Centro Médico ABC > Consejos y prevención > Realidades del trasplante de riñón

Realidades del trasplante de riñón

Realidades del trasplante de riñón

Puntos claves:

  • Una persona que dona un riñón, más allá de las limitaciones presentes en cualquier cirugía al comienzo, no verá alterada su vida diaria ni expectativa de vida.
  • Los trasplantes de riñón se pueden realizar en niños y hasta en personas mayores de 90 años.
  • La diabetes es a nivel mundial la principal causa de que el riñón enferme y, por consiguiente, la principal necesidad de un trasplante de riñón.

Alrededor de la donación y el trasplante de riñón existen varias dudas en relación al estilo de vida y la salud de las personas involucradas.
El Dr. Javier Tejeda Maldonado, médico internista especialista en nefrología del Centro Médico ABC, resolverá diferentes dudas relacionadas a la donación y el trasplante de riñón.

Según el Observatorio Mundial de la Donación y el Trasplante, cada año se realizan más de 100,000 trasplantes de riñón en todo el mundo, uno frente a los más de cinco millones de pacientes que se someten a diálisis anualmente.1

Una de las principales dudas que tienen las personas ante la idea de donar un riñón, es ¿si esto afectará su esperanza de vida? Al elegir a un donador los médicos buscan a una persona completamente sana, con lo cual donar el órgano no implica ningún perjuicio para su salud.
Tras la recuperación de la cirugía, como en cualquier otra intervención quirúrgica, tu vida regresará a la normalidad sin ningún tipo de eventualidad. Pero, a modo de prevención, se deberá tener un seguimiento médico de manera rutinaria para garantizar que tu único riñón, y tu salud en general, se mantengan en las mejores condiciones.

El objetivo de los médicos para cualquier paciente con enfermedad renal crónica es que pueda recibir un trasplante, esto sin importar si es un niño o una persona de más de 90 años. Lo importante para lograr este procedimiento quirúrgico no es la edad, sino que se encuentren físicamente aptos y esto se logra al ser activos y con una buena nutrición. Con respecto a los niños, estos se beneficiarán mucho con un trasplante, ya que podrán crecer y jugar de manera ordinaria y sin ninguna limitante.

Otra duda común que tienen los relacionados a un trasplante de riñón, es ¿si el donador debe de ser un miembro de la familia?, señala el Dr. Tejeda. La realidad es que, aunque se recomienda que el donador esté genéticamente relacionado, como un padre, hijo, hermano o tíos, no es obligatorio esto.

En todo el mundo, la diabetes es la principal causa de que el riñón enferme, resultando en ser quienes más buscan un trasplante de riñón, por lo cual esta enfermedad no es una limitante para el proceso. Lo que sí sucede es que cuando el riñón enferme a consecuencia de la diabetes, es normal que otros órganos también lo hagan, por lo que se deberá hacer un seguimiento mucho más estrecho para tener controlada tanto la diabetes como el estado del riñón y que no se vuelva a ver afectado.

El trasplante de riñón es un procedimiento que ayudará a las personas que viven con falla renal crónica a mejorar su vida. Esto permitirá que ya no requieran diálisis, puedan tomar mucha más agua y tener una dieta más libre; pero no es una cura. Todo trasplante tiene un tiempo limitado, por lo cual, entre más lo cuides y le des un mejor seguimiento, la sobrevida del trasplante será mucho mejor.

Aunque generalmente el trasplante se realiza en pacientes con falla renal crónica, existe la posibilidad de realizar un trasplante anticipado, esto quiere decir que todo paciente al que sus riñones funcionen en menos de un 15%, podrán buscar esta operación, lo que les evitará llegar a la etapa de diálisis y que no pierdan su calidad de vida.

El Dr. Tejeda señala que, dentro de las principales situaciones de cuidado y prevención relacionadas a un trasplante de riñón, se encuentra el embarazo. Por un lado, las mujeres donadoras pueden tener riesgo de desarrollar preeclampsia, una enfermedad de la presión arterial durante el embarazo, pero aún así es posible que toda mujer donadora lleve el embarazo sin ninguna eventualidad, esto siguiendo las indicaciones del ginecólogo, quien dará seguimiento a esta etapa de la vida.

Por otro lado, las mujeres que han recibido un trasplante de riñón, no deberían tener problemas en lograrlo; pero se recomienda que el embarazo sea planeado para buscar las mejores condiciones y que el nuevo riñón esté estable, con sus funciones normales y la dosis más baja de medicamentos; todo esto generalmente se logra tras el primer año desde el trasplante.

El trasplante renal es la mejor forma de tratar a los pacientes con enfermedad renal crónica, siendo un procedimiento seguro tanto para el donador como para el receptor, y que permitirá cambiar la vida por completo de este último.
En el área de Medicina Interna del Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada ¡Contáctanos!

Fuente:
Dr. Javier Tejeda Maldonado – Médico internista especialista en nefrología
https://youtu.be/TxFCu1C-Ub8
1 https://www.healthdata.org/gbd/gbd-2019-resources

¿Cómo podemos ayudarte?