Centro Médico ABC > Revista Digital > Beneficios de la terapia de reemplazo hormonal en la menopausia

Beneficios de la terapia de reemplazo hormonal en la menopausia

Terapia de reemplazo

Puntos clave:

  • El estrógeno, la progesterona y la testosterona son las hormonas que comúnmente se emplean en la terapia de reemplazo hormonal.
  • La terapia de reemplazo hormonal puede ayudar además a prevenir enfermedades neurológicas y cardiovasculares.
  • Es necesario realizarse estudios médicos para conocer la posibilidad del uso de la terapia de reemplazo hormonal.

Terapia de reemplazo hormonal

La menopausia es una etapa en la vida de la mujer que es notoria cuando deja de tener su periodo menstrual, momento en el que su cuerpo produce menos cantidad de hormonas. Esta situación suele ocurrir entre los 45 y 55 años.

Este cambio hormonal en algunos casos no se percibe, pero para otras mujeres puede resultar en síntomas durante la transición y en la posmenopausia, que pueden afectar su vida diaria, señala la Dra. Eréndira Ortiz Ruiz, ginecóloga especialista en menopausia y climaterio del Centro Médico ABC.

Dentro de los diferentes síntomas que puedes sufrir se encuentran: bochornos, sudoración nocturna, alteraciones en el sueño, cambios en el estado de ánimo, disminución de la lívido sexual, sequedad vaginal, dolores articulares o musculares, entre otros.

Aunque estos síntomas pueden llegar a desaparecer con el tiempo, para algunas mujeres pueden interferir con su día a día. A través de la terapia de reemplazo hormonal, se podrán reemplazar las hormonas que disminuyen en esta etapa de la vida, mediante el uso de estrógeno y progesterona, y en algunas ocasiones también testosterona.

“El tratamiento de los síntomas de la menopausia con estrógeno y progestina juntos se conoce como terapia de estrógeno y progestina (EPT, por sus siglas en inglés) o terapia hormonal combinada. Aunque el estrógeno por sí solo alivia los síntomas de la menopausia, este aumenta el riesgo de cáncer uterino (cáncer endometrial). Agregar una progestina al estrógeno reduce el riesgo de cáncer endometrial anormal. Por esta razón, la EPT se administra a mujeres que aún conservan su útero (a quienes su útero no se les extrajo mediante una histerectomía).”1

Existen diferentes presentaciones para las terapias hormonales como: pastillas, parches, inyecciones, geles, cremas u óvulos vaginales; las cuales dependen de si se busca una aplicación local o una sistémica, que llegue a todo el organismo y de acuerdo con la recomendación del especialista.

¿Qué beneficios tiene la terapia de reemplazo hormonal?

La Dra. Ortiz señala que diversos estudios han demostrado que la terapia de reemplazo hormonal ayuda a mejorar la mayoría de los síntomas presentes, proporcionando además otros beneficios como la prevención de enfermedades cardiovasculares al disminuir el riesgo de tener colesterol o triglicéridos altos, diabetes o hipertensión.

Otros beneficios que se han encontrado es ayudar a prevenir enfermedades neurológicas como el Alzheimer o disminuir el riesgo de fractura en pacientes con osteoporosis.

¿Cómo saber si eres candidata para la terapia de reemplazo hormonal?

Si bien, es segura la aplicación de terapia de reemplazo hormonal en la mayoría de las mujeres, en algunos casos podría incrementar la posibilidad de desarrollar coágulos sanguíneos, infartos cardiacos o cerebrales, e incluso la aparición de cáncer de mama y de endometrio, señala la Dra. Ortiz.

Todo esto está relacionado al tiempo de duración de la terapia, a la dosis utilizada, su tipo y, principalmente, al estado de salud de la mujer en ese momento.

Por lo cual el médico deberá realizarte un cuestionario sobre los síntomas junto con una exploración física completa, adicionalmente, te solicitará algunos estudios como la mastografía, el ultrasonido mamario, la densitometría ósea y otras pruebas de laboratorio; todo esto con el objetivo de determinar si eres candidata para el uso de la terapia de reemplazo hormonal.

A pesar de los beneficios que conlleva el uso de esta terapia, existen algunas restricciones enfocadas a mujeres que hayan presentado o tengan algún tipo de cáncer, incluyendo de mama, de ovario o de endometrio; también está contraindicado en mujeres que hayan sufrido un infarto cardiaco o que tengan alguna enfermedad severa del hígado, mujeres que hayan tenido antecedentes de coágulos sanguíneos o que padezcan de sangrados vaginales de causa desconocida o para fumadoras activas.

La Dra. Ortiz indica que para las mujeres que sufren los síntomas de la menopausia y que no son candidatas a la terapia de reemplazo hormonal, existen otras alternativas que pueden seguir:

  • Buscar un cambio de estilo de vida.
  • Incorporar ejercicio regular a la rutina.
  • Tener un plan de alimentación balanceado.
  • Disminuir factores como el tabaquismo, la cafeína y el consumo de alcohol.
  • Incluir en su día a día técnicas de relajación como el yoga, la meditación o similares.
  • Suplementación de la vitamina D y el calcio.
  • De ser necesario, tu médico podría prescribirte el uso de antidepresivos.

La menopausia es una etapa más en la vida de toda mujer y los síntomas pueden ser llevaderos, acércate con tu médico para tomar la mejor decisión para ti.

Este contenido tiene fines informativos y no sustituye ninguna consulta con el especialista. En el Centro de Ginecología del Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada ¡Contáctanos!

Fuente:
Dra. Eréndira Ortiz Ruiz – Ginecóloga especialista en menopausia y climaterio del Centro Médico ABC
https://youtu.be/s_TMmTeYUEY
1 https://www.cancer.org/es/saludable/causas-del-cancer/tratamientos-medicos/terapia-de-restitucion-de-hormonas-en-la-menopausia-y-el-riesgo-de-cancer.html

¿Cómo podemos ayudarte?