Alimentación en
embarazo

El embarazo es una etapa de la vida muy importante, en la cual la alimentación juega un papel muy importante. Por medio de la alimentación se puede favorecer un adecuado crecimiento y desarrollo del bebé, así como promover una adecuada ganancia de peso para la mamá a través de un estilo de vida saludable.

A continuación, presentamos algunas recomendaciones que ayudarán a tener una buena alimentación durante el embarazo:

Síntomas

Debido a los cambios que se presentan en el embarazo, es común encontrarse con molestias gastrointestinales. Algunas recomendaciones para evitar el malestar son:

Náusea y Vómito
Se recomienda realizar comidas pequeñas y frecuentes, evitar olores fuertes, así como alimentos altos en grasa, picantes e irritantes. Es importante tomar suficiente agua en el día (2 litros) para evitar cualquier tipo de deshidratación. Otro punto importante es separar los alimentos sólidos de líquidos y se ha visto que comer galletas saladas o jengibre ayuda a aliviar las náuseas.

Reflujo
Se recomienda evitar acostarse después de comer por al menos 3 horas, dormir de manera semi-sentada, realizar comidas pequeñas y frecuentes, evitar alimentos que promuevan el reflujo (alimentos grasos, picantes, ácidos, tomate, bebidas carbonatadas y que contengan cafeína). Asimismo, se puede utilizar un antiácido en base a calcio (tomarlo con moderación) o antiácidos a base de magnesio.

Estreñimiento y hemorroides
En este caso es de suma importancia aumentar el consumo de agua a mínimo 2 litros al día y procurar consumir alimentos altos en fibra, por ejemplo, frutas y verduras con cáscara, cereales integrales, leguminosas, entre otras.

Recuerda, seguir estas recomendaciones fomentará un embarazo saludable; no olvides asesorarte con un nutriólogo para dar seguimiento a tu embarazo y promover una saludable ganancia de peso.

Síntomas

Debido a los cambios que se presentan en el embarazo, es común encontrarse con molestias gastrointestinales. Algunas recomendaciones para evitar el malestar son:

Náusea y Vómito
Se recomienda realizar comidas pequeñas y frecuentes, evitar olores fuertes, así como alimentos altos en grasa, picantes e irritantes. Es importante tomar suficiente agua en el día (2 litros) para evitar cualquier tipo de deshidratación. Otro punto importante es separar los alimentos sólidos de líquidos y se ha visto que comer galletas saladas o jengibre ayuda a aliviar las náuseas.

Reflujo
Se recomienda evitar acostarse después de comer por al menos 3 horas, dormir de manera semi-sentada, realizar comidas pequeñas y frecuentes, evitar alimentos que promuevan el reflujo (alimentos grasos, picantes, ácidos, tomate, bebidas carbonatadas y que contengan cafeína). Asimismo, se puede utilizar un antiácido en base a calcio (tomarlo con moderación) o antiácidos a base de magnesio.

Estreñimiento y hemorroides
En este caso es de suma importancia aumentar el consumo de agua a mínimo 2 litros al día y procurar consumir alimentos altos en fibra, por ejemplo, frutas y verduras con cáscara, cereales integrales, leguminosas, entre otras.

Recuerda, seguir estas recomendaciones fomentará un embarazo saludable; no olvides asesorarte con un nutriólogo para dar seguimiento a tu embarazo y promover una saludable ganancia de peso.

Alimentación durante
la lactancia

La nutrición juega un papel muy importante en la etapa de lactancia materna, ya que puede ayudar a la producción de leche y a favorecer un adecuado estado de salud para la mamá y el bebé.

La leche materna está compuesta por todos los nutrientes necesarios para un adecuado crecimiento y desarrollo durante los primeros meses de vida del bebé ya que contiene proteína, grasa, hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

Además de aportar beneficios al lactante, la lactancia materna aporta beneficios a la mamá. Dentro de estos beneficios se encuentran la pérdida de peso. La lactancia materna es un proceso que demanda mucha energía, por lo tanto, se ha observado que las mujeres que practican la lactancia materna tienden a recuperar más rápido el ganado durante el embarazo. Este beneficio se puede observar de manera significativa en aquellas mujeres que realizan lactancia materna por 6 meses.


Algunos puntos importantes para considerar:

Durante esta etapa las mujeres requieren un mayor consumo de energía.

Ya que la lactancia es un proceso que demanda mucha energía, es importante realizar 3 comidas principales, con 1-2 colaciones, así como llevar una dieta variada y equilibrada.

La dieta a realizar en esta etapa debe ser equilibrada, completa y variada.

Se deben incluir alimentos ricos en proteína (tanto animal como vegetal) como pueden ser carnes magras, pollo, huevos, lácteos, leguminosas (frijoles, lentejas, soya, garbanzo, etc.) y pescados bajos en mercurio. Asimismo, se recomienda el consumo de cereales y granos integrales, así como frutas y verduras.

Incluir diferentes alimentos a lo largo del día.

Los alimentos pueden darle diferente sabor a la leche, lo que puede ayudar a que el bebé acepte más fácilmente alimentos al momento de introducir alimentos sólidos. Se debe procurar incluir diferentes preparaciones y alimentos para poder obtener esta variedad. Un consejo es tratar de que el plato se vea muy colorido.

Al igual que en el embarazo, la proteína juega un papel muy importante durante la lactancia materna

Es por eso que se debe incluir en cada tiempo de comida, puede ser de origen animal y/o vegetal.

Durante esta etapa las mujeres requieren un mayor consumo de energía.

Ya que la lactancia es un proceso que demanda mucha energía, es importante realizar 3 comidas principales, con 1-2 colaciones así como llevar una dieta variada y equilibrada.

La dieta a realizar en esta etapa debe ser equilibrada, completa y variada.

Se deben incluir alimentos ricos en proteína (tanto animal como vegetal) como pueden ser carnes magras, pollo, huevos, lácteos, leguminosas (frijoles, lentejas, soya, garbanzo, etc.) y pescados bajos en mercurio. Asimismo, se recomienda el consumo de cereales y granos integrales así como frutas y verduras.

Incluir diferentes alimentos a lo largo del día.

Los alimentos pueden darle diferente sabor a la leche, lo que puede ayudar a que el bebe acepte más fácilmente alimentos al momento de introducir alimentos sólidos. Se debe procurar incluir diferentes preparaciones y alimentos para poder obtener esta variedad. Un consejo es tratar que el plato se vea muy colorido.

Al igual que en el embarazo, la proteína juega un papel muy importante durante la lactancia materna

Es por eso que se debe incluir en cada tiempo de comida, puede ser de origen animal y/o vegetal.

Nuestras
Ubicaciones

En el Centro Médico ABC estamos preparados para atenderte en cualquiera de nuestros campus las 24 horas / 7 días.

Campus Observatorio

Sur 136 No. 116, Col. Las Américas,
Álvaro Obregón, 01120, Cd. de México.

Tel. 55 5230 8000

Campus Santa Fe

Av. Carlos Graef Fernández 154, Col. Santa Fe,
Cuajimalpa, 05300, Cd. de México.

Tel. 55 1103 1600