Tularemia

21:56 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Tularemia?

Es un raro padecimiento infeccioso de origen bacteriano altamente contagioso que suele afectar piel, ganglios linfáticos, pulmones y ojos, poniendo en riesgo la vida del paciente.

La tularemia es causada por la bacteria denominada Francisella tularensis, que se transmite a través de las picaduras de insectos, la exposición directa a un animal infectado (perros, gatos, ardillas, conejos o roedores), inhalación y en raras ocasiones, por ingestión de agua o alimentos contaminados.

Un amplio porcentaje de las personas infectadas presentan la enfermedad a los cinco o seis días posteriores a la exposición, pero, en ocasiones puede manifestarse hasta 15 o 20 días después.

La tularemia se clasifica de acuerdo con la manera y la zona por donde entran las bacterias al organismo, siendo los principales tipos:

  • Ulceroglandular, la más común.
  • Glandular.
  • Orofaríngea.
  • Pulmonar.
  • Tifoidea.
  • Oculoglandular.

Cada una de estas tularemias desencadena una sintomatología distinta, siendo los signos más frecuentes:

  • Cansancio.
  • Episodios diarreicos.
  • Jaqueca.
  • Garganta adolorida.
  • Escalofríos.
  • Temperatura elevada.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Problemas urinarios.
  • Dificultades para respirar.
  • Secreción ocular.
  • Abdomen adolorido.
  • Dolores musculares.
  • Conjuntivitis.
  • Tos seca.
  • Úlcera cutánea en la zona de la infección.
  • Úlceras bucales.
  • Vómito.

Es importante que si presentas estos síntomas, acudas con un profesional de la salud lo antes posible, porque la tularemia puede desencadenar complicaciones serias, tales como:

  • Meningitis.
  • Neumonía.
  • Osteomielitis.
  • Pericarditis.

Diagnóstico y tratamiento

La mejor manera de confirmar un diagnóstico de tularemia es a través de un examen de sangre, muestras de tejido para detectar la presencia de la bacteria, pero también pueden requerirse radiografías de tórax.

Por la rápida evolución de la enfermedad, debe atenderse de manera inmediata, por lo que el tratamiento consiste principalmente en la aplicación de antibióticos por vía intramuscular o intravenosa, además de tratar las complicaciones desencadenadas por el padecimiento.

Una manera de prevenir la tularemia es realizar higiene de manos continuamente, beber agua embotellada, consumir únicamente alimentos bien cocidos y calientes, evitar el contacto con animales enfermos y usar ropa adecuada para protegerse de garrapatas, principalmente en zonas arboladas.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Fuentes:

  • cun.es
  • topdoctors.es
  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • msdmanuals.com
  • fesemi.es
  • medigraphic.com
  • Vargas MF, Arena R, Baños SC, et al. Tularemia. Una revisión. Dermatología Cosmética, Médica y Quirúrgica. 2010;8(2):110-116.
  • Bolaños AC, Chalela JG. Bioterrorismo. Med Cutan Iber Lat Am. 2007;35(3):121-129.

						

Medicina Interna – Atención Médica Integral

En Medicina Interna, ofrecemos un servicio de atención médica de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológica, dermatológicas.

La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.