La obesidad infantil: un problema de todos

Puntos clave:

  • El sobrepeso y obesidad infantil generan consecuencia en cuerpo y mente del niñ@
  • México ocupa el primer lugar en obesidad infantil, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)
  • La pandemia de COVID-19 incrementó el porcentaje de niños que sufren sobrepeso u obesidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que México está considerado como un país mal nutrido, ocupando el primer lugar en obesidad infantil; adicionalmente, mediante la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) del 2020, se detectó que la prevalencia de sobrepeso recae con más fuerza en los menores de 8 y 9 años, con el 24% y 26% respectivamente.

El Dr. Carlos Alberto Antillón Ferreira, endocrinólogo pediatra del Centro México ABC señala que dentro de la última encuesta de ENSANUT se reporta que prácticamente 1 de cada 3 personas en edad escolar cuenta con algún problema de sobrepeso u obesidad.

Prevalencia que incrementó considerablemente durante la actual pandemia de COVID-19 y debido a la falta de movilidad de los niños y niñas en el confinamiento, así como a un mayor consumo de comida poco saludable.

Asociados al sobrepeso y obesidad, se aumenta el riesgo de que los niños tengan problemas de salud como: hipertensión arterial, alteración en el metabolismo de lípidos, enfermedades cardiovasculares, hígado graso, intolerancia a la glucosa, resistencia a la insulina y diabetes mellitus tipo 2, este último padecimiento se ve cada día con más frecuencia en adolescentes.

Además, el sobrepeso y la obesidad permiten una mayor prevalencia a presentar problemas respiratorios como el asma o apnea del sueño; en factores psicológicos se podría generar depresión, ansiedad, baja estima e incluso, sufrir bullying.

Ante esto, el Dr. Antillón recomienda que la obesidad infantil sea tratada como una enfermedad y de forma multidisciplinaria desde el inicio con la atención de profesionales en cada área que se requiera, porque es indispensable que los niños recuperen su salud y prevengan futuras enfermedades como el Síndrome metabólico.

Añade que de forma preventiva los padres deben observar la línea de crecimiento conforme a la edad y medir el índice de masa corporal (IMC = peso en kilogramos dividido entre la estatura en metros al cuadrado). “El valor del IMC varía según la edad y de acuerdo con el género, se considera normal si está debajo del percentil 85, cuando se encuentra entre percentil 85 y 95, es un indicador de sobrepeso y si está por arriba de percentil 95 es un indicador de obesidad”.

Finalmente, el experto en obesidad infantil recomienda que los padres y los hijos tengan una buena alimentación con el “plato del buen comer” que incluye los alimentos que el cuerpo necesita, evitar alimentos y bebidas con sellos de etiquetados con alto índice calórico, hacer actividad física al menos 45 minutos diarias y 5 días a la semana y disminuir el uso excesivo de aparatos electrónicos.

Este contenido tiene fines informativos y no sustituye ninguna consulta con el especialista. En el Centro de Pediatría del Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada ¡Contáctanos! https://bit.ly/3OEFySR