Temporada de neumonía, ¿cómo evitarla?

Puntos clave:
– La neumonía
– Medidas de prevención
– Tratamiento

La neumonía es un tipo de infección en las vías respiratorias que afecta directamente a los pulmones y es causada por bacterias, virus y hongos. En los adultos, las bacterias son la causa más común.
Esta enfermedad ataca principalmente a adultos mayores y niños por lo cual debemos estar al tanto y evitar contagios.

¿Cómo puedo evitar la neumonía?

Lleva una dieta adecuada y bebe suficiente agua

La mala nutrición y la deshidratación favorecen el desarrollo de la neumonía. Si sigues una dieta rica en nutrientes y bebes por lo menos dos litros de agua al día ayudarás a mantener el organismo fuerte frente al ataque de virus y bacterias.

Las vacunas serán tu mejor escudo

Existen diversas campañas de vacunación, sobre todo en temporada decembrina, que es cuando los brotes aumentan. Acércate a tu médico tratante para que te recomiende la mejor opción.

Abstente de frecuentar a personas enfermas

La neumonía se transmite rápidamente por contagio directo entre personas, por lo que una de las principales medidas de prevención es separar a las personas mayores y niños sanos para frenar la posibilidad de contagio.

La limpieza es fundamental
Como sabemos, el lavado de manos puede significar una gran diferencia entre contagiarse o no. Tómalo como un hábito e incúlcalo también a tus hijos.

Mantén sanos tus pulmones

La actividad física y un entorno libre de humo del cigarro puede ayudar bastante a cuidar la salud de tus pulmones y prepararlos para cualquier enfermedad respiratoria.

¡Abrígate!
El viento frío puede aumentar el riesgo de contraer alguna enfermedad respiratoria y culminar en una neumonía severa.

Tengo neumonía, ¿cuál es el tratamiento para curarme?

Si tienes síntomas como fiebre o dificultad para respirar es muy importante que programes una cita con tu médico, ya sea en línea, por la situación que vivimos actualmente o en una consulta presencial siguiendo todas las medidas sanitarias correspondientes.

El tratamiento más común se basa en antibióticos, sin embargo, el médico tratante será el que te indique cuáles son los medicamentos adecuados para ti y si es necesario estar hospitalizado o puedes llevar tu tratamiento en casa.

Recuerda que la automedicación puede ocasionar que la enfermedad se agrave o producir resultados negativos, ¡acude siempre con un médico!

Te compartimos algunas medidas para disminuir los síntomas en caso de contraer neumonía:
– Utiliza un humidificador con agua caliente, si tu médico lo permite puedes agregar unas gotas de aceites esenciales. El objetivo es inhalar el vapor caliente para ayudar a los pulmones a despejarse.
– Respira profundamente de 2 a 3 veces cada hora, esto podría ayudar a abrir tus pulmones y a respirar mejor.
– Si tienes muchas flemas, da unos golpecitos muy suavemente en tu pecho, unas cuantas veces al día. Así podrías ayudar a sacar las flemas que se encuentran congestionadas en el pecho.

En caso de urgencias no dudes en llamarnos:
Urgencias Campus Observatorio: 55 5230 8161
Urgencias Campus Santa Fe: 55 1103 1666

Fuentes:
https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/tercera-edad/habitos-vida-saludable/prevenir-neumonia.html
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000145.htm