Centro Médico ABC > Padecimientos > Hemorragia subconjuntival

Hemorragia subconjuntival

21:56 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Hemorragia subconjuntival?

Se trata de un sangrado por una ruptura de pequeños vasos sanguíneos en la conjuntiva ocular, lo que ocasiona que la sangre se acumule en el espacio ubicado entre la conjuntiva y la esclerótica, provocando una mancha de color rojizo en el área blanca del ojo.

Por lo general, la hemorragia subconjuntival, también conocida como derrame ocular, no es grave ni genera complicaciones, desapareciendo sin necesidad de tratamiento en un par de semanas o un poco más, salvo que obedezca a alguna enfermedad subyacente que provoque sangrados recurrentes. En este último caso, será necesario recibir tratamiento para el padecimiento causante.

Existen diversas causas para que se presente una hemorragia subconjuntival, siendo las más frecuentes:

  • Diabetes.
  • Ingesta de anticoagulantes.
  • Ataques de tos intensos.
  • Infecciones virales.
  • Procedimientos quirúrgicos en los ojos.
  • Padecimientos que afectan la coagulación de la sangre.
  • Estreñimiento.
  • Realizar esfuerzos físicos grandes.
  • Estornudar demasiado fuerte.
  • Hipertensión arterial.
  • Vómito intenso.
  • Rascar o frotar con mucha fuerza el ojo.
  • Golpes.

Para prevenir una hemorragia subconjuntival se recomienda:

  • Medir tu presión arterial regularmente para evitar que se incremente.
  • Evita frotarte los ojos con mucha fuerza.
  • Si practicas deportes o actividades con riesgo de recibir algún traumatismo, utiliza lentes de protección.

Síntomas

  • Enrojecimiento ocular.
  • Mancha roja brillante en la zona blanca del ojo.
  • Irritación.
  • Sensación de molestia ligera.

Las posibilidades de que se presenten complicaciones son escasas, a menos de que se trate de un traumatismo severo que pudiera haber provocado daños de consideración en el ojo.

Diagnóstico y tratamiento

Una vez que el oftalmólogo analice tu sintomatología e historial clínico, te realizará una revisión ocular exhaustiva y una prueba para medir la presión arterial.

En caso de que sospeche que exista alguna enfermedad subyacente que pudiera ser la causante de la hemorragia subconjuntival, te solicitará una serie de estudios que le ayuden a descartar posibles afecciones y a confirmar el diagnóstico.

El tratamiento a seguir dependerá del origen de la hemorragia, pero, regularmente, si no existe alguna patología adicional, será exclusivamente la aplicación de gotas oftálmicas o lagrimas artificiales para humectar el ojo.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Fuentes:

  • aao.org
  • topdoctors.es
  • cun.es
  • medlineplus.gov
  • mayoclinic.org
  • msdmanuals.com
  • medigraphic.com
  • Quesada RMA, Montero CLB. Diagnóstico y manejo del síndrome de ojo rojo. Rev Med Cos Cen. 2009;66(588):235-240.
  • Barrera GBR, Torres AA, Somoza MJÁ, et al. Caracterización de los pacientes con traumatismo ocular en el área de salud ‘Julián Grimau’. MediSan. 2012;16(12):1831-1837.
  • García FL, Rodríguez RBN, Chiang RC, et al. Rotura ocular posterior traumática. Rev Cub Oftal. 2016;29(3):581-588.
  • Troyo BP. La hemorragia subconjuntival como predictor de hipertensión arterial sistémica reactiva. Med Sur. 2003;10(4):157-159.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.