Centro Médico ABC > Revista Digital > La depresión posparto en la lactancia

La depresión posparto en la lactancia

La depresión posparto en la lactancia

Puntos clave

  • Dentro de las sensaciones que tiene la depresión posparto se encuentra tristeza, cansancio, fatiga y la depresión en sí misma.
  • El proceso de lactar, junto con la búsqueda de apoyo de especialistas, puede ayudar a combatir la depresión posparto.
  • Lo principal para superar la depresión posparto es no dudar de ti misma y comprender que no estás sola en esta etapa de tu vida.

Aunque el “baby blues” y la depresión posparto son situaciones muy similares, en la primera, los síntomas duran únicamente las semanas inmediatas al parto, mientras que, en la segunda, la tristeza, el cansancio, la fatiga y la depresión misma se percibirán más severos y con mayor duración, indica la Dra. Consuelo Manero Soto, especialista en psicoterapia y salud mental del Centro Médico ABC.

Muchos países han incluido dentro de sus políticas de salud, la atención a la salud mental de las madres durante el embarazo y el puerperio. Se reconoce que, entre el 13% y 15% de las madres padece de depresión posparto.1

Referente a la mujer, la depresión posparto se genera a partir de los cambios físicos y hormonales que viven después del nacimiento de sus hijos, lo que podría desencadenar que afecte el proceso de lactancia materna.

En esta etapa de la vida, la mujer vivirá algo conocido como autoeficiencia, la cual guía el sentir durante el momento en que la mamá da de comer al bebé. Pero al sufrir depresión posparto, esta autoeficiencia se verá disminuida y hará que la mujer dude sobre su capacidad de hacerlo bien.

Como consecuencia de estas dudas, el periodo que emplea la mamá para lactar disminuirá, lo que afectará la cantidad de leche producida, haciendo dudar a la madre sobre su capacidad para alimentar al bebé. Esto se puede convertir en un círculo vicioso en donde la depresión posparto puede aumentar.

Ante esta situación, existen diferentes acciones que pueden ayudar a que tú, como mamá, te sientas mejor a la hora de dar de comer a tu bebé. Lo primero y más importante es dejar de sentirte culpable, esta situación es relativamente normal y se puede sobrellevar. También es importante que tengas confianza en ti, en tu cuerpo y en tu bebé, así como las personas que te rodean, entre quienes podría encontrar a alguien que vivió lo mismo y te puede aconsejar.

Aunque las otras personas no te pueden ayudar en el proceso de amamantar a tu bebé, puedes encontrar un apoyo en ellos para que te ayuden, esto puede ser preparando la comida, limpiando la casa o atendiendo a las visitas; de esta forma, podrás poner atención a ti, a tu bebé y al proceso de lactancia.

La Dra. Manero señala que, en consulta, existen dudas recurrentes que tienen las mamás con relación a la depresión y la lactancia.

La primera de ellas es ¿qué pasa si lloro cuando le doy de comer a mi bebé?, si esta situación sucede una o dos veces, o de manera muy esporádica, no tiene mayores complicaciones y se puede considerar normal. En estos casos, lo recomendable es buscar distraer los sentimientos de tristeza ya sea cantando, cambiando de actividad o incluso, bailando. Por otro lado, si la situación de llorar al alimentar a tu bebé es recurrente, lo mejor es consultar a un especialista que te ayudará a resolverlo.

El especialista también te podrá ayudar en caso de que tengas el sentimiento de no querer amamantar a tu bebé, o de incluso, no poder. Esta situación no significa que seas una mala madre, simplemente necesitas a alguien que te ayude a resolver las dudas que tengas.

Un gran temor que llegan a tener las mamás que padecen depresión posparto, es si esta depresión se puede transmitir al bebé. La realidad es que no sucede esto. Lo que sí puede pasar en un primer momento es que las sensaciones que ya tenías mientras tu bebé estaba en el vientre se las transmitas, lo que puede resultar en que el bebé se sienta incómodo, llore, no quiera comer o dormir. En este sentido, lo recomendable es asistir con un especialista médico o psicólogo, quien te ayudará a entender si tu bebé la está pasando mal porque tú la estás pasando mal o, tal vez, son otras cuestiones las que lo están afectando.

Lactar tiene como beneficio generar muchas sustancias en la madre, mismas que ayudan al cuerpo a estabilizar el estado de ánimo, con lo cual puedes ayudar a combatir la depresión posparto; siempre y cuando, también estés trabajando esto con un especialista, la familia o tu médico.

Existen muchos mitos relacionados a los tratamientos para la depresión, en donde se tiene la falsa creencia de que los medicamentos para tratar la depresión o ansiedad pueden hacernos daño o, incluso, dañar a nuestro bebé. Actualmente, existen muchísimos medicamentos que no se transmiten a través de la leche, lo que permitirá que la lactancia sea segura y sana.

En caso de sentir que sufres depresión posparto, o baby blues, en su caso, lo recomendable es hablar con tu ginecólogo o un psiquiatra, quien podrá orientarte perfectamente para conocer las opciones y combatir estas emociones.

La lactancia es un proceso personal y, como tal, poco a poco irás encontrando tu camino, tus formas y tus necesidades para sentirte más cómoda en el momento de darle de comer a tu bebé.

En el Centro de Obstetricia del Centro Médico ABC te podemos dar atención especializada ¡Contáctanos!

Fuente:
Dra. Consuelo Manero Soto – especialista en psicoterapia y salud mental del Centro Médico ABC
https://youtu.be/h6G2B1yVBP4
1https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/280078/2-depresionpostparto.pdf

¿Cómo podemos ayudarte?

    La difusión del contenido del presente material es únicamente para fines informativos y no sustituye, en ninguna circunstancia o condición, a una consulta con el médico especialista, por lo que el Centro Médico ABC no se hace responsable por el uso distinto que puedas darle. En caso de requerir más información relacionada con el tema, te sugerimos que contactes directamente al médico especialista de tu confianza.