¿Cómo hablar de cáncer con un niño?

El cáncer puede ser un tema incomprendido para un niño, sin embargo, es importante ser sinceros y hablar siempre con la verdad de una manera en la que el menor logre entender la enfermedad.

El primer paso para hablar de cáncer con ellos, es buscar el tiempo y el espacio correcto en el que se sienta cómodo y donde sepamos que no habrá interrupciones. En caso de tener más de un menor en casa, se debe planear cómo hablar con ellos por separado. Esto con el fin de poder brindarle una información más personalizada y acorde a la edad de cada uno.

Es importante considerar los siguientes puntos en cuanto a la información que se le proporcionará al menor sobre el cáncer que padece el familiar:

  • El nombre y/o tipo de cáncer.
  • En qué parte del cuerpo se encuentra el cáncer.
  • En qué consiste el tratamiento.
  • Los cambios que habrá en sus vidas debido a la enfermedad.

La cantidad de información proporcionada al menor dependerá mucho de su edad, mientras más grande sea, necesitará información un poco más detallada (después de los ocho años).

Una manera fácil de explicarlo es decirles que nuestro cuerpo está conformado por células y que a veces aparecen células malas que hacen que la persona se sienta mal, pero que los médicos harán lo posible para ayudar a curar la enfermedad.

Puntos básicos:

  • Los niños tienden a sentirse culpables cuando sucede algo malo. Es muy importante aclararles que su familiar no tiene cáncer por su culpa o por haberse portado mal.
  • Se les debe explicar que el cáncer es una enfermedad que no se contagia con un beso o con un abrazo. Incluso puedes decirles los abrazarlos y las muestras de cariño son buenos para la persona enferma.
  • Es necesario informarles algunos de los efectos que producirá el tratamiento sobre el familiar enfermo, ya sea quimioterapia o radioterapia: pérdida de cabello, falta de energía, malestar general. Esto con la finalidad de que el niño comprenda que el adulto con el que antes solía salir a jugar, probablemente no se sienta en condiciones de seguir haciéndolo.

Es importante mantener una comunicación constante con los niños durante todo el proceso de la enfermedad, aclarar sus dudas y hacerlos sentir en confianza de hacer preguntas en cualquier momento.


Fuente:

https://www.cancer.org/es/tratamiento/los-ninos-y-el-cancer/cuando-alguien-en-la-familia-tiene-cancer/como-afrontar-el-diagnostico/como-decirle-a-los-ninos.html