Cómo proteger las emociones de tus hijos

Las conversaciones en casa y la exposición continua a los medios de comunicación acerca del COVID-19 pueden generar en los niños incertidumbre, preocupación, angustia y estrés. Por ello, te compartimos algunos consejos para reducir la tensión en los pequeños y proteger su bienestar emocional:

  1. Explicar la situación en un lenguaje claro y sencillo.Ser honestos y hablarles con la verdad de una manera amigable, para ello, es importante estar bien informados sobre el tema, explicarles qué es una epidemia, qué consecuencias tiene en su vida cotidiana y la importancia de tomar precauciones para reducir el riesgo de contagiarse la enfermedad.
  2. Prestarles atención.Los niños pueden reaccionar al estrés de diferentes maneras, algunos estarán más pegados a nosotros por miedo; otros se mostrarán más nerviosos, retraídos, enojados o agitados, según su carácter, e incluso pueden tener reacciones como orinarse en la cama. Ante esta situación, conviene prestarles atención con más frecuencia de lo habitual. Es importante no tratarles con indiferencia. Debemos ser solidarios con sus preocupaciones, escucharlos y transmitirles calma y amor.
  3. Proteger sus emociones.Lo más importante es escuchar sus preocupaciones ofreciéndoles nuestra total atención. Reconocer sus emociones, hacerles ver que es normal todo lo que están sintiendo. Ser más comprensivos y pacientes con ellos, buscar espacios de relajación y compartir momentos de ocio para que se olviden de la inquietud que perciben en el ambiente.
  4. Mantenerlos cerca de sus familiares y amigos.Es conveniente que los niños no se separen de sus cuidadores habituales y amigos cercanos. Si el alejamiento es obligado (por ejemplo, como medida de prevención de la salud de sus abuelos y amigos más cercanos), es importante que mantengan un contacto regular con ellos por otros medios (mensajes de audio y videollamadas).
  5. Organizar nuevas rutinas y horarios regulares.Aunque en situaciones de aislamiento es prácticamente imposible no variar nuestras rutinas, es importante mantener ciertos hábitos. Por ejemplo, vestirnos, aunque tengamos que permanecer en casa; dedicar un tiempo al aprendizaje, estando pendiente de ellos a la hora de hacer deberes; y acompañarlos también a la hora de realizar actividades recreativas.
  6. Controlar las fuentes de información.Es nuestra obligación como padres protegerlos de toda la información que les pueda confundir o contribuir a que desarrollen ansiedad y miedo. Evitemos exponerlos a noticias sobre el problema, eso ayudará a reducir la ansiedad en casa. Expliquemos también que no toda la información disponible en internet es correcta y que es mejor confiar en lo que dicen los expertos.

  1. Al mal tiempo, buena cara.Hacerles notar que en temporadas difíciles o de crisis, también hay cosas positivas como aprender actividades nuevas, por ejemplo, podemos inculcarles el hábito de higiene de manos de una manera divertida y práctica.
  2. Organizar actividades divertidas en familia.Es fundamental planificar momentos de ocio y actividades en conjunto, como juegos de mesa, manualidades, cocinar en familia, ver películas, escuchar música, arreglar el jardín o los closets y cajones de la casa, bailar, tocar un instrumento musical, leer, practicar técnicas de respiración y meditación.
  3. Realizar actividad física.Ejercitarse en familia todos los días es vital para mantener el ánimo arriba y es aquí donde la creatividad juega un papel importante, como preparar una carrera de obstáculos en el jardín, subir y bajar escaleras de diversas formas, etc.
  4. Inculcarles respeto por el entorno.Enseñarles a realizar pequeñas contribuciones a la higiene doméstica, como adquirir el hábito de separar los desechos de la basura, técnicas de reciclaje, conocer la importancia de la limpieza del entorno, de la ropa, la vajilla, etc.

Otra alternativa es que los niños escriban un “Diario del Coronavirus” en el que puedan documentar su experiencia. Esto permitirá conocer mejor sus emociones e inquietudes para ayudarles a gestionarlas de una mejor manera.

La Sección de Psicología Clínica, de la Salud y Psicoterapia del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, en colaboración con la Editorial Sentir, ha elaborado un cuento titulado “Rosa contra el virus. Cuento para explicar el coronavirus y otros posibles virus”, que está dirigido a niños de entre 4 y 10 años con el objetivo de explicarles de forma sencilla y clara, qué es un virus y cómo manejar sus emociones. Aquí el enlace para descargarlo: https://www.copmadrid.org/web/img_db/publicaciones/rosa-contra-el-virus-5e6b7760890fd.pdf

Fuentes:

  • Guía para padres sobre Coronavirus. Unicef. 2020.
  • Colegio oficial de la Psicología en Madrid. 2020.