Tos ferina

21:56 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Tos ferina?

Se trata de un padecimiento respiratorio de orden infeccioso bacteriano con un elevado índice de contagio, siendo su principales manifestaciones físicas los ataques de tos sin flema de gran intensidad y una respiración dificultosa que genera una especie de silbidos durante la inhalación. En épocas pasadas, cuando no existía la vacuna, la tos ferina, también conocida como pertusis o tos convulsiva, era una afección infantil exclusivamente, mientras que hoy ataca a los infantes sin vacuna y a los jóvenes y adultos que, a pesar de haber sido vacunados de niños, su organismo perdió los anticuerpos generados por ella. La bacteria que produce esta afección se denomina Bordetella pertussis, la cual se esparce a través de los fluidos orgánicos que se emiten al hablar, toser o estornudar, los cuales pueden ser respirados o depositarse en alguna superficie que al ser tocada por alguien puede ser fuente de contagio. La mortalidad por tos ferina es baja, pero cuando ocurre, lo hace principalmente en bebés, de ahí la importancia de que la madre se vacune durante el embarazo.

Síntomas:

Cuando se ha establecido el contagio, la sintomatología tarda entre ocho y 12 días en manifestarse, de una manera leve al inicio:

  • Mucosidad.
  • Nariz congestionada.
  • Ojos rojos.
  • Lagrimeo.
  • Temperatura elevada
  • Ataques de tos seca.

Después de una semana el cuadro se agrava:

  • Moco excesivo de alta viscosidad.
  • Congestión severa en las vías respiratorias.
  • Ataques incontrolables de tos.
  • Vómito.
  • Cansancio extremo.
  • Ruidos agudos y sibilancias al inhalar.
  • Rostro azulado o enrojecido.

Si tu hijo o tú experimentan alguno de estos síntomas, acude de inmediato con tu médico para recibir tratamiento inmediato y evitar complicaciones como:

En jóvenes y adultos (son producto del gran esfuerzo de toser continuamente): 

  • Fracturas en las costillas.
  • Abdomen herniado.
  • Ruptura de vasos sanguíneos cutáneos u oculares.

En bebés:

  • Deshidratación.
  • Desnutrición.
  • Afectaciones cerebrales.
  • Episodios convulsivos.
  • Neumonía.
  • Problemas respiratorios graves.

Diagnóstico y tratamiento:

Al inicio no resulta fácil diagnosticar con su similitud a la sintomatología de otros padecimientos respiratorios, por lo que se requieren diversas pruebas para identificar la tos ferina, tales como análisis sanguíneo, cultivo nasofaríngeo, y radiografía torácica.

Al ser el segmento más vulnerable a esta enfermedad, los bebés deben ser atendidos en hospitales donde reciban antibióticos, suero y demás cuidados necesarios para su recuperación, aislándolo para no propagar la infección.

En jóvenes y adultos no suele ser grave, por lo que no se necesita hospitalización.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Centros y departamentos relacionados:

Medicina Interna
Centro de Cirugía de Alta Especialidad
Radiología e Imagen Molecular
Laboratorio Clínico

Fuentes:

  • topdoctors.es
  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • msdmanuals.com
  • cun.es
  • medigraphic.com
  • ¿Vacunar contra tos ferina?. Rev Latin Infect Pediatr. 2014;27.28(107):.
  • Pérez-Pérez GF, Rojas-Mendoza T, Cabrera-Gaytán DA, et al. Panorama epidemiológico de la tosferina 19 años de estudio epidemiológico en el Instituto Mexicano del Seguro Social. Rev Med Inst Mex Seguro Soc. 2015;53(2):164-170.
  • Ramírez AJM, Hinojosa MVG, Barragán HPA. Resurgimiento de enfermedades infecciosas y movimiento antivacunas, ¿qué pasa en México?. Aten Fam. 2020;27(4):208-211.
  • Hernández PM. Tos ferina una enfermedad reemergente. Rev Enfer Infec Pediatr. 2011;24.25(98):33-34.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.