Disfagia

21:54 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

Es una afección que limita u obstaculiza la ingesta de alimentos sólidos y líquidos, la cual puede deberse por dolor, comer demasiado rápido o no masticar bien los alimentos, provocando impedimentos de diversa magnitud para deglutir. Aunque cualquier persona, sin importar la edad, puede presentarla, es más común que se dé en personas de la tercera edad como un síntomas de algún padecimiento existente.

Algunos de los factores que pueden desencadenarla incluyen:

  • Atragantamiento: cuando algún alimento obstruye las vías respiratorias, pudiendo ser potencialmente mortal.
  • Vejez: con los años el esófago se va desgastando, ocasionando dificultades para tragar.
  • Diversos padecimientos: la presencia de ciertas afecciones neurológicas, como la enfermedad de Parkinson, pueden propiciar la dificultad para ingerir los alimentos, así como enfermedades que afecten la faringe o la cavidad bucal como amigdalitis, faringitis o candidiasis, o directamente al esófago, como hernia hiatal, reflujo gastroesofágico, estenosis, esofagitis y esclerodermia.

Hay dos tipos de disfagia:

  • Orofaringea: se produce a nivel de la faringe, osbtaculizando el paso de alimentos sólidos y líquidos desde el inicio del proceso deglutorio. En caso de agravarse, se puede producir un atragantamiento porque los alimentos pasarían hacia la tráquea.
  • Esofágica:el problema deglutorio surge a nivel del esófago, si se da en forma reiterada, puede producirse vómito que dificulta una adecuada nutrición.

Síntomas:

La sintomatología está relacionada con el tipo de disfagia que padezcas, pero los síntomas más frecuentes comprenden:

  • Agruras recurrentes.
  • Exceso de producción salival.
  • Disminución del peso corporal.
  • Odinofagia o dolor al tragar.
  • Dificultad para ingerir alimentos.
  • Regurgitación de los alimentos o del ácido del estómago.
  • Ronquidos.
  • Los alimentos parece que se atoran en la garganta o pecho.
  • Enronquecimiento de la voz.
  • Episodios de tos.
  • Vómitos.

Si tienes problemas para deglutir los alimentos o presentas regurgitación o vómitos al tragar de manera frecuente, consulta a tu médico para evitar complicaciones mayores. En caso de que la obstrucción te dificulte la respiración, acude de inmediato al área de Urgencias del Centro Médico ABC, no arriegues tu vida.

Riesgos potenciales:

La disfagia puede producir las siguientes complicaciones:

  • Atragantamiento.
  • Desnutrición y deshidratación.
  • Disminución del peso corporal.
  • Neumonía por aspiración.

Diagnóstico y tratamiento:

Para detectar disfagia, tu médico, además de realizarte un examen físico y verificar tu historial clínico y sintomatología, solicitará diversos estudios para determinar la causa de tu problema de deglución, entre ellos:

  • Estudio dinámico de deglución.
  • Endoscopia.
  • Manometría.
  • Radiografía con bario.
  • Tomografía computarizada.
  • Resonancia magnética.

Conociendo la causa que desencadena la disfagia, el tratamiento consistirá en primera instancia en atacar los síntomas, impedir que avance y genere mayores complicaciones. Posteriormente, el tratamiento se enfocará en la causa directa.

A pesar de que la disfagia no se puede prevenir, tú puedes reducir el riesgo de padecerla si comes lentamente y masticas bien los alimentos.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Centros y departamentos relacionados:

Medicina Interna
Radiología e Imagen Molecular
Laboratorio Clínico

Fuentes:

  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • middlesexhealth.org
  • fesemi.org
  • topdoctors.es
  • medigraphic.com
  • Hernández CK, Medina GC, Hernández CN. Caracterización clínica, epidemiológica y anatómica del cáncer de esófago. Rev Cubana Med Gen Integr. 2020;36(4):1-12.
  • Larrea-Nájera A, Prado-Calleros HM, Wegan-Hadad A, et al. Linfangioma de amígdala palatina como urgencia de la vía aérea superior en un adulto. Otorrinolaringología. 2021;66(2):151-157.
  • Segura-Hernández M, Valadez-Jiménez VM, Tejeda-Franco DC, et al. Protocolo interinstitucional de abordaje foniátrico de la disfagia orofaríngea en pacientes con COVID-19. An Med Asoc Med Hosp ABC. 2021;66(1):42-47. doi:10.35366/99488.
  • Umaña BCA, Rodríguez NGF, Camacho BFA. Esofagitis eosinofílica. Revista Médica Sinergia. 2020;5(02):359-359.

Medicina interna

En Medicina Interna, ofrecemos un servicio de atención médica de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológica, dermatológicas.

La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.