Malaria

21:55 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

También conocida como paludismo, la malaria es un padecimiento infeccioso de origen parasitario, transmitido por el mosquito anopheles a través de su picadura, generando una sintomatología parecida a las de la gripe y la anemia.

Al ser infectado, los parásitos invaden el hígado a través de la sangre, atacan los glóbulos rojos multiplicándose en ellos y destruyéndolos, volviendo más seria la infección. La sintomatología normalmente se manifiesta entre una semana y un mes después de contraer la infección, aunque existen casos en los que los parásitos se alojan en el hígado durante un año y hasta que atacan los globulos rojos aparecen los signos de infección.

Otras formas de transmisión de la malaria incluyen las transfusiones de sangre y la congénita (de la madre al bebé).

Este padecimiento sigue teniendo gran incidencia en paises de clima tropical y subtropical, constituyendo un peligro no solo para sus habitantes, sino también para quienes viajan a esos lugares.

Cada año se presentan cerca de medio millón de casos en el mundo, cobrando la vida de más de un millón de personas, debido a que los mosquitos se han vuelto resistentes a lo insecticidas y los parásitos a los antiparasitarios, por lo que resulta complejo controlar su propagación y disminuir el número de víctimas.

Para prevenir la infección si viajas a lugares de alta incidencia de malaria, debes usar ropa que proteja tu piel, repelente de mosquitos, insecticidas y mosquiteros. Asimismo, existen fármacos preventivos que puedes ingerir para evitar ser infectado.

Síntomas:

  • Jaqueca.
  • Náusea.
  • Vómito.
  • Diarrea.
  • Temperatura elevada.
  • Escalofríos.
  • Sudoración excesiva.
  • Dolores musculares.
  • Cansancio y debilidad.
  • Agitación al respirar.
  • Elevación de la frecuencia cardiaca.
  • Abdomen adolorido.
  • Ataques de tos.

Los grupos poblacionales más susceptibles a desarrollar una infección de gravedad son:

  • Bebés.
  • Niños.
  • Mujeres embarazadas.
  • Personas de la tercera edad.

Las posibles complicaciones de la malaria incluyen:

  • Edema pulmonar.
  • Insuficiencia renal y hepática.
  • Anemia.
  • Daño e inflamación cerebral.
  • Hipoglucemia.

Diagnóstico:

Además del análisis de tu sintomatología e historial clínico, el médico te realizará un examen físico y te solicitará un estudio sanguíneo para confirmar el diagnóstico.

El tratamiento farmacológico dependerá del tipo de parásito que te haya infectado, ya que existen varios que provocan malaria, aunque tradicionalmente la quinina ha sido el fármaco indicado, actualmente combinado con otros de reciente aparición.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Centros y departamentos relacionados:

Medicina Interna
Radiología e Imagen Molecular
Laboratorio Clínico

Fuentes:

  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • who.int
  • topdoctors.es
  • cigna.com
  • medigraphic.com
  • Hernández RS, Chuprine SK, Carrillo CA. Actualización de malaria. Revista Médica Sinergia. 2020;5(12):1-13.
  • Jadan-Solis KP, Alban-Meneses CJ, Salazar-Carranza A, et al. Characterization of the malaria like endemic illness in Ecuador. AMC. 2019;23(4):540-558.
  • Plain PC, Pérez de Alejo AA, Domínguez PL. Malaria Recurrence: An Epidemiological Risk in Cuba. Cuba y Salud. 2018;13(3):115-118.
  • Ávila SEA, Ferrer MR, Crespo JB. Congenital malaria due to Plasmodium vivax. Report of a case. Mul Med. 2018;22(3):661-670.

Medicina interna

En Medicina Interna, ofrecemos un servicio de atención médica de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológica, dermatológicas.

La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.