Centro Médico ABC > Consejos y prevención > Insuficiencia venosa crónica

Insuficiencia venosa crónica

Insuficiencia venosa crónica

¿Qué es la insuficiencia venosa crónica?

La insuficiencia venosa crónica es una enfermedad muy común que afecta las venas de las piernas. En condiciones normales, las venas llevan sangre de las piernas al corazón. Esto se logra por medio de la coordinación de múltiples válvulas en el interior de las venas y los músculos de las pantorrillas.

Si las válvulas o los músculos no funcionan de forma adecuada, la sangre se puede regresar a las piernas (reflujo), causando hipertensión venosa.

Insuficiencia venosa crónica – Causas

Cualquier cosa que incremente la presión dentro de las venas las puede dilatar:

  • Coágulos.
  • Cirugía o lesiones en piernas.
  • Sobrepeso.
  • Embarazo.
  • Permanecer periodos prolongados de pie o sentado.

Síntomas de insuficiencia venosa

Los síntomas pueden ser leves como pesadez, comezón, dolor, dilatación de venas, o severos como hinchazón de piernas, pies y tobillos, cambios de coloración de la piel, sarpullido, infecciones recurrentes o úlceras.

Síntomas Crónicos.

  • Várices (venas dilatadas).
  • Hinchazón: principalmente después de estar parado mucho tiempo.
  • Cambios en la piel: el estancamiento de la sangre en las venas y la hipertensión por meses o años torna la piel de un color rojizo-pardo. Principalmente en la cara interna del tobillo. Las venas se pueden irritar e inflamar.

En casos más severos se presentan:

  • Úlceras venosas: heridas abiertas que no sanan y/o sangran. Se localizan en la cara interna de los tobillos. Su tratamiento es muy complicado.

Tratamiento de insuficiencia venosa

Se enfoca en reducir los síntomas y prevenir las úlceras:

  • Elevación de piernas.
  • Ejercicios de pies, tobillos y piernas, pararse de puntas varias veces, caminar.
  • Calcetines o medias compresivas.
  • Para casos severos: vendajes compresivos.
  • Medicamentos. Sirven mucho para los síntomas pero no reducen o desaparecen las várices.
before procedimeinto

Preoperatorio

post procedimiento

Postoperatorio

Cirugía para la insuficiencia venosa

La cirugía se reserva para los casos en los que no hay mejoría con los tratamientos conservadores.

Los tipos de cirugía endovascular son: ablación térmica y no térmica. En la ablación no térmica se inyecta una substancia o pegamento que cierran la vena. En la ablación térmica se introduce un catéter especial que puede ser láser o radiofrecuencia; estos producen calor cerrando la vena por dentro.

La cirugía tradicional consta de la extracción de la vena completa.

En el Centro Cardiovascular te ofrecemos una amplia gama de servicios de diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento para cuidar las arterias y venas de nuestro cuerpo.

Fuente:
Dr. Claudio Alberto Ramírez Cerda – Médico especialista en Cirugía Vascular y Endovascular del Centro Médico ABC.

¿Cómo podemos ayudarte?