Cáncer piel ¿cómo se detecta y qué lo produce?

Puntos clave

  • Mediante el ABCDE del melanoma podrás identificar las características de este tipo de cáncer.
  • El uso de protector solar de factor 50 o superior será tu gran aliado contra el cáncer de piel.
  • El cáncer de piel se divide en carcinoma basocelular, el carcinoma epidermoide y melanoma.

Una de cada cinco personas desarrollará cáncer de piel a lo largo de sus vidas, indica la Dra. María Eugenia Solloa, dermatóloga especialista del Centro Médico ABC. El cáncer de piel se considera como el crecimiento acelerado, anormal y desorganizado de algunas de las células en la piel.

A grandes rasgos, los tumores de piel se dividen en tres tipos:

  • Carcinoma Basocelular. El basocelular aparece en las células basales de la piel, mostrándose como un pequeño bulto en la piel de varios colores, podría verse como una perlita en la superficie de la piel, un tono rosado o rojizo y, en algunos casos, podría ser un poco más pigmentado.
  • Carcinoma Epidermoide. Por lo general, este tipo de carcinoma se presenta más como si fuera una úlcera sobre la superficie de la piel, una pequeña llaga y podría estar cubierta de escamas, llegando a dar un aspecto más grueso, como si fuera algo verrugoso.
  • Melanoma. Este tipo de cáncer de piel es el menos frecuente, pero también es el más temido debido a que la mayoría de las muertes por cáncer de piel en el mundo se deben a él. En el melanoma detectaremos una mancha o lunar cambiando conforme vamos creciendo. No todo lunar significa melanoma, pero en caso de que el lunar tenga un crecimiento descontrolado, cambios bruscos en forma, color o su forma no es simétrica, deberás realizar una consulta con el dermatólogo.

Factores de riesgo en el cáncer de piel
De acuerdo con la Dra. Solloa, existen diferentes factores de riesgo que pueden provocar cáncer de piel: ser hombre ya que son más propensos a contraerlo; las personas mayores de 50 años y con piel blanca, aunque es importante saber que las pacientes de piel morena también lo pueden generar.

El factor más importante para el desarrollo de cáncer de piel es la exposición a la radiación ultravioleta, esta puede ser recibida por la luz directa o indirecta del sol o bien, por el uso de camas de bronceado. La Dra. Solloa indica que es normal en las camas de bronceado decir que no hay riesgo de desarrollo de cáncer de piel, pero es un factor reconocido en su aparición.

Los cambios genéticos, sobre todo en pacientes que tuvieron melanoma o familiares que han sufrido esto de generación en generación, han resultado en lo denominado como mutaciones y pueden causar este cambio en las características de las personas, así como en el desarrollo del melanoma.

Identificando un melanoma
Al hablar de melanoma existen 5 elementos que debemos buscar en los lunares o manchas, a esto se le conoce como el ABCDE del melanoma, indica la Dra. Solloa.

  • Asimetría. Normalmente los lunares, sin importar su forma, son simétricos si los llegamos a dividir en cuatro, pero en caso de que cuente con huecos o esta simetría se pierda nos orientará a sospechar de un melanoma.
  • Bordes irregulares. A diferencia de un lunar normal en donde el borde se puede seguir perfectamente, en el melanoma el borde tiene pequeñas muescas o irregularidades en la lesión.
  • Coloración. La coloración variada también es una característica, un lunar normal puede tener uno o dos tonalidades de color, pero en el caso del melanoma pueden existir varios tonos incluyendo café claro, café oscuro, zonas negruzcas, grisáceas o, incluso, azulosas, este es uno de los datos que deberán llamar la atención al revisar un lunar.
  • Diámetro. En general, el diámetro de un lunar convencional es menor a los seis milímetros y, en caso de que la medida sea superior a esto, se deberá tomar en cuenta para estudios de melanoma.
  • Evolución. La evolución se enfoca en revisar el crecimiento del lunar a lo largo de tu vida, puede que de pequeño o pequeña te haya salido un lunar y conforme creces este también va creciendo, pero si es de una manera estable, no hay problema, por otro lado, si el crecimiento se da de manera abrupta o es un lunar de reciente inicio y en poco tiempo se ha modificado su forma, deberás asistir con un dermatólogo para su revisión.

Medidas preventivas para el cáncer de piel
Es muy común la creencia que al estar en una oficina o en la casa todo el día, no necesitamos utilizar protector solar, comenta la Dra. Solloa, pero la realidad es que posiblemente en el lugar de trabajo o en casa tengamos ventanas o ventanales, los cuales permiten pasar la luz del sol todo el tiempo, razón por la cual sí necesitamos aplicarnos protector solar todos los días.

Pero si en tu día a día trabajas en el campo, en obras o al aire libre, es más importante aún que te protejas del sol con un factor de protección solar de 50 o superior.

Decidir cuantas veces deberás utilizar el protector solar al día varía en función a las actividades que realizas, por ejemplo, si estás todo el día sin exposición solar puedes utilizarlo una vez, pero si estás expuesto al aire libre, su uso deberá rondar cada cuatro horas. Si por tus actividades estás en contacto constante con agua (alberca o playa), sudor, limpiarte el cuerpo de manera recurrente o similar, la recomendación es protegerte la piel cada dos horas o, incluso, cada vez que percibas que se haya desvanecido el protector solar en tu piel.

Adicionalmente, la ropa es un gran aliado contra la exposición solar, pudiendo utilizar sombreros, pantalones, mangas, lentes y demás accesorios para proteger la mayor cantidad de piel posible, dejando el uso del protector solar en las áreas que no tengas protección por la tela.

Es importante que siempre te autoexplores, revises tu piel y que veas si está sufriendo cambios, en caso de tener dudas o sospechas, acércate con el dermatólogo o dermatóloga ¡no lo dejes pasar!

Este contenido tiene fines informativos y no sustituye ninguna consulta con el especialista. En el Centro de Cáncer del Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada ¡Contáctanos! https://bit.ly/3vk87gQ