Espina bífida

21:54 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

Espina bífida

Es un padecimiento de orden congénito que impide que la columna vertebral y la médula espinal se desarrollen en forma adecuada debido a una anomalía del tubo neural, que es la construcción embrionaria que se transforma en el cerebro y médula espinal del feto.

Esta afección se presenta por lo regular en los inicios de la gestación y se caracteriza por el hecho de que la espina dorsal no se cierra correctamente. Según el tamaño y tipo de la anomalía, dificultades que presente y en dónde se ubique, puede ser ligera, moderada o grave.

A pesar de que se desconoce la causa de la espina bífida, existen algunos factores de riesgo que pueden contribuir a su aparición, como:

  • Herencia genética.
  • Bajos niveles de folato (vitamina B-9).
  • Diabetes.
  • Hipertemia (incremento de la temperatura), ya sea por fiebre o por el uso de jacuzzis, saunas o vapor, durante las primeras el comienzo de la gestación.
  • Ingesta de algunos medicamentos anticonvulsivos.
  • Sobrepeso y obesidad.

La espina bífida suele clasificarse en:

  • Oculta: es la más frecuente y se distingue por una abertura pequeña en una o más vértebras.
  • Abierta o quística: es la más grave y se presenta como un abultamiento en forma de quiste en la espalda del bebé debido a que el canal medular está totalmente abierto en diversas vértebras, ya sea en la zona lumbar o media de la espalda.

Síntomas:

La sintomatología no suele ser la misma en todos los casos, ya que depende del tipo de espina bífida de la que se trate:

  • Oculta: por lo general no se presentan síntomas porque los nervios raquídeos no están dañados. Sin embargo, pueden notarse algunos signos en la piel del bebé, arriba de la columna vertebral, un mechón anormal del cabello o una pequeña marca de nacimiento.
  • Abierta o quística: las membranas que envuelven la médula espinal destacan y forman una especie de protuberancia cubierta de piel o puede dejar los nervios en exposición.

Riesgos potenciales:

  • Dificultades para caminar.
  • Movimientos limitados.
  • Complicaciones del sistema músculo esquelético, como:
  • Problemas de desarrollo.
  • Contracturas.
  • Escoliosis.
  • Defectos óseos y articulares.
  • Cadera dislocada.
  • Afecciones de los intestinos y vejiga.
  • Hidrocefalia.
  • Dificultades para deglutir y respirar.
  • Meningitis.
  • Apnea del sueño.
  • Afecciones cutáneas.
  • Infecciones en vías urinarias.
  • Trastornos gastrointestinales.
  • Dificultad de aprendizaje.

Diagnóstico y tratamiento:

La espina bífida suele detectarse mediante pruebas de sangre de la madre y una ecografía fetal que permite identificar los signos de espina bífida, como una columna abierta o características particulares en el cerebro del bebé.

El tratamiento a seguir dependerá de la seriedad de la anomalía, pero es probable que se requiera una cirugía prenatal o fetal, la cual se lleva a cabo antes de la semana 25 de gestación, ya sea a través de una cirugía abierta del útero para corregir la médula espinal del bebé o con un fetoscopio para hacerla menos invasiva.

Después del nacimiento, la cirugía es recomendable para prevenir infecciones, mejorar los síntomas del padecimiento reparando o cerrando la lesión, tratar la hidrocefalia, afecciones ortopédicas o problemas intestinales y de la vejiga.

En el Centro de Pediatría brindamos cuidado especializado a los pequeños pacientes desde el momento de su nacimiento hasta que se convierten en adultos, a través de nuestros servicios de atención pediátrica, oncología, neurología y cardiología al nivel de los mejores centros médicos del mundo.

Centros y departamentos relacionados:

Centro de Pediatría
Medicina Interna
Centro de Cirugía de Alta Especialidad
Radiología e Imagen Molecular
Laboratorio Clínico
Centro de Cáncer

Fuentes:

  • kidshealth.org
  • topdoctors.es
  • healthychildren.org
  • mayoclinic.org
  • stanfordchildrens.org
  • medigraphic.com
  • Treviño-Alanís MG, González-Cantú MN, Martínez-Menchaca HR, et al. Espina bífida oculta, defecto en la tercera vértebra torácica. Med Sur. 2013;20(2):124-126.
  • Martínez SPA, Martínez MSE, Ortega GMV, et al. Evolución clínica posterior a tratamiento de escoliosis congénita y múltiples malformaciones óseas: reporte de caso en un gemelo dicigótico. Rev Mex Ortop Ped. 2018;20(1):49-55.
  • Buitrago-Leal M, Molina-Giraldo S. Utilidad de la medición de la traslucencia intracraneal en el primer trimestre, más allá de la espina bífida. Ginecol Obstet Mex. 2014;82(04):236-245.
  • Ruiz-Osuna C, Ávila-Zamorano ML, Suárez-Ahedo C, et al. Asociación de hueso intercalar cervical y espina bífida oculta lumbar y sacra en un mismo paciente. Reporte de caso. Acta Ortop Mex. 2009;23(1):31-34.

Centro Neurológico

Un selecto grupo de médicos altamente profesionales y certificados en las diversas especialidades neurológicas están listos para atenderte con la calidad y calidez que nos caracteriza

Centro de Pediatría

Brindamos cuidado especializado para pacientes pediátricos desde el momento del nacimiento hasta que se convierten en adultos

La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.