La alimentación y el peso durante el embarazo

Puntos clave:

  • El aumento de peso saludable durante el embarazo es fundamental tanto para el desarrollo del bebé como para el estado de salud general de la madre.
  • Un exceso o falta de peso puede incrementar el riesgo del bebé de padecer obesidad o, a tener parto prematuro.

Una alimentación nutritiva durante el embarazo es fundamental para el adecuado desarrollo del feto. Las deficiencias de micronutrientes como el calcio, hierro, vitamina A o yodo, pueden producir complicaciones, poniendo en peligro la vida de la madre y el bebé.

Por esto, el control del peso es un tema muy importante si estás embarazada. Una dieta inadecuada con peso insuficiente, aumentará el riesgo de parto prematuro, peso bajo al nacer y probablemente afecciones congénitas, y un peso excesivo, puede determinar obesidad durante la adolescencia y adultez.

De esta manera, lo más recomendable durante el embarazo y después del parto, es llevar una dieta con la guía de qué alimentos y cantidades son necesarios consumir para tener una ingesta alimentaria óptima, además de los suplementos de micronutrientes múltiples que contengan hierro y ácido fólico.

El control prenatal adecuado garantizará no solo el estado de salud tanto de la madre como del bebé, sino que también ayudará a monitorear los cambios de peso y la dieta en cada etapa del embarazo.
Para promover una alimentación saludable tu médico te recomendará:

  • Incluir al menos un alimento de cada grupo en cada comida del día.
  • Variar los alimentos que se seleccionan en cada comida.
  • Realizar tres comidas mayores, es decir, desayuno, comida y cena, y dos colaciones: una a media mañana y otra a media tarde.
  • Evitar alimentos como el café, los refrescos, y todo aquello que contenga cafeína, en su lugar deberás sustituir por abundante agua natural.

Ejercicio

En general, la realización de actividades físicas de intensidad moderada durante el embarazo, es altamente recomendado, ya que tiene mucha influencia en la salud y bienestar de la madre, sobre todo cuando el control prenatal indica que es un parto con parámetros normales. Aunque el ejercicio suele disminuir a partir del segundo trimestre y solo un pequeño número de las embarazadas alcanzan el nivel recomendado de actividad física durante la gestación.

Hacer ejercicio te ayudará a tener menos problemas durante el parto natural, ya que mejorará tu operatividad abdominal y vaginal, algunos datos señalan que incluso el estrés fetal agudo se ve disminuido para aquellas madres que realizan actividad física durante el embarazo.

En nuestro Centro de Nutrición & Obesidad te ofrecemos atención integral para que lleves un adecuado control de tu peso, para que tu bebé crezca sano y fuerte.

Para conocer más, entra al siguiente enlace: https://bit.ly/2XGXXpI

También te puede interesar

Centro de Gineco-obstetricia

Centro de trasplantes

Centro Neurológico