Vacunas COVID-19

En Centro Médico ABC

Estamos preparados para atenderte en nuestros dos Campus con los más altos estándares de seguridad.

Vacuna contra SARS-CoV-2

Las vacunas generan inmunidad activa y duradera contra una enfermedad ayudando al cuerpo la capacidad de combatir un virus. Se pueden presentar casos en que la vacuna no te impida contraer el virus de la COVID-19. Sin embargo, en caso de contagiarte, la vacuna podría impedir que te enfermes gravemente o impedir complicaciones.

Motivos para vacunarse contra
la COVID-19

  • Te ayuda a desarrollar inmunidad al SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19.
  • La vacuna podría impedir que te enfermes gravemente, complicaciones o mueras a causa de la enfermedad.
  • Si bien cada vacuna funciona de distinta manera, todas las vacunas contra la COVID-19 provocan una respuesta inmunitaria para que tu cuerpo recuerde cómo combatir el virus en el futuro.
  • Prevenir que el virus que causa la COVID-19 se propague y se replique, contribuyendo a la inmunidad colectiva.
Vacuna COVID-19 | Coronavirus

Qué se debe saber sobre las distintas
vacunas contra la COVID-19

Información sobre las distintas vacunas, cómo funcionan, cuántas dosis se necesitan, cuáles son los posibles efectos secundarios y quiénes no deberían recibir la vacuna.

Vacunas COVID-19

Dosis de Vacuna
COVID-19

Conoce por qué la vacuna COVID-19 se aplica en una o dos dosis y cuál es la recomendación oficial de su aplicación combinando o no las diferentes vacunas.

¿Cómo actúan las vacunas contra
la COVID-19?

Cualquier vacuna está destinada a generar inmunidad contra una enfermedad mediante la producción de anticuerpos que activan las defensas naturales del organismo, fortaleciendo el sistema inmunitario.

Los principales tipos de vacunas contra la COVID-19 que se encuentran disponibles actualmente o en ensayos clínicos a gran escala incluyen los siguientes:

Vacuna de ARN mensajero (ARNm).

Las vacunas de ARNm son un nuevo tipo de vacunas que enseñan a nuestras células a producir una proteína S, que desencadena una respuesta inmunitaria que produce anticuerpos, protegiéndonos de infecciones si el virus real ingresa a nuestros organismos.

Esta vacuna no puede provocar una enfermedad infecciosa como la de COVID-19 ya que no contienen el virus vivo que causa el COVID-19.

Vacuna basada en un vector.

Las vacunas de vectores virales contienen una versión modificada de otro virus (vector viral) para dar instrucciones a nuestras células y hacer copias de la proteína S. Una vez teniendo la proteína S, el sistema inmunitario responde mediante la creación de anticuerpos y glóbulos blancos de defensa. Si te infectas con el virus de la COVID-19, los anticuerpos combaten el virus.

Las vacunas de vector viral no pueden hacer que te infectes con el virus de la COVID-19 ni con el virus del vector viral. A su vez, el material genético que proporcionan no se vuelve parte de tu ADN.

Vacunas de subunidades proteicas.

Este tipo de vacuna contra la COVID-19 contiene proteínas S inofensivas. Una vez que el sistema inmunitario reconoce las proteínas S, crea anticuerpos y glóbulos blancos de defensa.

Variantes de la COVID-19,
¿funcionan las vacunas para las nuevas variantes?

Cuando un virus tiene una o más mutaciones se les denominan “variantes” del virus original. Algunas de las variantes preocupantes de la COVID-19 son: Alfa. (B.1.1.7), Beta (B.1.351), Gamma (P.1), Delta (B.1.617.2).

Las vacunas contra la COVID-19 siguen teniendo eficacia con formas graves y leves, aunque disminuyen en cierto porcentaje. Recuerden que recibir una dosis no otorga inmunidad inmediata, mantengan precauciones y cumplan con el esquema completo de vacunación.

Vacunas COVID-19 | Variante Delta

Diferencias entre las variantes y el virus
original de la COVID-19

Aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica
de la enfermedad.

Disminución de la eficacia de las vacunas y los tratamientos disponibles

Variantes COVID-19 | Virus SARS-CoV-2

Virus Original (SARS-CoV-2 )

Una persona enferma puede contagiar hasta 2 personas.

Variante Alfa | Variantes COVID-19

Variante Alfa

Una persona enferma puede contagiar hasta 4 personas.

Variante Delta | Variantes COVID-19

Variante Delta

Una persona enferma puede contagiar hasta 9 personas.

Aumento de la transmisibilidad.

Infección virus delta Tiempo de contagio: -2 a 10 días Infección virus original Tiempo de contagio: -2 a 7 días Carga viral -6 -5 -4 -3 -2 -1 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 Virus original Carga viral x1 Variante Delta Carga viral x1.200

Aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad.

