Hemostasia

21:59 - 4 mayo , 2021

Procedimiento

Índice

Contenido

¿Qué es Hemostasia?

Se trata de una serie de funciones orgánicas que actúan como un mecanismo de defensa del cuerpo ante las hemorragias internas o externas, ya sea deteniéndolas o previniéndolas.

La hemostasia es la facultad del organismo para mantener la sangre en los vasos sanguíneos en el momento en que ocurre alguna lesión, iniciando con la acumulación plaquetaria, la creación de coágulos para taponar una hemorragia, y una vez reparado el daño, disolver los coágulos formados.

La hemostasia consta de dos etapas:

  • Primaria:
    Cuando entran en función las plaquetas sanguíneas, acumulándose en la zona dañada para formar lo que se conoce como taponamiento hemostático de plaquetas.
  • Secundaria:
    A través de diversas proteínas plasmáticas como la fibrina, se genera un coágulo que tapona la lesión, impidiendo que la sangre salga.

El proceso de coagulación se debe a la puesta en marcha de diversas reacciones químicas en las que tienen un papel clave los 13 factores de coagulación conocidos, convirtiendo el fibrinógeno, que es una proteína soluble, en fibrina, de naturaleza insoluble, constituyendo así la estructura del coágulo.

La mayor parte de las proteínas que intervienen en el proceso de coagulación de la sangre son generadas en las células endoteliales vasculares.

Cuando existe una anomalía en el proceso hemostático, normalmente se debe a una insuficiencia plaquetaria conocida como trombopenia, a la falta de algunos factores de coagulación o a condiciones como:

  • Hemofilia.
  • Enfermedad de Willebrand.
  • Deficiencias congénitas en los factores de coagulación.
  • Problemas digestivos.
  • Infecciones virales.
  • Padecimientos autoinmunes.
  • Ingesta de anticoagulantes.
  • Deficiencia de vitamina C.
  • Trombocitopenia.
  • Hepatitis.
  • Cirrosis.
  • Uremia.
  • Embarazo.

Los estudios hemostáticos se enfocan en la medición plaquetaria y de los tiempos de protrombina y tromboplastina, los cuales suelen indicarse ante la presencia de casos como:

  • Sangrados recurrentes.
  • Tromboembolia pulmonar.
  • Trombosis venosa profunda.
  • Enfermedad de Von Willebrand.

Asimismo, para detectar una anomalía que pueda predisponer al paciente a padecer trombosis, se necesitan practicar pruebas moleculares de los factores de coagulación.

En el Departamento de Medicina Interna del Centro Médico ABC te brindamos servicios de atención médica con la más alta calidad y seguridad, desde la prevención, diagnóstico, tratamiento oportuno y seguimiento de patologías infecciosas, respiratorias, endocrinológicas, dermatológicas, reumáticas, nefrológicas, gastrointestinales, y hematológicas, tanto de padecimientos crónico-degenerativos como de cuadros agudos, mediante un modelo integral y multidisciplinario.

Centros y departamentos relacionados:

Fuentes:

  • topdoctors.es
  • mayoclinic.org
  • medlineplus.gov
  • msdmanuals.com
  • cun.es
  • medigraphic.com
  • Coenraad HH, Jaloma CAR. Tromboscopia calibrada automatizada en el estudio de los trastornos de la hemostasia. Rev Hematol Mex. 2012;13(1):25-31.
  • Zamora-González Y. Pruebas del coagulograma y componentes de la hemostasia. Utilidad para diagnosticar las diátesis hemorrágicas. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter. 2012;28(2):141-150.
  • Necoechea AJC. Factores trombogénicos. Rev Mex Cardiol. 1999;10(2):70-84.
  • Gómez CJC, López HP, Ramos HC. Valoración de sangrado y hemostasia en quirófano. Rev Med Hosp Gen Mex. 2000;63(4):288-290.

						
La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye bajo ninguna circunstancia o condición a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que pueda darle a la misma. En caso de requerir mayor información relacionado con el tema, le sugerimos contacte directamente al médico especialista de su confianza.