Centro Médico ABC > Cardiología > La taquicardia y sus efectos en el cuerpo

La taquicardia y sus efectos en el cuerpo

30 de abril 2024

Hombre presentando taquicardia y revisando su ritmo cardíaco en un reloj.

Se llama taquicardia al fenómeno en el cual la frecuencia cardíaca supera los 100 latidos por minuto, y esto puede ser originado por diferentes causas; a su vez, presentar taquicardia, puede desencadenar diferentes sensaciones en la persona.

Aunque presentar taquicardia de manera aislada no es sinónimo de nada grave, si esta situación se da de manera persistente o con ciertas características, es importante recibir atención médica especializada.

¿Por qué da taquicardia?

¿Qué es taquicardia? la taquicardia, también conocida como taquicardia ventricular, es un latido que comienza en las cámaras inferiores del corazón, los ventrículos, y se puede desarrollar a raíz de diferentes complicaciones médicas o de situaciones que está viviendo la persona.

Por un lado, está el estrés y la ansiedad que podrían provocar un aumento temporal en la frecuencia cardíaca, así como el consumo de cafeína u otros estimulantes.

Otra actividad que puede fomentar la aparición de una frecuencia cardíaca intensa es la práctica de ejercicios intensos.

Pero más allá de estas situaciones temporales, y en su mayoría autoprovocadas, existen algunas causas adicionales y de mayor riesgo para la persona, como:

  • Anemia severa: si la sangre tiene poca presencia de glóbulos rojos, puede provocar que el corazón trabaje más para lograr suministrar el oxígeno que el cuerpo necesita, esto aumenta la frecuencia cardíaca.
  • Fiebre: en ocasiones, la fiebre puede provocar que la frecuencia cardíaca normal aumente, esto es una respuesta del cuerpo al incremento de la temperatura.
  • Hipertiroidismo: cuando la glándula tiroides está hiperactiva, es posible que la frecuencia cardíaca aumente.
  • Niveles electrolíticos: cuando los electrolitos del cuerpo están en niveles anormales, como el magnesio o el potasio, se puede generar un cambio en la función cardíaca.
  • Problemas médicos: algunos padecimientos como la enfermedad arterial coronaria o la insuficiencia cardíaca también se relacionan a la aparición de taquicardia.
  • Trastornos del ritmo cardíaco: algunos trastornos afectan el ritmo cardíaco como la fibrilación auricular o el síndrome del nodo sinusal enfermo.

Existen más situaciones médicas que pueden aumentar el ritmo cardíaco; pero sin importar la causa, en caso de que una persona presente de manera recurrente o persistente la taquicardia, es importante buscar atención médica que permita determinar la causa y dar un correcto tratamiento.

Síntomas de la taquicardia

Más allá de un aumento perceptible en los latidos del corazón, superiores a las 100 pulsaciones por minuto, una persona que presenta taquicardia también puede sentir:

  • Angina o molestia en el tórax.
  • Desmayo.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • Mareo.
  • Vértigo.

Los síntomas de taquicardia pueden presentarse solo en algunas ocasiones porque en otras pueden no percibirse; su duración puede ser prolongada o breve y también se pueden presentar de manera repentina y desaparecer.

¿Con qué se quita la taquicardia?

Puedes tener la duda de cómo quitar la taquicardia, en primer lugar, para lograr esto se debe conocer la causa por la que se está presentando, así como la gravedad de los síntomas.

Dentro de las diferentes opciones para tratar la taquicardia se encuentra el manejo del estrés y la ansiedad, esto se puede lograr mediante técnicas de relajación u otras formas de terapia.

En ocasiones, el uso de medicamentos indicados por un médico ayuda a controlar la frecuencia cardíaca y que el ritmo cardíaco regrese a la normalidad.

Si la taquicardia es persistente o el uso de medicamentos no logra su objetivo, es posible requerir tratamiento mediante cardioversión eléctrica, procedimiento que restablece el ritmo cardíaco mediante una corriente eléctrica controlada.

Para la taquicardia supraventricular, se puede realizar la ablación por catéter, procedimiento donde se inserta un catéter en el corazón que permite destruir el tejido cardíaco anormal que causa la taquicardia.

En casos donde la taquicardia se origina debido a algún trastorno del ritmo cardíaco, puede ser necesario el uso de un marcapasos que permitirá regular el ritmo del corazón. También se puede utilizar el dispositivo CDI, desfibrilador cardioversor implantable, para tratar las taquicardias potencialmente mortales.

Más allá del tratamiento que permita atender la taquicardia, también es importante identificar y atender la causa para evitar que se repita.

La elección del tratamiento o de los tratamientos que una persona deberá seguir tiene que ser determinado por un médico para que sea el más adecuado y seguro posible.

¿Es mala la taquicardia?

La taquicardia es peligrosa en función a diferentes factores; por ejemplo, una persona que presenta taquicardia por realizar ejercicio intenso y su salud física es óptima, no representa un riesgo para su salud; por el contrario, alguien que presenta taquicardia por realizar ejercicio intenso, pero tiene algún problema cardiovascular, el riesgo es muy diferente.

Esto significa que una taquicardia transitoria y que no está asociada a otros problemas de salud no representa un peligro inmediato.

Pero para considerar que la taquicardia es un riesgo para la persona, lo principal que se debe analizar es que no sea una taquicardia transitoria, esto se considera cuando la taquicardia ha durado más de 30 segundos después de haber realizado actividad física o que la persona haya vivido una situación que provocó el aumentó del ritmo cardíaco.

Una taquicardia que ha durado más tiempo, aumenta el riesgo de desmayos, mareos, dolor de pecho, insuficiencia cardíaca, ICTUS, formación de coágulos sanguíneos y otros eventos de gravedad; y en caso de que la taquicardia no sea atendida de manera adecuada y temprana, puede traer consigo que el corazón experimente estrés excesivo, lo que se traduce en potencial daño a largo plazo para este órgano.

Si la taquicardia ha durado más del tiempo debido o que se presente de manera recurrente, es importante buscar atención especializada, ya sea con un médico de atención primaria o con un médico cardiólogo, quien revisará el estado de salud de la persona y encontrará la causa de esta situación. Esto permitirá dar una atención pronta que mejore el pronóstico de salud de la persona.

En el Centro Cardiovascular del Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada, en caso de presentar taquicardia ¡Contáctanos!

Fuentes:
MedlinePlus, MSD Manuals

¿Cómo podemos ayudarte?

    Ricardo Ostos

    Ricardo Ostos

    Content Creator

    Ricardo tiene la capacidad de transmitir información médica compleja de una manera accesible y amigable para que todos nuestros pacientes puedan comprenderla y beneficiarse de ella. Además, tiene un enfoque empático y sensible, ofreciendo información y consejos prácticos que realmente hacen la diferencia en la vida de las personas. #lavidanosune.

    Conoce más sobre Ricardo en LinkedIn