Fiebre del heno

21:54 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Fiebre del heno?

Se trata de una afección alérgica muy frecuente que produce una sintomatología semejante a la del refriado común, tales como mucosidad abundante, congestionamiento nasal, estornudos y comezón ocular, entre otros. Los alérgenos que desencadenan la fiebre del heno o rinitis alérgica, como también se le conoce, pueden encontrarse en lugares cerrados o al aire libre, destacando el polvo, el polen, el moho, pelo con saliva de animales de compañía como perros y gatos. Al ser una alergia, para prevenirla es importante evitar la exposición a los alérgenos, una vez que se han identificado. El mecanismo de activación de la fiebre del heno se dispara cuando el sistema inmunológico confunde a diversas sustancias como elementos perjudiciales para el organismo, generando la creación de anticuerpos para combatirlas y liberando en la sangre químicos como la histamina. Entre los riesgos potenciales para desarrollar fiebre del heno destacan:
  • Ser asmático.
  • Padecer otras alergias.
  • Sufrir de eccema.
  • Familiares cercanos alérgicos o asmáticos.
  • Exponerse constantemente a diversos alérgenos.

Síntomas

  • Congestión nasal.
  • Mucosidad abundante.
  • Problemas olfativos.
  • Inflamación de los senos paranasales.
  • Conjuntivitis alérgica.
  • Episodios de estornudos.
  • Ataques de tos.
  • Comezón en la nariz y la garganta.
  • Inflamación de los párpados.
  • Tonalidad azulada debajo de los ojos.
  • Dificultades para respirar.
  • Cansancio.
Cuando este padecimiento no se atiende puede ocasionar insomnio, agravamiento de los síntomas del asma, sinusitis y otitis media, entre otras complicaciones.

Diagnóstico y tratamiento

Una vez que el médico analice tu sintomatología e historial clínico, te realizará una revisión física y te solicitará exámenes de sangre y pruebas de alergia en la piel para poder emitir un diagnóstico certero. El tratamiento a seguir, además de evitar exponerse a los agentes que desencadenen la reacción alérgica, es farmacológico, y debe incluir:
  • Corticosteroides.
  • Antihistamínicos.
  • Descongestionantes.
Otra alternativa terapéutica es la inmunoterapia a través de inyecciones periódicas En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Fuentes:

  • middlesexhealth.org
  • topdoctors.es
  • medlineplus.gov
  • mayoclinic.org
  • msdmanuals.com
  • cun.es
  • medigraphic.com
  • Ortega-Martell JA, Huerta HRE, Huerta LJ. Vacunas terapéuticas para las enfermedades alérgicas. Alerg Asma Inmunol Pediatr. 2002;11(3):106-110.
  • Beltrán J, Zurita C, Romero P. Factores de riesgo socioambientales asociados a la presencia de síntomas de atopias en niños menores de 3 años. Alerg Asma Inmunol Pediatr. 2021;30(1):13-18. doi:10.35366/100112.
  • Gutiérrez-de Anda KV, Juárez-Martínez LA, Juárez-Avendaño G, et al. Las alergias como blanco de interés en la era de la inmunoterapia. Rev Med Inst Mex Seguro Soc. 2019;57(6):379-386.
  • Herrera BO, Paneque RI, Rodríguez CJS, et al. Sensibilidad cutánea a hongos ambientales y estudio de la micobiota nasal de pacientes con alergias respiratoria. Invest Medicoquir. 2019;11(2):.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.