¿Cómo afectan las altas temperaturas?

En época de calor hay que tener mucho cuidado con algunos padecimientos que podemos sufrir por falta de atención a nuestro cuerpo.

Durante el verano aumentan los riesgos de deshidratación, a causa de la exposición solar, insolación, lesión térmica asociada al ejercicio, golpe de calor y quemaduras cutáneas.

También, se incrementan las enfermedades gastrointestinales, debido a la ingesta de alimentos y bebidas que, por las elevadas temperaturas, tienden a descomponerse más rápido.  Procura ingerir alimentos frescos y bien cocinados, sobre todo los productos del mar, evita consumirlos crudos.

Otra de las complicaciones que surgen por la exposición permanente a los rayos UV, es la que ocasiona daños a la piel que van desde la aparición de arrugas profundas y manchas, hasta cáncer

Te recomendamos evitar la exposición directa a los rayos solares por un largo tiempo, utiliza protectores solares, sombreros, sombrillas, gorras, viste ropa holgada y, lo más importante, mantente hidratado. Recuerda evitar exponerte al sol entre las diez y las 16 horas, periodo de mayor radiación solar.

Si te encuentras con alguna persona que presenta piel caliente y enrojecida, ausencia de sudoración, pulso fuerte y contundente, respiración dificultosa, pupilas dilatadas, fiebre, mareo o pérdida de la consciencia, debe recibir ayuda médica de inmediato.

Los menores de cinco años tienden a sufrir deshidratación, por lo que ante cualquier síntoma deberán ser trasladados a las unidades médicas para ser atendidos.

Como medida higiénica, recomendamos que te laves las manos cada vez que vayas al baño y antes de preparar alimentos.

Recuerda consultar a tu médico si presentas algún síntoma por exposición prolongada al sol.

Con información de la Secretaría de Salud.