Vejiga hiperactiva

21:56 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Vejiga hiperactiva?

Es un padecimiento que produce ganas frecuentes de realizar la micción de manera súbita numerosas veces a lo largo del día y de la noche, por lo que resulta muy molesto, ya que no es posible controlar la necesidad de orinar, pudiendo, en ocasiones, generar incontinencia, lo cual provoca culpa, vergüenza y aislamiento social. Lo más importante en el diagnóstico de vejiga hiperactiva es identificar el origen directo que la causa, de esto dependerá el tratamiento a seguir. La contracción involuntaria de los músculos vesicales a pesar de tener poca orina almecenada, provocan la urgencia de orinar, cuyas causas más comunes son las siguientes:
  • Diabetes.
  • Tumores.
  • Cálculos.
  • Alteraciones hormonales.
  • Proceso infecciosos recurrentes en vías urinarias.
  • Prostatitis.
  • Estreñimiento.
  • Secuelas de un accidente cerebrovascular.
  • Enfermedad de Alzheimer.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Esclerosis múltiple.
  • Efectos secundarios de cirugías para corregir la incontinencia urinaria.
  • Ingesta excesiva de diuréticos.
  • Obesidad.
  • Llevar una vida sedentaria.
  • Tabaquismo.
  • Afecciones psicológicas.
  • Músculos pélvicos debilitados.
  • Exceso de alcohol y cafeína.
  • Envejecimiento que entorpece la función correcta de la vesícula.
  • Disfunción vesical que impide que se vacíe totalmente con cada micción.

Síntomas

  • Urgencia de orinar más de 10 veces durante 24 horas que resulta complicado controlar.
  • Episodios de incontinencia urinaria.
  • Ganas de orinar a pesar de acabar de hacerlo.
  • Orinar en la noche más de tres veces, lo que ocasiona interrupción del sueño.
Cómo prevenir la vejiga hiperactiva:
  • Evita el sobrepeso y la obesidad.
  • Realiza ejercicio cotidianamente.
  • Minimiza tu ingesta de café y alcohol.
  • Abandona el tabaquismo.
  • Mantén controladas las patologías que puedan estar ocasionándote esta afección.
  • Fortalece los músculos del piso pélvico con los ejercicios de Kegel.

Diagnóstico y tratamiento

Una vez que el médico analice tu sintomatología e historial clínico, te realizará una revisión física para buscar signos del problema o de alguna enfermedad subyacente que pudiera estarlo provocando. Asimismo, te solicitará estudios de orina, pruebas para medir la función vesical y un examen neurológico con el fin de poder establecer un diagnóstico preciso. El tratamiento a seguir dependerá de la causa directa de la vejiga hiperactiva, pero suele incluir una combinación de recomendaciones de comportamiento, fármacos, estimulación nerviosa y procedimientos quirúrgicos. En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Fuentes:

  • middlesexhealth.org
  • msdmanuals.com
  • medlineplus.gov
  • mayoclinic.org
  • topdoctors.es
  • cun.es
  • medigraphic.com
  • Carrillo-Núñez C, Velazquez-Castellanos PI, Godoy-Rodríguez N, et al. Correlación del grosor de la pared vesical con síndrome de vejiga hiperactiva y hallazgos urodinámicos. Rev Mex Urol. 2021;81(4):.
  • Martínez-Pizarro S. Estimulación transcutánea parasacral para tratar la vejiga hiperactiva en niños. Rev Mex Urol. 2021;81(1):1-4.
  • Orozco-Márquez CB, Murguía-Flores EA, Zaragoza-Torres RM, et al. Mejoría de la vejiga hiperactiva posterior a cirugía correctiva de prolapso de órganos pélvicos. Rev Mex Urol. 2021;81(3):1-12.
  • Ayala-Quispe VB, Guerrero-Reyes G, Gutiérrez-González A, et al. Eficacia de la neuromodulacion transcutánea vs percutánea del nervio tibial en el síndrome de vejiga hiperactiva no neurogénica. Rev Mex Urol. 2020;80(1):1-18.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.