Variante Delta | Efectividad Vacunass COVID-19

Disminución de la eficacia de las vacunas y los tratamientos disponibles.

COVID-19 (SARS-CoV-2 original) Una persona enferma puede contagiar hasta 2 personas.
Variante Alfa una persona enferma puede contagiar hasta 4 personas
Variante Delta una persona enferma puede contagiar hasta 9 personas

Aumento de la transmisibilidad.

6 precauciones contra las variantes
del COVID-19

Precauciones Variante Delta | COVID-19

Conserva más de 1.5 metros

Precauciones Variante Delta | COVID-19

Realiza higiene de manos de forma continua.

Precauciones Variante Delta | COVID-19

Uso continuo de cubrebocas de calidad mínima de triple capa

Precauciones Variante Delta | COVID-19

Mantén abierta las ventanas

Precauciones Variante Delta | COVID-19

Vacúnate cuando sea tu momento

Precauciones Variante Delta | COVID-19

Tose y estornuda con la parte superior del brazo aun con cubrebocas

Preguntas frecuentes acerca de la vacunación

La vacuna contra la COVID-19 En base a la información científica de cada una de las vacunas ya autorizadas por emergencia contra la COVID-19 esta refiere que pueden prevenir en casi un 100% en las formas graves o que requieran hospitalización por la infección por SARS-CoV-2 Aumentar el número de personas en la comunidad que están protegidas de contagiarse con la COVID-19. Prevenir que el virus que causa la COVID-19 se propague y se replique, lo que le permite mutar y posiblemente volverse más resistente a las vacunas
  • La vacuna de Pfizer-BioNTech, tiene un 95% de eficacia posterior a la segunda dosis en la prevención contra la COVID-19 sintomática. Esta vacuna es para mayores de 16 años. Está compuesta por dos dosis que se aplican con 21 días de diferencia
  • La vacuna de Moderna, tiene un 94.5% de eficacia posterior a la segunda dosis en la prevención contra la COVID-19 sintomática. Esta vacuna es para mayores de 18 años. Está compuesta por dos dosis que se aplican con 28 días de diferencia.
  • La vacuna Janssen/Johnson & Johnson, tiene 66% de eficacia posterior a la segunda dosis en la prevención contra la COVID-19 sintomática. Esta vacuna es para mayores de 18 años. Está compuesta por una dosis.
  • La vacuna AstraZeneca y la Universidad de Oxford, tiene un 63% de eficacia posterior a la segunda dosis en la prevención contra la COVID-19 sintomática. Esta vacuna es para mayores de 18 años. Está compuesta por dos dosis que se aplican con 21 días de diferencia.
  • La vacuna Sputnik V, tiene un 92.0% de eficacia posterior a la segunda dosis en la prevención contra la COVID-19 sintomática. Esta vacuna es para mayores de 18 años. Está compuesta por dos dosis que se aplican con 21 días de diferencia.
Estas vacunas están autorizadas como emergencia, el proceso de las vacunaciones en general lleva años en sus diferentes fases pero por la situación de la pandemia estos se han acortado, los puntos urgentes en este proceso fueron la documentación que se solicita para la parte administrativa, el tiempo para obtener financiación, todos estos fueron procedimientos urgentes, el tiempo que llevó la inscripción de pacientes fue increíblemente rápido. El seguimiento fue tan meticuloso como con cualquier otra vacuna y ahora se cuenta con datos de varios meses de seguimiento de pacientes que recibieron la vacuna o el placebo. Los efectos secundarios de las vacunas en general son locales y leves como dolor en el sitio de la aplicación, fiebre, escalofríos, mialgias y artralgias. Existe un porcentaje extremadamente bajo de reacciones alérgicas y esto tendrá que ver con ciertos componentes de cada vacuna y la predisposición de cada persona.
Las vacunas contra la COVID-19 se desarrollaron sobre la base de la proteína S, antes de que tuviera las mutaciones identificadas en estas variantes. Hasta las últimas revisiones científicas estas sí protegen de estas nuevas variantes aunque esto no exime que pudiéramos tener en el futuro una nueva variante que las vacunas no fueran eficaces. Es necesario realizar más investigaciones.
No. Es importante mantener las medidas preventivas antes y después de la vacuna, ya que para que estés protegido necesitas primero cumplir el esquema completo de cada marca de vacuna contra la COVID-19 y segundo permitir que nuestro sistema inmune genere anticuerpos.
Una vacuna contra la COVID-19 puede tener efectos secundarios leves tras la primera o la segunda dosis. Entre ellos:
  • Dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar donde se administró la inyección
  • Fiebre
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Dolor muscular
  • Escalofríos
  • Dolor articular
  • Náuseas y vómitos
  • Malestar general
  • Ganglios linfáticos inflamados
