Deshidratación

21:54 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

Es un proceso en el que el cuerpo pierde líquido y este no se repone, por lo que el organismo no es capaz de funcionar adecuadamente. Siempre es necesario mantener una buena hidratación para prevenir la pérdida de fluidos que provoca deshidratación.

Esta afección puede ocurrirle a cualquier persona en diferentes circunstancias, pero resulta más riesgosa en infantes y personas de la tercera edad.

En los niños las causas más comunes son los cuadros de diarrea y vómito de gran intensidad, mientras que en las personas de la tercera edad, estas suelen ingerir menos líquidos y además su volumen de agua es inferior, lo que aunado a patologías o tratamientos médicos que propician deshidratación, pueden ser factores importantes para eventos de este tipo.

De igual manera, cualquier persona puede deshidratarse en días de calor extremo o al realizar actividades físicas sin reponer los fluidos. Una deshidratación ligera se contrarresta por medio de una ingestión abundante de agua, pero un cuadro de gravedad exige atención especializada inmediata, ya que se trata de una urgencia médica.

Síntomas:

La sintomatolgía es diferente de acuerdo con la edad:

Bebés y niños:

  • Resequedad oral y lingual.
  • Llanto seco.
  • Falta de orina.
  • Ojos hundidos.
  • Irritabilidad.

Adultos:

  • Sed excesiva.
  • Falta de orina.
  • Coloración oscura en la orina.
  • Cansancio y debilidad.
  • Mareo.
  • Aturdimiento y confusión mental.

Es probable que una deshidratación sin atender genere complicaciones graves, tales como:

  • Golpe de calor.
  • Complicaciones renales.
  • Convulsiones.
  • Choque hipovolémico.
  • Muerte.

Diagnóstico y tratamiento:

A través de la sintomatología, tu médico regularmente puede diagnosticar la deshidratación, ya que presentarás hipotensión arterial, ritmo cardiaco rápido, y problemas circulatorios en las piernas.

Como procedimientos confirmativos del diagnóstico puede solicitarte análisis de sangre y de orina.

El plan de tratamiento óptimo para revertir la deshidratación es la reposición de fluidos y electrolitos, aunque la técnica de reposicion puede variar dependiendo del grado de deshidrtación, los síntomas, las causas y la edad del paciente.

Cuando se trata de bebés y niños, se recomienda la ingesta de suero oral para reponer líquidos y electrolitos, mientras que en los adultos, beber abundante agua suele ser suficiente.

Sin embargo, en deshidrataciones graves, resulta indispensable acudir al área de Urgencias del Centro Médico ABC para recibir atención médica inmediata y prevenir posibles complicaciones severas que pueden poner en riesgo tu vida y la de tu hijo.

Centros y departamentos relacionados:

Urgencias
Medicina Interna
Radiología e Imagen Molecular
Laboratorio Clínico

Fuentes:

  • cdc.gov
  • msdmanuals.com
  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • healthline.com
  • medigraphic.com
  • Espinosa GMM, Daniel GAB, Durán CC, et al. Deshidratación en el paciente adulto. Rev Fac Med UNAM . 2021;64(1):17-25.
  • Boskabadi H, Zakerihamidi M. Prevalencia de hiperglucemia en la deshidratación hipernatrémica neonatal y su correlación con el pronóstico. Acta Pediatr Mex. 2020;41(6):249-256.
  • Piña BCE. Factores pronósticos de mortalidad por enfermedad diarreica aguda complicada en niños desnutridos. Cuba y Salud. 2018;13(3):58-64.
  • Figueredo GLI, Figueredo GCR, Otero FMJ, et al. Factores que influyen en la variabilidad de diarreas por parásitos. Policlínico »13 de Marzo». 2018-2019. Mul Med. 2021;225(1):.
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.