ROSA: tecnología robótica en reemplazo de rodilla

ROSA: tecnología robótica en reemplazo de rodilla

El Centro Médico ABC se mantiene a la vanguardia poniendo al alcance de su cuerpo médico los últimos avances tecnológicos en beneficio de sus pacientes. El asistente robótico ROSA en intervenciones de reemplazo articular de rodilla permite a los ortopedistas del ABC que cuentan con la certificación para el uso del robot, lograr mejores resultados durante la operación y menor tiempo de recuperación. El uso del robot permite al cirujano una labor aún más precisa en el quirófano, realizando su cirugía en un menor tiempo.

La tecnología de cirugía robótica va a permitir una mayor precisión de la cirugía mediante la monitorización en tiempo real con sensores que se colocan durante esta para poder realizar una adecuada medición de los ligamentos y de los cortes que se realizan durante el procedimiento.

Al ser una cirugía menos invasiva debido a una menor liberación de tejidos blandos para una adecuada movilidad y alineación de la rodilla a operar, se tiene un mejor control en el dolor posoperatorio logrando que la estancia de los pacientes en el hospital sea menor y permitiéndole una mejor reincorporación a actividades de la vida diaria y una sensación más natural de la rodilla (prótesis).

Se usa en pacientes en los que se tiene que colocar una prótesis de rodilla, es decir, personas que presentan algún desgaste de esta articulación por cualquier motivo.

¿Qué es el desgaste de rodilla?

Esta condición afecta a aproximadamente el 10% de la población mundial mayor de 60 años, generalmente en mujeres y por ello, son en quienes, en el 56%, se realizan estas cirugías de reemplazos articulares.

Se trata de un padecimiento de larga evolución, esto es, que a lo largo de muchos años se va presentando desgaste del cartílago de la articulación que propicia que se exponga el hueso, por lo que en la rodilla puede “rozar” o “chocar” un hueso con otro.

Así, este cartílago desgastado va a producir varios cambios en la articulación y provocará que la rodilla se inflame, que la persona disminuya sus actividades cotidianas, dando como resultado que aumente de peso y con ello, que afectará la carga que sostiene la rodilla.

Habrá ocasiones en que, incluso, haya alteraciones en la marcha o claudicaciones, es decir, cuando la gente cojea o siente la necesidad de detenerse al caminar para descansar un poco. Dependiendo de si el lado en que se desgasta la rodilla es el interno o el externo, se notará inclinada hacia un lado o hacia otro.

Además, el cuádriceps que es el músculo del muslo se debilitará por lo que se tendrá menos movilidad para subir y bajar escaleras, contracturas, rigidez, crepitación (sentir que la rodilla truena) y, por lo tanto, se tolerarán caminatas pequeñas y en distancias reducidas. Al estar sentado o sentada, la persona presentará dificultad y dolor para reincorporarse o dar los primeros pasos.

¿En qué personas está indicada una cirugía para reemplazo articular?

En las personas que presentan las dificultades antes mencionadas es en quienes se recomienda realizar una prótesis total o recambio articular de la rodilla. Los principales motivos para realizar una cirugía son:

  • Dolor
  • Limitación funcional

De forma convencional, sin la asistencia del robot, es una cirugía con muy buenos resultados dándole a las personas una mejoría funcional y de dolor. Se trata de un procedimiento seguro y común.

¿De qué están hechas y cómo están compuestas las prótesis?

  • Componente metálico que va en el hueso de arriba (fémur)
  • Componente metálico que va en el hueso de abajo (tibia)
  • En medio (líner) y en la rótula hay un plástico hecho de polietileno

Materiales:
Fémur: cromo, cobalto o molibdeno
Tibia: titanio, aluminio o vanadio
Líner: polietileno
Rótula: polietileno

¿Por qué buscar una cirugía con tecnología robótica?

El asistente robótico ROSA (Robotic Surgical Assistant) es un sistema colaborativo que sirve para colocar las guías de corte que los cirujanos ortopedistas usan durante la cirugía con base en lo que planifican, por lo tanto, ayuda al cirujano a ejecutar con mayor exactitud la cirugía acatando las instrucciones que se le dan; el cirujano es quien realiza la toma de decisiones, el robot no lo hace por sí mismo.

  • Colaboración robótica en conjunto con el cirujano (no lo reemplaza)
  • Mayor precisión
  • Exactitud
  • Monitorización en vivo durante el procedimiento
  • Alineación
  • Predicción de implantes
  • Tecnología segura (alimentador continuo de energía)
  • Personalización (cada paciente es distinto)

Ventajas para el paciente:

  • Menor dolor posoperatorio
  • Menor tiempo de recuperación
  • Menor tiempo de estancia hospitalaria
  • Disminuyen las complicaciones
  • Aumenta la precisión en la colocación de implantes
  • Mejoría en la alineación
  • Menor tasa de readmisiones
  • Menor sangrado durante la cirugía
  • Menores tasas de aflojamiento o inestabilidad de la prótesis
  • Menor consumo de medicamentos
  • Sensación más natural de la rodilla
  • Menor tiempo de reincorporación a sus actividades diarias

Ventajas para el médico:

  • Mejor postura durante la cirugía
  • Menor índice de lesiones a largo plazo
  • Mayor precisión
  • Exactitud
  • Monitorización en vivo durante el procedimiento

Esta cirugía no la pueden hacer todos los ortopedistas o cirujanos de rodilla sino aquellos que cuentan con un certificado que avale el entrenamiento teórico-práctico que ha tenido y que se puedan aprovechar las herramientas del robot.