Hidronefrosis

21:54 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

Se trata de la inflamación de los riñones por acumulación de orina, como consecuencia de diversas afecciones, entre las que destacan:

  • Uréteres obstruidos por tejido cicatricial originado por procesos infecciosos, procedimientos quirúrgicos o radioterapia.
  • Agrandamiento del útero durante el embarazo que origina bloqueos.
  • Anomalías congénitas renales o de vías urinarias.
  • Reflujo vesicoureteral (retorno de la orina a los riñones) a causa de prostatitis, reducción uretral o defecto congénito.
  • Cálculos renales.
  • Algunos tipos de cáncer en diversas partes del sistema urinario.
  • Afectación de los nervios vesicales.

Este padecimiento afecta a personas de cualquier edad y puede aparecer de manera repéntina o gestarse progresivamente. Si no se trata oportunamente, puede dañar seriamente la función renal hasta llegar a una insuficiencia.

Existen dos tipos de hidronefrosis:

  • Unilateral: cuando un solo riñón es el afectado.
  • Bilateral: ambos riñones están involucrados.

Síntomas:

  • Espalda baja y costado adoloridos con irradiación hacia la ingle y el vientre.
  • Infección urinaria.
  • Micción dolorosa.
  • Mayor frecuencia de micción.
  • Urgencia de orinar.
  • Náusea.
  • Vómito.
  • Temperatura elevada.

Diagnóstico y tratamiento:

Una vez que tu médico analice tu sintomatología e historial clínico, te realizará una revisión física y si sospecha de que presentas hidronefrosis, te canalizará con un urólogo para obtener un diagnóstico más certero y un tratamiento adecuado.

El especialista en el sistema urinario te solicitará algunos de los siguientes estudios:

  • Prueba sanguínea con el objetivo de medir la función renal.
  • Prueba de orina para identificar si existen infecciones o cálculos que originen la hidronefrosis.
  • Ecografía renal y de vías urinarias.
  • Radiografía de contraste del sistema urinario.
  • Tomografía computarizada.
  • Resonancia magnética.

El tratamiento indicado se establecerá en función de la causa directa de la hidronefrosis y de la gravedad del caso:

  • Ligero: por lo general no se prescribe tratamiento, solo se monitorea la evolución esperando que la sintomatología desaparezca por sí misma.
  • Moderado: normalmente se recetan antibióticos para prevenir cualquier brote infeccioso que complique el cuadro.
  • Serio: la fisiología renal está gravemente afectada, por lo que se requiere cirugía para quitar la obstrucción y/o reparar las estructuras dañadas.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Centros y departamentos relacionados:

Medicina Interna
Radiología e Imagen Molecular
Laboratorio Clínico

Fuentes:

  • medlineplus.gov
  • mayoclinic.org
  • msdmanuals.com
  • hopkinsmedicine.org
  • topdoctors.es
  • medigraphic.com
  • Núñez CAC, Frómeta MCI. Caracterización clínica epidemiológica de los defectos congénitos del tracto genitourinario. Rev Cubana Med Gen Integr. 2020;36(3):1-8.
  • Rosales-Velázquez CE, Ruvalcaba-Oceguera GE, Zepeda-Aguilar A. Uréter retrocavo: reporte de un caso y revisión de la bibliografía. Rev Mex Urol. 2020;80(3):1-10.
  • Caravia PI, Sánchez GME, Reyes ARP. Nefrostomía combinada en las obstrucciones del tracto urinario superior. RCU. 2019;8(1):41-44.
  • Bustamante SN, Bustamante SN, Namugenyi A, et al. Complicaciones de la esquistosomiasis urinaria crónica. RCU. 2020;9(1):2-12.

Medicina interna

En Medicina Interna, ofrecemos un servicio de atención médica de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológica, dermatológicas.

La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.