Varicocele

21:56 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

Se refiere a una vena varicosa en el escroto, siendo responsable de esterilidad por la escasa producción de esperma o por su baja calidad, así como de atrofiar el desarrollo testicular o su retraimiento.

Suele ser fácil su diagnóstico y la mayoría no requiere tratamiento, pero si genera sintomatología, una reparación quirúrgica es lo indicado.

El origen de esta afección es incierto, pero se cree que se debe a la restricción de flujo sanguíneo en las venas del cordón espermático que irriga sangre a los testículos, ocasionando una dilatación de las venas, normalmente en el testículo izquierdo.

Síntomas:

La mayoría de las veces, el varicocele no manifiesta sintomatología, pero cuando lo hace, incluye los siguientes:

  • Dolor de leve a intenso que se incrementa cuando realizas actividades físicas y al paso de las horas del día.
  • Infertilidad.

Por lo regular, el varicocele va creciendo hasta hacerse evidente, ocasionando inflamación y dolor testicular, por lo que si tienes estos síntomas, aprecias un abultamiento escrotal y existe diferencia de tamaño entre tus testículos, acude de inmediato con tu médico.

Diagnóstico y tratamiento:

Una vez que tu médico analice tus síntomas y tu historial clínico, te hará un examen físico en el que palpara tus testículos para detectar la presencia de algún abultamiento, aunque en caso de no sentirlo por ser reducido, te solicitará la realización de la maniobra de Valsava, que consiste en inhalar a profundidad, retener la respiración y hacer fuerza para que resalten las venas.

En caso de que no identifique evidencias concluyentes, te solicitará una ecografía escrotal o resonancia magnética para cerciorarse de que no existe alguna afección subyacente que provoque el varicocele.

Lo más probable es que a un varicocele asintomático no sea necesario tratarlo, pero si experimentas dolor, testiculo atrofiado y esterilidad, el tratamiento indicado es la cirugía para lograr el sellado de la vena afectada y canalizar la sangre hacia las venas sanas, lo que automáticamente mejora la cantidad y calidad del esperma, brindando una solución a la esterilidad.

Tipos de cirugías:

  • Abierta:
    Suele ser un procedimiento ambulatorio en el que mediante una incisión en el abdomen o en la ingle para alcanzar la vena y repararla con la ayuda de una ecografía Doppler o un microscopio quirúrgico. Los resultados suelen ser excelentes y el tiempo de recuperación es rápido (dos días para realizar tus actividades cotidianas y dos semanas a más tardar para hacer ejercicio).
  • Laparoscópica:
    A través de un pequeño corte en la zona abdominal, se inserta un catéter con una cámara de mínimas dimensiones para observar y reparar el varicocele. La recuperación es más rápida y menos dolorosa.

Ambas cirugías son de bajo riesgo, pero en algunos casos pueden llegar a presentarse ciertas complicaciones como:

  • Un nuevo varicocele.
  • Infecciones.
  • Afectaciones arteriales.
  • Hidrocele, que es la acumulación de líquido en los testículos.

Una alternativa diferente a la cirugía es la embolización percutánea, que consiste en la inserción de un catéter en una vena inguinal o del cuello para canalizar una sustancia que cauterice la vena testicular afectada para impedir el flujo sanguíneo y redirigirlo hacia las venas normales. El tiempo de recuperación es similar al de la cirugías.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Centros y departamentos relacionados:

Medicina Interna
Centro de Cirugía de Alta Especialidad
Radiología e Imagen Molecular
Laboratorio Clínico

Fuentes:

  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • elsevier.es
  • topdoctors.es
  • childrensmn.org
  • medigraphic.com
  • Vela CI, Caravia PI, Milián ER. Actualización de aspectos anatómicos, fisiopatológicos y diagnóstico del varicocele. RCU. 2019;8(2):149-163.
  • Baños HI, de Armas AI, Ramos PK, et al. Disfunción eréctil, niveles de testosterona y su relación con la presencia de varicocele. RCU. 2018;7(2):81-88.
  • Baños HI, de Armas AI, Ramos PK, et al. Relación entre varicocele, disfunción sexual y niveles séricos de testosterona. Rev Ciencias Médicas. 2018;22(3):486-484.
  • Chou RA, Fragas VR, Hernández SDR, et al. Varicocele bilateral e infertilidad: evaluación de dos técnicas quirúrgicas. RCU. 2013;2(1):53-69.
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.