Centro Médico ABC > Padecimientos > Síndrome de Gilbert

Síndrome de Gilbert

21:55 - 4 mayo , 2021

Padecimiento

¿Qué es Síndrome de Gilbert?

Se trata de un padecimiento hepático hereditario que se caracteriza por una anomalía funcional en la que el hígado no realiza un procesamiento adecuado de la bilirrubina, que es la sustancia amarillenta que se encuentra en la bilis y que se genera por la tarea hepática de descomponer glóbulos rojos envejecidos.

Esta afección, llamada también ictericia no hemolítica, porque su sintomatología es básicamente la coloración amarillenta de la piel y la zona blanca de los ojos o esclerótica, es relativamente frecuente y no representa mayores complicaciones para quien la padece, por lo que es común que se identifique de manera accidental en estudios de sangre que expresen altas concentraciones de bilirrubina.

El origen del síndrome de Gilbert es la presencia de un trastorno en el gen cuya función es la de controlar una sutancia enzimática que se encarga de la descomposición de la bilirrubina, propiciando que este pigmento no alcance a ser desechado a través de las heces, por lo que se concentra en la sangre en niveles superiores a lo normal.

En cuanto a las posibles complicaciones de esta enfermedad, se han identificado:

  • Potencialización de los efectos secundarios de algunos medicamentos, entre ellos, algunos de los utilizados para padecimientos oncológicos y VIH/SIDA.
  • Mayor riesgo de padecer cálculos biliares si padeces alguna otra afección que afecte los glóbulos rojos.

Síntomas

La sintomatología característica se circunscribe a la ictericia, que es la pigmentación amarilla en los ojos y la piel. Sin embargo, se han identificado una serie de factores de riesgo para detonar o acentuar el proceso ictérico:

  • Procesos de deshidratación.
  • Infecciones.
  • Cirugías.
  • Elevado consumo de bebidas alcohólicas.
  • Periodo menstrual.
  • Episodios de estrés.
  • Exceso de ejercicio.
  • Sueño escaso.
  • Gripe.
  • Alimentación frugal.
  • Ayuno prolongado.

Otros de los síntomas que acompañan a este trastorno son:

  • Cansancio.
  • Debilidad.

Diagnóstico y tratamiento

Si acudes con tu médico ante la presencia de síntomas ictéricos, él analizará tu historial clínico, te realizará una revisión física y te solicitará exámenes de sangre que incluyan los valores de función hepática para determinar si se trata del síndrome de Gilbert o de algún otro padecimiento del hígado, al igual que análisis de orina, si presentas orina oscura y abdomen adolorido.

Si la prueba de sangre indica alto nivel de bilirrubina y la función hepática no se ha visto afectada, se puede concluir que se trata del síndrome de Gilbert, aunque para confirmar el diagnóstico, se puede llevar a cabo una prueba genética definitiva.

Una vez establecido el diagnóstico, el médico te recomedará no incurrir en ciertas conductas que podrían desencadenar episodios ictéricos, pero no te prescribirá algún tratamiento específico, ya que los niveles sanguíneos de bilirrubina son fluctuantes y la ictericia desaparece por sí sola, aunque puede tener periodos de recurrencia.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Fuentes:

  • redaccionmedica.com
  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • msdmanuals.com
  • cun.es
  • topdoctors.es
  • medigraphic.com
  • Robert TV, del Valle DS, Durañones GS, et al. Pruebas de laboratorio en el síndrome de Gilbert consecutivo a hepatitis. MediSan. 2012;16(12):1823-1830.
  • González GX. Sindrome de Gilbert: Una hiperbilirrubinemia frecuente. Rev Med Cos Cen. 2009;66(589):285-287.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.