectaciones al manguito rotador.
  • Tipo II: Afecta el tendón supraespinoso debido a daño en la polea y subluxación del bíceps.
  • Tipo III: Daña a profundidad el tendón subescapular, además de lesionar ligamentos y manifestar subluxación del bíceps.
  • Tipo IV: El tendón del bíceps está dislocado y presenta desgarramiento de los tendones subescapular y supraespinoso.

Síntomas

Los síntomas son:
  • Dolor.
  • Inflamación.
  • Rigidez.
  • Limitación de movimiento.

Diagnóstico y tratamiento

Una vez que el ortopedista analice tu sintomatología e historial clínico, te realizará una revisión física en la que pondrá especial atención el área del bíceps, sin embargo, resulta complicado emitir un diagnóstico, incluso con ayuda de estudios de imagen convencionales, por lo que actualmente se utiliza la artroresonancia, una prueba que ha demostrado ser más efectiva para evaluar anatómicamente las posibles inestabilidades de la polea bicipital y las disfunciones del intervalo rotador, gracias a su poder de visualización de los ligamentos de la polea bicipital y las pequeñas afectaciones tisulares profundas de los tendones subescapular y supraespinoso. El tratamiento a seguir dependerá del tipo de lesión y de su gravedad, pero suele incluir:
  • Analgésicos.
  • Antiinflamatorios.
  • Cirugía.
  • Fisioterapia.
En el Centro de Ortopedia y Traumatología buscamos mejorar la vida de los pacientes restringidos o inmovilizados por trastornos o lesiones musculoesqueléticas. Nos especializamos en el cuidado del aparato locomotor mediante la integración de los últimos avances médicos, biológicos y tecnológicos, en estricto apego a los más elevados estándares internacionales de atención al paciente.

Fuentes:

  • aaos.org
  • orthoinfo.aaos.org
  • cun.es
  • fisify.com
  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • topdoctors.es
  • medigraphic.com
  • Valero GFS, Hiramuro SF, Encalada DMI. Lesiones del tendón del bíceps, manejo actual. Ortho-tips. 2014;10(3):154-162.
  • Álvarez LA, García LYC. Lesiones del bíceps en la inserción del reborde glenoideo superior. AMC. 2017;21(3):400-408.
  • Forns G, Simone J, Varaona J. Reparación aguda del bíceps distal mediante técnica de doble incisión: resultados de un protocolo estandarizado de rehabilitación domiciliaria. Acta Ortop Mex. 2021 Sep-Oct;35(5):405-410. doi:10.35366/104566.
  • Fernández LLA, Sánchez OJA, Martín LR, et al. Rotura del bíceps braquial distal. Reporte de cuatro casos. Mediciego. 2016;22(Suppl: 1):36-45.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.