Centro Médico ABC > Cáncer > Menor tiempo de recuperación y precisión en la prostatectomía apoyada por el robot da Vinci

Menor tiempo de recuperación y precisión en la prostatectomía apoyada por el robot da Vinci

prostatectomia

Puntos clave:

  • La prostatectomía radical asistida por el robot da Vinci es una de las cirugías que proporcionan mayor precisión y menores riesgos para la curación del cáncer de próstata.
  • El robot da Vinci aporta beneficios en la fase de proceso quirúrgico y en la de ejecución, optimizando también la fase de recuperación.
  • Gracias al sistema quirúrgico da Vinci, el cirujano logrará realizar procedimientos con un grado de precisión milimétrico.

El cáncer de próstata es el tumor maligno más frecuente en los hombres mayores a los 50 años y es la segunda causa de muerte por tumores malignos en hombres mayores a 65 años.

Siendo una cirugía que permite la extracción de una parte o de toda la próstata, la prostatectomía se utiliza en el tratamiento de una serie de trastornos que afectan este órgano y es muy empleada en el cáncer de próstata.
La prostatectomía radical es una cirugía que permite extirpar toda la glándula prostática, junto con los ganglios linfáticos circundantes con el objetivo de tratar a pacientes con cáncer de próstata localizado.

Aunque existen diferentes técnicas para realizar la prostatectomía, en función a la afección a tratar, una de las más relevantes es la cirugía robótica mínimamente invasiva.

El departamento de cirugía robótica del Centro Médico ABC cuenta con el robot da Vinci que permite efectuar una cirugía en forma segura. Tras la cirugía, el paciente se recupera de una manera rápida, sin dolor ni sangrado, logrando regresar a casa en un par de días.

“Esta es una de las mejores formas de tratar cáncer de próstata en el mundo, a diferencia de la cirugía abierta, que lleva una recuperación tres o cuatro veces más larga; con el robot se reducen costos porque requiere menos días de hospitalización, pocas transfusiones, menor uso de analgésicos para el dolor, pronta recuperación y reintegración al trabajo”, menciona el Dr. Aarón Torres, titular del curso de especialidad de urología en el Centro Médico ABC.

La cirugía robótica cuenta con diferentes ventajas sobre la cirugía abierta, debido a que esta última tiene una alta posibilidad de dañar los nervios que permiten la erección, mientras que la cirugía robótica cuenta con cuatro veces menos posibilidades de generar este efecto secundario. También en la cirugía abierta se corre el riesgo de dañar el esfínter y que el paciente pueda sufrir incontinencia permanente.

En los casos de cáncer de próstata avanzado, la cirugía robótica también puede ser una alternativa en conjunto con otros procedimientos como radiación o medicamentos y que, si bien, ya no es una enfermedad curable, la remoción de la próstata puede ayudar a que el paciente pueda llegar a vivir más años. En caso de que ya exista metástasis, son muy pocas y dependiendo del caso en especial, se puede quitar la próstata para ayudar al control del tumor con fines paliativos.

El robot da Vinci aporta diversas ventajas a la prostatectomía tanto en su fase de proceso quirúrgico como en la fase de ejecución potenciando la destreza del cirujano, optimizando además la etapa de recuperación en comparación con técnicas no robóticas más convencionales, como lo son la cirugía abierta o laparoscopía.

Gracias a lo cual, el cirujano se verá beneficiado con:

  • Accesibilidad a planos anatómicos profundos.
  • Eliminación de temblores.
  • Grado de precisión y rango de movimiento mejorado.
  • Mayor radicalidad en la extirpación tumoral.
  • Se reduce la posibilidad de algún error.
  • Visualización tridimensional del campo operativo en tiempo real.

Beneficios para el paciente:

  • Cicatrices de menor tamaño.
  • Disminuye el riesgo a infecciones.
  • Menor riesgo de complicaciones.
  • Pocas posibilidades de sangrado.
  • Postoperatorio menos doloroso.
  • Regreso a la vida cotidiana a una mayor velocidad.
  • Tiempo de hospitalización reducido.
  • Tiempo de recuperación más corto.

Todo esto se logra gracias a que el cirujano no opera con sus manos, sino que manipula el robot a distancia y el sistema replica las indicaciones del médico para llevar a cabo operaciones con un grado de precisión milimétrica, pudiendo también efectuar procedimientos quirúrgicos complejos con una invasión mínima.

Al ser un robot esclavo, da Vinci no puede programarse ni actuar por sí mismo, lo que significa que el cirujano es quien da las órdenes y dirige los movimientos durante el proceso.

Cada paciente tiene sus situaciones particulares, pero gracias al apoyo del robot da Vinci, la cirugía de prostatectomía se lleva a cabo entre dos y cuatro horas, en función al tamaño de la próstata y las dificultades presentes, y la recuperación del paciente se logra entre una y dos semanas.

Este contenido tiene fines informativos y no sustituye ninguna consulta con el especialista. En el Centro de Cirugía Robótica del Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada ¡Contáctanos! https://bit.ly/3w4zyuO

Fuente:
https://www.clinicasagradafamilia.com/es/tratamientos/prostatectomia-radical-robotica-da-vinci#:~:text=La%20prostatectom%C3%ADa%20radical%20por%20t%C3%A9cnica,los%20tejidos%20de%20alrededor%20a
https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/prostatectomy/about/pac-20385198
Dr. Aarón Torres García, urólogo-oncólogo experto en cirugía robótica del Centro Médico ABC

¿Cómo podemos ayudarte?