Centro Médico ABC > Consejos y prevención > Logra una lactancia más cómoda y segura

Logra una lactancia más cómoda y segura

lactancia comoda

Puntos claves:

  • No existe una única posición correcta para lactar, todo depende de las necesidades de cada persona.
  • El momento de lactar ayuda en gran medida a generar una conexión única entre madre y bebé.
  • Siempre hay que estar atentos a no tapar la nariz del bebé al momento de lactar e impedir su respiración.

Existen muchas posiciones para la lactancia y, aunque hay unas más recomendadas que otras, tú, como madre, encontrarás la que más te guste y las variarás dependiendo de cómo te sientas. Pero en cada una de estas variantes, lo importante es cómo ofreces la aréola, el pezón y la manera en que la boca del bebé las rodea, así como la posición de sus labios; siendo esto indispensable para cualquier posición señala la Dra. Yazmín Chirino Barceló, pediatra especialista en neonatología del Centro Médico ABC.

Cada vez que vas a amamantar y antes de empezar el proceso de alimentar al bebé es muy importante que busques comodidad, esto incluye haber ido al baño, contar con un snack a la mano y beber agua, la Dra. Chirino recomienda que bebas mínimo dos vasos de agua antes de cada toma, independientemente del agua que consumas a lo largo del día.

“La UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la lactancia materna, entre otros beneficios, estimula el desarrollo del cerebro y protege a los bebés contra las principales enfermedades”.1

Respecto a la comodidad, lo óptimo es tener almohadas que cubran la región lumbar y, de poderse, también colocar algunas en el hombro y brazos, todo esto para permitir que estés cómoda durante todo el proceso.

De esta forma se buscará generar una buena toma, que el bebé no te lastime el pecho, que haya una buena producción de leche y que también el bebé esté más cómodo.

Como ya se mencionó, no existe una posición única para la lactancia, sin embargo, la Dra. Chirino te da algunas opciones recomendadas que ayudarán a ser más llevadero este proceso, en función a las necesidades tanto del bebé como tuyas.

Posición reclinada

Mediante esta posición el bebé quedará directamente en tu pecho y su abdomen directamente sobre el tuyo, simulando una banda presidencial. Con el codo se detendrá la cabeza del bebé y con la mano detendrás la región glútea.

Una vez colocado el bebé en la posición correcta, la parte de la toma del pecho es importante, se buscará que sea desde la base y tú, con tu mano y dedo pulgar, comprimirás el pecho para ofrecerlo al bebé, quien deberá tomar la aréola por completo con su boca.

En caso necesario, puedes hacer ligeros movimientos para estimular al bebé y que logre abrir la boca. Aquí deberás vigilar que sus labios no estén mordidos, encontrándose perfectamente afuera.

Como recomendación, podrás presionar debajo de la barbilla del bebé, lo que permitirá que la lengua se comprima contra el paladar y estimule la succión.

Posición del balón

Esta posición es de gran utilidad en el caso de amamantar a bebés gemelos, aunque también puede ser utilizada para un solo bebé. En esta ocasión se debe colocar la cabeza del bebé al nivel del pecho y el cuerpo recargado en el brazo hacia el codo.

Aquí también se recomienda utilizar como apoyo almohadas para lograr un buen sostén del bebé. Además, de preferencia, que la silla o el sillón en donde te vas a acomodar par amamantar tenga brazos para mayor soporte.

En caso de alimentar a dos bebés, se repite la misma posición en el pecho y brazo contrario; para este tipo de lactancia se requiere la asistencia de alguien para lograr colocar a ambos bebés.

Un beneficio adicional de esta posición es que la nariz del bebé, o de los bebés, queda automáticamente liberada y puedes revisar que no se obstruya.

Posición de koala y posición de bailarina

Posición diseñada para situaciones especiales, como un bebé con bajo tono muscular, problemas de succión o prematuros en crecimiento. Para lograr esta posición, en lugar de colocar al bebé reclinado, se ubicará casi en posición vertical con la cabeza al nivel del pecho y el cuerpo sentado sobre tu pierna, puedes colocarte en horcajadas para un mejor control.

Para la posición de bailarina, sigue los pasos de la posición de koala, no obstante, se modificará en que la toma del pecho no es lateral, sino de la parte inferior.

Posición recostada

Empleada en la toma nocturna, esta posición te permite estar acostada de lado y ofrecer el pecho al bebé, quien estará de forma paralela.

Para este proceso es de vital importancia involucrar a tu pareja o estar acompañado, para que vigile que no te duermas.

Recomendaciones generales

La Dra. Chirino indica que, aunque existen muchas posiciones para la lactancia, tú, como mujer lactante, deberás elegir la o las que mejor se adapten a tu comodidad, situación actual y necesidades del bebé.

Recuerda que es muy importante estar vigilando la respiración del bebé, debido a que los bebés no tienen reflejo de asfixia, y en caso de que se tape la nariz con el pecho, o cualquier otra cosa, no podrán respirar y tampoco buscarán hacerlo. Así, tanto en la posición recostada, como en cualquier otra, deberás buscar no quedarte dormida al momento de darle de comer al bebé para evitar cualquier riesgo de asfixia.

Por último, la Dra. Chirino te recuerda que la mirada del bebé hacia ti durante el proceso de lactancia está llena de amor, por lo que es un momento para hacer conexión entre ambos y dar amor a través de esto.

Este contenido tiene fines informativos y no sustituye ninguna consulta con el especialista. En el Centro de Pediatría l Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada ¡Contáctanos! https://bit.ly/3JddVx7

Fuente:
Dra. Yazmín Chirino Barceló – Pediatra especialista en neonatología del Centro Médico ABC.
https://youtu.be/yDiG-IqRlNE
1 https://www.unicef.es/blog/8-consejos-lactancia-materna-eficaz

¿Cómo podemos ayudarte?