Herpes genital

21:54 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

Es una infección de transmisión sexual ocasionada por el virus del herpes simple y cuya vía de contagio es a través de relaciones sexuales vaginales, anales u orales, con una persona que lo padezca. Muchas veces el virus puede permanecer inactivo sobre todo al comienzo del contagio, pero una vez manifestado, posiblemente tenga varios episodios de reactivación por año, dependiendo de las condiciones inmunológicas del paciente, es decir, entre más fuerte sea el sistema inmune, menos episodios se presentarán.

Síntomas:

En ocasiones el herpes genital no presenta sintomatología, pero los más comunes son:

  • Molestia, ardor, dolor, comezón o sensibilidad en los genitales.
  • Erupciones de color rojo o ampollas blanquecinas. 
  • Al reventar las ampollas, se forman llagas que provocan ardor y dolor al orinar.
  • Por la zona húmeda en la que se encuentran, las costras de las llagas tienden a romperse retrasando su curación.

Tanto hombres como mujeres pueden presentar llagas en las siguientes partes del cuerpo:

  • Ano.
  • Boca.
  • Nalgas y muslos.
  • Uretra.

En las mujeres:

  • Vulva y vagina.
  • Cuello del útero.

En los varones:

  • Testículos.
  • Pene.

Durante el primer año de la infección, la cual puede deseminarse al tocar una llaga y después frotarse otra zona del cuerpo, es común que los brotes surjan de nuevo más leves y menos frecuentes. Sin embargo, el virus permanecerá para siempre en el organismo con periodos inactivos y crisis de reactivación, dependiendo del estado general de salud del paciente y la fortaleza de su sistema inmunológico.

En los periodos de recurrencia del virus, antes de que aparezcan las llagas, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Ardor, hormigueo y comezón en los genitales.
  • Molestia y dolor en la espalda baja, glúteos y piernas.

Si sospechas que estás infectado, es importante que evites todo contacto sexual y acudas lo más pronto posible con tu médico, ya que el herpes genital, de no tratarse oportunamente, puede ocasionar riesgos para tu salud, como:

  • Adquirir otras infecciones de transmisión sexual, incluido el SIDA.
  • Contagiar a recién nacidos.
  • Inflamación rectal.
  • Meningitis.
  • Problemas en la vejiga.

Diagnóstico y tratamiento:

Después de conocer tu sintomatología e historial clínico, tu médico te solicitará estudios de laboratorio, un cultivo viral y una prueba PCR que permitan determinar el tipo de virus que padeces.

El herpes genital no se cura, pero el tratamiento, a través de medicamentos antivirales, puede aliviar el dolor y la comezón, así como sanar las llagas más rápido. También puede disminuir los síntomas en los brotes posteriores, reducir las recurrencias y minimizar el contagio a otras personas.

Como todo tratamiento, tendrá una mejor respuesta si se inicia poco tiempo después del primer brote. 

Medidas de prevención:

La única manera segura de evitar contraer herpes genital y otras enfermedades de transmisión sexual es teniendo relaciones seguras y de bajo riesgo, así como:

  • Utilizar condones correctamente.
  • Evitar prácticas de riesgo, como cambiar constantemente de pareja o mantener relaciones sexuales con personas promiscuas.
  • No tener relaciones sexuales con personas que presenten síntomas o pudieran haber estado expuestas a una infección de transmisión sexual.
  • Establecer una relación monógama por ambas partes.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Centros y departamentos relacionados:

Fuentes: 

  • medlineplus.gov
  • mayoclinic.org
  • msdmanuals.com
  • cigna.com
  • who.int
  • medigraphic.com
  • Prieto TLM, Ramos AJT, González TMI, et al. Extracto de la «Guía de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica sobre prevención, diagnóstico y tratamiento de la infección neonatal por virus herpes». Rev Latin Infect Pediatr. 2018;31(2):48-53.
  • Meylan P. Herpes Genital. Una actualización para el profesional. Arch Med Actual Trac Gen Inf. 2011;3(5):3-15.
  • Zamilpa-Mejía LG, Uribe-Salas F, Juárez-Figueroa L, et al. Prevalencia y factores asociados con sífilis y herpes genital en dos grupos de población femenina. salud publica mex. 2003;45(Suppl: 5):617-623.
  • González GSE. Terapias supresivas en el herpes genital. Dermatología Cosmética, Médica y Quirúrgica. 2003;1(2):113-115.

Medicina interna

En Medicina Interna, ofrecemos un servicio de atención médica de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológica, dermatológicas.

La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.