Dishidrosis

21:54 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

Se trata de un padecimiento inflamatorio cutáneo no contagioso que genera el desarrollo de ampollas de reducidas dimensiones la formación de pequeñas ampollas en las manos y los pies, cuyo interior contiene líquido, produciendo comezón y ardor de elevada intensidad.

Conocida también como eccema dishidrótico o dermatosis eccematosa, esta afección suele ser crónica, apareciendo y desapareciendo por temporadas, pudiendo surgir a cualquier edad, pero siendo más frecuente entre los 16 y 32 años.

El estrés, las alergias y la dermatitis atópica suelen ser las causas indirectas de su presencia, aunque su origen directo todavía se desconoce.

Síntomas:

  • Ampollas pequeñas en las palmas de las manos y pies.
  • En casos graves, pueden agruparse las ampollas produciendo una ampolla de grandes dimensiones.
  • Dolor.
  • Comezón.
  • Irritación.
  • Descamación.
  • Engrosamiento cutáneo.

Riesgos potenciales:

  • Exceso de estrés.
  • Contacto con metales como el cobalto y el níquel.
  • Tener piel sensible.
  • Padecer dermatitis atópica.

En la mayoría de los casos no suelen presentarse complicaciones y la sintomatología es leve, pero en otros, la comezón y el dolor son intensos, por lo que el hecho de rascarse continuamente incrementa las posiblidades de desarrollar una infección cutánea secundaria.

Diagnóstico y tratamiento:

Una vez que tu médico analice tu sintomatología e historial clínico, te realizará una revisión física que le ayudará a determinar la naturaleza de las lesiones y en caso de no estar seguro del diagnóstico, te solicitará pruebas adicionales para cerciorarse de que no se trata de otros padecimientos cutáneos.

El tratamiento dependerá de la magnitud de las lesiones y del grado de intensidad de la sintomatología, pero generalmente incluye:

  • Corticoesteroides.
  • Terapia de luz. 
  • Inmunosupresores. 
  • Toxina botulínica inyectada. 

Recomendaciones de prevención:

  • Evita rascarte la piel.
  • Mantén humectada la piel constantemente, especialmente tus manos.
  • Realiza higiene de manos con jabones suaves y agua tibia.
  • Abstente de utiizar detergentes o sustancias químicas irritantes.
  • Trata de no tener contacto con metales como el níquel, ya sea con objetos de este material o consumir alimentos que lo contengan, como:
    • Espinaca.
    • Tomate.
    • Cebolla.
    • Chícharo.
    • Cacahuate.
    • Col.
  • Utiiza guantes para llevar a cabo labores domésticas.
  • Controla tus niveles de estrés.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Centros y departamentos relacionados:

Medicina Interna
Radiología e Imagen Molecular
Laboratorio Clínico

Fuentes:

  • cun.es
  • merckmanuals.com
  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • msdmanuals.com
  • topdoctors.es
  • medigraphic.com
  • Perelló AMR, Santos DJC, Alonso SPMT, et al. Penfigoide dishidrosiforme. Med Cutan Iber Lat Am. 2012;40(4):112-114.
  • Domínguez GMA, Beirana PA, López CLD. Dishidrosis asociada a dermatitis atópica en un paciente preescolar. Rev Cent Dermatol Pascua. 2001;10(1):36-38.

Medicina interna

En Medicina Interna, ofrecemos un servicio de atención médica de prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológica, dermatológicas.

La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.