Enfermedad carotidea

Las arterias carótidas son las arterias principales a nivel del cuello que llevan circulación y sangre oxigenada al cerebro. Placas de colesterol calcio y otras sustancias se pueden acumular en el interior de estas arterias a medida que avanza la edad.
Si estas placas causan una obstrucción de las arterias carótidas, pequeños trombos o fragmentos de estas placas se pueden desprender y viajar al cerebro causando un evento cerebral vascular menor o mayor.

Acerca de un 3 % de los individuos mayores a 65 años tienen enfermedad en las arterias carótidas.
El riesgo de esta enfermedad aumenta con la edad y es acentuado por una historia de tabaco, presión arterial, colesterol elevado, diabetes o enfermedad cardiaca.

La estenosis obstrucción carótida es responsable hasta de una tercera parte de todos los eventos cerebrales vasculares. En los Estados Unidos cerca de 650.000 a 700.000 eventos cerebrales vasculares ocurren cada año generalmente en hombres.

Los síntomas de esta enfermedad pueden estar ausentes inclusive cuando la obstrucción severa. Esta condición generalmente se encuentra en un examen físico oftalmológico o en presencia de un accidente cerebral vascular.

En una tercera parte de los pacientes con esta enfermedad se pueden producir síntomas como lo es una isquemia cerebral transitoria. esta puede manifestarse por debilidad de algún extremidad, problemas de visión, lenguaje arrastrado inapropiado.
En algunas ocasiones puede haber debilidad de la musculatura de la cara como desviación de la comisura labial.

La causa más común de esta enfermedad es la progresión de placas de ateroma en las arterias carótidas generalmente de vida múltiples factores de riesgo como son el tabaco, el colesterol elevado, la presión alta, diabetes.

El diagnóstico se lleva acabo con un examen físico en donde se puede escuchar un soplo en las arterias del cuello, o por cambios a nivel en las arterias de la retina.

Es importante ver a un cirujano vascular que se dedica a estas patologías y el cual pedirá estudios como pueden ser un duplex carotídeo, O pruebas como una Angiotomografía de cuello o una Angio resonancia magnética

El tratamiento de la enfermedad carotídeas está enfocado a reducir la posibilidad de un evento cerebral vascular.
Específicamente depende del grado de obstrucción de las arterias.

Generalmente una combinación de medicamentos puede ayudar a reducir la progresión de la enfermedad carotídea. Aspirina, medicamentos que disminuyen el colesterol y la presión arterial son comúnmente recomendados cuando la enfermedad es menor a un 50 %.

Dejar de fumar es importante para el manejo de la enfermedad Carotidas y la salud en general.
Cirugía es recomendada si el grado de obstrucción es mayor al 60 %, en algunas ocasiones se requiere cirugía abierta como es una endarterectomía carotídea, y en algunos casos con indicaciones muy precisas se requiere de una angioplastia con colocación de stent.