Normalmente te mantienen posterior a la aplicación de la vacuna de 15 a 30 minutos en vigilancia para ver si presentas una reacción inmediata. Los efectos secundarios leves pueden durar de uno a dos días. Si detectas cualquier otra sintomatología diferente a la referida es importante notificar a tu médico
Las reacciones alérgicas se presentan posterior a la aplicación a la vacuna contra la COVID-19 en un promedio de cuatro horas de haber recibido la primera dosis de la vacuna, la cual se puede presentar como:
  • Sibilancia o falta de aire constante.
  • Hinchazón de los labios, los ojos o la lengua.
  • Enrojecimiento, hinchazón o picazón en áreas del cuerpo que no sean el brazo en el que se aplicó la vacuna.
  • Si tienes signos de una reacción alérgica, busca atención de inmediato.
  • Informa a tu médico sobre la reacción, aunque ya haya desaparecido o no hayas necesitado atención de emergencia.
No se recomienda tomar un analgésico antes o después de la aplicación de la vacuna contra la COVID-19, si no tienes alguna sintomatología; si inicias con algún efecto secundario leve puedes administrar algún analgesico, siempre que no tengas ninguna razón de salud que te impida tomarlo u por no más de 48 hrs.
Las vacunas rara vez causan efectos secundarios a largo plazo. Con base en la evidencia científica hasta el momento no se encontró algún efecto secundario a largo plazo, pero ya que son vacunas autorizadas por emergencia esto se sigue monitoreando. Si gustas puedes encontrar información en el (https://vaers.hhs.gov/data.html). Vaccine Adverse Event Reporting System
Lo que se a observado en las bases de datos a nivel global son:
  • Personas mayores de 75 años de edad
  • Diabéticos más controlados
  • Hipertensos más controlados
  • Cardiópatas
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica
  • Enfermedades Inmunosupresión
  • Personas con obesidad
  • Asmáticos
Si tienes antecedentes de reacciones alérgicas graves relacionado a algún componente de la vacuna que te vas a aplicar contra la COVID-19 es aconsejable no aplicar. Si tienes antecedentes de reacción alérgica leve a otras vacunas es importante que lo notifiques al encargado de la aplicación de la vacuna para que realicen vigilancia por 30 minutos
Sí, si tienes una afección médica previa puedes recibir la vacuna contra la COVID-19, siempre y cuando no hayas tenido una reacción alérgica a la vacuna contra la COVID-19 ni a cualquiera de sus componentes. Sin embargo, existe poca información sobre la seguridad de las vacunas contra la COVID-19 en personas que tienen un sistema inmunitario debilitado o padecen de afecciones autoinmunitarias.
No hay ninguna investigación sobre la seguridad de las vacunas contra la COVID-19 para las mujeres embarazadas o que están amamantando. Pero si estás embarazada o amamantando, y formas parte de un grupo a quien se recomienda que se dé una vacuna contra la COVID-19, quizás elijas dártela. Habla con tu Médico acerca de los riesgos y beneficios.
Todavía no hay ninguna vacuna contra la COVID-19 para los niños menores de 16 años. Varias compañías han comenzado a inscribir en ensayos clínicos para vacunas contra la COVID-19 a niños de 12 años. Los estudios que incluyen a niños más jóvenes comenzarán pronto.
Haber tenido la COVID-19 quizás ofrezca alguna protección o inmunidad natural contra la reinfección con el virus que causa la COVID-19. Pero en estudios científicos se observa que la vacuna confiere una mator protección contra la COVID-19. Se recomienda que para poder aplicarse la vacuna contra la COVID-19 en formas leves haya pasado 14 días desde el inicio de la sintomatología y en graves hasta 30 días.
Recuerda que si estás completamente vacunado y posterior al periodo que cada vacuna refiere para generar anticuerpos, tu riesgo de contraer la COVID-19 podría ser bajo. Pero si te infectas, podrías propagar el virus en otras personas, incluso si no tienes signos o síntomas, por lo que las recomendaciones son:
  • Podrías reunirte con otras personas completamente vacunadas dos semanas después de la segunda dosis en ambientes cerrados, sin utilizar mascarillas y sin evitar el contacto cercano.
  • Sin embargo, las personas vacunadas deberían continuar tomando precauciones de seguridad, como utilizar mascarilla y evitar el contacto cercano con otros (dentro de 2 metros, aproximadamente), cuando se encuentren:
    • En público
    • Reunidas con personas que no están vacunadas y corren un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por COVID-19
    • Reunidas con personas que viven con alguien que no está vacunado en el mismo hogar que corre un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por COVID-19
    • Reunidas con personas sin vacunar que viven en distintos hogares