La diabetes y sus complicaciones: cómo llevar una vida sana

Puntos clave

  • Existen varios tipos de diabetes, las más comunes, la tipo 1 y la tipo 2.
  • La insulina es un gran aliado en el tratamiento de la diabetes.
  • El diagnóstico de diabetes no significa una sentencia de enfermedad complicada, el adecuado control de la misma puede asegurar vivir una vida plena y sin complicaciones.

Vivir con diabetes no es equivalente a vivir diferente, los pacientes con esta enfermedad pueden tener una vida normal y plena al igual que los que viven sin ella. La clave es estar informado y tener una buena educación en diabetes que le brinde a los pacientes las herramientas para tomar buenas decisiones en su día a día.

¿Cómo detectarla?
Además de los estudios de laboratorio rutinarios, existen algunas señales que pueden orientarte si padeces diabetes y aún no lo sabes.

  • Mucha sed y ganas de ir al baño
  • Hambre todo el tiempo
  • Falta de energía
  • Piel oscura
  • Infecciones urinarias o en la piel

Cuando un paciente y su familia se enfrenta al diagnóstico de diabetes es comprensible que surjan muchas dudas y temor, en especial en el caso de esta enfermedad, ya que prácticamente todos conocemos a alguien que vive con ella y, que en muchos casos, han tenido experiencias poco alentadoras.

Ante el diagnóstico, lo primero que tienes que hacer es acudir con un profesional de la salud capacitado en el tema, quien debe explicarte lo que conlleva el mismo, lo que está pasando en tu cuerpo y los cuidados que ahora deberás tener. Es importante que conozcas las opciones terapéuticas y juntos decidan cuál es el mejor tratamiento para ti, además que te explique con claridad la frecuencia de las visitas médicas, su importancia, lo indispensable que será el apego a tu tratamiento y los cambios en tu estilo de vida.

 

Complicaciones

Las complicaciones más conocidas son la ceguera, amputaciones, infartos y enfermedad renal crónica, sin embargo, cualquier órgano de nuestro cuerpo puede enfermarse si está expuesto a niveles elevados de glucosa por mucho tiempo.

Estas se dividen en micro y macrovasculares:

Microvasculares

  • Retinopatía (complicaciones en los ojos).
  • Neuropatía (complicaciones en los nervios).
  • Nefropatía (complicaciones en los riñones).

Macrovasculares

  • Enfermedad vascular periférica (se presenta en el corazón y arterias).

El principal factor que determina el desarrollo de estas son la exposición crónica a niveles altos de glucosa, que poco a poco daña los vasos arteriales, compromete el flujo adecuado de sangre y daña los tejidos.

5 mitos sobre la insulina como tratamiento para tu diabetes

Existen muchas creencias erróneas respecto al uso de la insulina como tratamiento para la diabetes que lleva a los pacientes a rechazar esta herramienta diagnóstica. Por ello, te compartimos 5 mitos sobre su uso:

  • Si empiezo a usar insulina será para siempre. En ocasiones es recomendable controlar la glucosa con insulina y una vez resuelto el cuadro muchos pacientes regresan a su tratamiento previo.
  • Si me prescriben insulina es porque tengo diabetes muy avanzada. La insulina es una herramienta más para el tratamiento de la diabetes, la elección de la misma siempre está basada en el contexto del paciente y se puede prescribir en etapas tempranas de la enfermedad, siempre con el objetivo de lograr un adecuado control glucémico para evitar complicaciones a futuro.
  • Es un tratamiento muy costoso. En la actualidad los costos de la insulina son incluso menores a otros tratamientos.
  • Es muy difícil aplicarse insulina y requiere muchos cuidados. En la actualidad los dispositivos tipo pluma permiten un almacenaje fuera del refrigerador ya que han sido utilizadas por primera vez, además las agujas son considerablemente más pequeñas y la aplicación es prácticamente indolora. Los cuidados que debe tener un paciente en este tratamiento son similares a los de otros hipoglucemiantes orales.
  • La insulina te deja ciego. El uso de insulina no está relacionado a cambios en la vista, ni transitorios, ni permanentes.

Un nuevo estilo de vida
Es muy importante que sepas que para tener éxito en el tratamiento se deben conjuntar tres cosas: medicamentos, adoptar un estilo de vida que comprenda una buena alimentación y realizar actividad física de forma regular.

Aquí te compartimos 5 consejos para comenzar una vida más sana si tienes diabetes:

  • Si fumas, ¡deja de hacerlo! El tabaquismo es el peor aliado de la glucosa alta.
  • ¡Actívate! Abandona el sedentarismo. La actividad física leve puede ayudar a mejorar los niveles de glucosa a corto y largo plazo.
  • No restrinjas ningún grupo de alimentos. Recuerda que todos los macronutrientes son importantes para cumplir funciones en tu cuerpo.
  • ¡Checa tus niveles de glucosa! La única manera de conocer la enfermedad es sabiendo cómo se comportan tus niveles de glucosa en la sangre.
  • Invita a tus amigos y familiares a seguir contigo el plan de alimentación. Todos nos beneficiamos de comer de manera más saludable, con más fibra y más nutrientes.

Tu vida puede ser igual que la de cualquier persona que vive sin diabetes, la clave está en una buena educación y conocimiento de tu enfermedad. Tu médico y el resto del equipo interdisciplinario que comprende nutrición, psicología y deportes te enseñaran a vivir una vida plena y sin complicaciones.

En Centro Médico ABC estamos listos para recibirte y ayudarte a realizar una valoración, diagnóstico y el tratamiento para diabéticos.
https://centromedicoabc.com/medicina-interna/clinica-de-diabetes/

Si necesitas realizarte análisis clínicos, ponte en contacto con nuestro Laboratorio Clínico a los teléfonos:
Campus Observatorio: 55 5230 8000
Campus Santa Fe: 55 1103 1600
De ser diagnosticado, comunícate a cualquiera de nuestros Campus para programar una cita de seguimiento en medicina interna.